2020-11-23

278.- ¡Todos los ateos sois iguales!


Autor: Riskov

El ateísmo es, en su sentido más amplio, la ausencia de la creencia en la existencia de las deidades. En sentido estricto, es el rechazo de la creencia de que cualquier deidad exista. En una definición aún más restringida, el ateísmo es específicamente la postura que defiende que no existen las deidades.

Así abre Wikipedia su entrada sobre ateísmo, apertura que me parece muy acertada y me va a servir para reflexionar sobre si todos los ateos somos iguales y, en consecuencia, seguimos una misma doctrina.

En una primera acepción el ateísmo es la ausencia de la creencia en la existencia de las deidades. Vamos a ver qué posicionamiento siguen los ateos definidos aquí.

Los ateos que no creen en dioses estarían adscritos al ateísmo denominado implícito, o negativo, o débil. Incluso al llamado ateísmo agnóstico. En este grupo el ateo niega la fe religiosa (recordemos que fe es aceptación de una doctrina religiosa sin pruebas). El individuo no cree en ninguna doctrina religiosa, por diferentes razones que no es menester detallar ya que se encuentran bien presentes por todo este blog.

A este tipo de ateos no hay que exigirles pruebas de que las deidades no existen porque ellos no argumentan de esta manera. Es al contrario, mientras no haya evidencias a favor de la/las deidades estas personas no creerán.

Es un posicionamiento intelectual cercano al agnosticismo. El único matiz es que el ateo no cree mientras no le presenten pruebas consistentes y el agnóstico suele expresar que no tenemos la capacidad de analizar la veracidad del gnosticismo (y tampoco cree).

En una segunda acepción el ateísmo es el rechazo de la creencia de que cualquier deidad exista. ¿Cómo se puede justificar este posicionamiento?

Considerando que las diferentes religiones son incompatibles entre sí cuando todas afirman ser la verdadera palabra de Dios, exigen una aceptación acrítica y ninguna puede demostrar ser más verdadera que las otras, el rechazo de todas ellas es bastante lógico.

Centrándonos en las dos religiones con más seguidores del mundo, la cristiana y la musulmana, nos podemos preguntar, ¿Cuál es la verdadera? Ambas tienen un libro sagrado que dicen que es perfecto, tienen seguidores de su respectivo líder que testifican que es verdad lo relatado, tienen milagros sobrenaturales y, sin embargo, ambas se contradicen.

Veamos la sura 4:157 del Corán:

"Y dijeron: Hemos matado al Mesías, Jesús, hijo de María, el Mensajero de Dios. Pero no le mataron ni le crucificaron, sino que se les hizo confundir con otro a quien mataron en su lugar. Quienes discrepan sobre él tienen dudas al respecto. No tienen conocimiento certero, sino que siguen suposiciones, y en verdad no lo mataron".

Es perfectamente racional rechazar ambas religiones. A esto se suma que tanto el cristianismo como el Islam tienen multitud de confesiones/ritos/sectas.

Otro punto de ataque es analizar los errores dentro de los libros sagrados, lo cual demuestra su humana imperfección.

Por todo ello, rechazan la creencia de las religiones y de sus respectivas deidades.

Y, por último, el ateísmo incluye la postura de que no existen las deidades. Este se denomina explícito, o positivo, o fuerte. ¿Cómo se puede defender esto? Veamos:

Considerando que las características de Dios son incompatibles (Gustavo Bueno, ver entrada 273), o el problema de la teodicea, o que el conocimiento adquirido permite explicar la naturaleza sin intervención sobrenatural, el posicionamiento intelectual del ateísmo positivo es racional.

También se puede argumentar que, estudiando las diferentes religiones, se puede comprender el desarrollo histórico de cada doctrina y su esencia mítica. Con esto, quedaría razonablemente demostrado que toda deidad es inventada.

¿El conocimiento adquirido permite explicar la naturaleza sin intervención divina y toda deidad predicada es inventada? ¡Pero esto no excluye que haya alguna deidad "escondida" que no se haya manifestado en ninguna religión! Bueno, contesta el ateo, pero esa supuesta deidad no interesa a nadie, es irrelevante por desconocida e inoperante (a nuestro nivel).

Por todo lo anterior, vemos que los ateos no constituyen un bloque intelectual monolítico y, consiguientemente, no siguen una doctrina determinada. Lo siento, nunca veremos una iglesia atea, salvo en las parodias.


Entradas relacionadas

126.- Por qué soy ateo
145.- ¿Son malos los ateos?
200.- El ateísmo es perfecto
207.- Sobre el Ateísmo Esencial Total
217.- ¿Se puede negar la existencia de Dios?
218.- Sobre la demostración de la inexistencia de Dios
273.- ¿Qué es el Ateísmo?



37 comentarios :

Jack Astron dijo...

Algunos apologistas cristianos alegan que islámicos y cristianos adoran al mismo dios, pero no es así.

En la entrada se menciona la versión islámica de la muerte de Jesús, diferente a la del cristianismo.

Se podría agregar que (en el islam) Jesús fue sólo un profeta enviado por dios, no un ser divino que hacía milagros. Tampoco resucitó: murió de muerte natural a los 120 años.

En lo que sí coinciden ambas religiones es en la virginidad de María.

Riskov dijo...

De joven e inocente creía que en los estudios de teología se aprendía mucho sobre religiones y se analizaban profundamente las otras doctrinas. Ya sabemos que no es así, que cada maestro religioso solo estudia su doctrina exclusivamente. Y ahí es donde pueden sacar ese pretexto de que todas las religiones predican al mismo dios pero de forma diferente. Lo cual ya hemos visto que no es verdad.

Bernat dijo...

Y no olvidemos que estamos hablando de las tres religiones del Libro. Si nos atenemos a otras, vemos claramente la diferencia entre unos dioses y otros, como ocurre en el hinduismo o el budismo.

Como decíamos en otro tema, la ciencia es la misma en todos los países. No ocurre lo mismo con las religiones. Algo que depende de la cultura propia es totalmente relativo y ya no puede ser científico.

A cualquier creyente, sea de la religión que sea, se le puede decir que si hubiera nacido en un país diferente no creería en el mismo dios.

Anónimo dijo...

Sin profundizar en etiquetas, me defino simplemente como ateo, como alguien que no cree en dioses. Empecé con mi dios regional (como latinoamericano, el dios cristiano, por supuesto![1]), tuve una leve estancia por el deísmo (dios de los huecos, el famoso: "debe haber algo ahí que puso en marcha el universo"), y de ahí a ninguna deidad, macho, hembra, singular, plural, antropomórfica o etérea, lo que sea.

Respecto al agnosticismo, pienso que está continuamente caricaturizado tanto por creyentes como por muchas personas en general, como una postura indefinida o "término medio" entre creer y no creer en dios. Esta etiqueta puede sonar mucho más "diplomática" que admitir directamente que uno es ateo.

Sin embargo, personalmente opino que el agnóstico es un ateo en la práctica, incluso teniendo en cuenta el concepto popular descrito recién, de lo contrario sería deísta, teísta, o cualquier otro tipo de creyente en deidades. En el fondo, la cuestión se reduce a que el agnóstico tampoco cree en dios, cosa en la que poco importa si puede o no saber (gnosis) sobre la deidad.

"Un agnóstico no es más que un ateo con sombrero de copa" - G.W. Foote[2]


----

{1} Ojo, con esto no digo que solo haya cristianos en Latinoamérica, ni solo musulmanes en el mundo árabe, ni exclusivamente budistas en Asia, lo que sería falaz. Sino que es mucho, mucho, más probable que así sea por la influencia de la sociedad y entorno. Hay excepciones, generalmente no muy bien recibidas y/o toleradas por el resto.

[2] https://thehumanist.com/magazine/march-april-2019/philosophically-speaking/philosophically-speaking-an-atheist-with-a-tall-hat-on-the-forgotten-history-of-agnosticism/

Pablo.

Riskov dijo...

Hola Pablo.

"Un agnóstico es un ateo vergonzante" (Gustavo Bueno).

Sintonizo con todo que dices. Y creo que tu caso tiene más mérito por provenir de una región más cristiana donde los ateos son una minoría mal vista (por tu escritura he deducido que eres latinoamericano, no sé si me equivoco).

Anónimo dijo...

Riskov dijo...
"...he deducido que eres latinoamericano.." - Efectivamente. Los ateos no somos precisamente los más queridos por estos lares - aunque, sospecho que es así en la mayor parte del mundo...

Volviendo a ciertos "agnósticos", viendo debates (mejor dicho, intercambios de opinión) entre usuarios de internet, ej. Youtube, noté que algunos de ellos no se identifican como tal sino hasta que el creyente les da una paliza[1] (teniendo la contraparte "agnóstica" poca o nula argumentación), y ahí recién saltan con la excusa de "no soy ateo, soy agnóstico..." e incluso se lanzan como agnósticos deístas ("¿Quién te dijo que yo no creo en dios?", después de haber tirado sendos dardos contra la creencia en dioses).

Tal vez piensan que eso resuelve todo el asunto, el creyente queda contento y el supuesto agnóstico queda en ridículo.


[1] Muchos apologistas, profesionales o "amateurs" son muy buenos con la retórica, red herrings, non sequiturs, Gish gallop* y cualquier otro recurso falaz para apabullar a la contraparte, especialmente si estos no se dan cuenta del empleo de esas estrategias.


*https://legosalogos.github.io/epistemofobia-gish-gallop/

Bernat dijo...

Un agnóstico es alguien que se queda a medias en la indagación sobre el tema. Normalmente, son personas que no se dedican a profundizar, sino que la filosofía "hasta el final" les viene grande, por lo que son perezosos en el arte de elucubrar.

Por eso mismo no tienen demasiados argumentos ni dominan el tema a la hora de debatir con un creyente. Y lo que más me fastidia de algunos de ellos es que a veces son más enemigos de los ateos que de los creyentes por aquello de que, según ellos, es imposible tener argumentos en contra de la existencia de Dios, por lo que ven a los ateos como presuntuosos, atrevidos o altaneros cuando se atreven a negar a Dios.

Kurqueto Grande dijo...

Buenos días, tanto tiempo.
Sigo sin entender, mejor dicho sigo rechazando de plano la afirmación de que "no existen pruebas contundentes de la inexistencia de dios".
¿Acaso no es una prueba apabullante la existencia del Covid-19 para demostrar con lujo de detalles que dios no existe?

Renzo dijo...

Totalmente de acuerdo, Kurqueto. Y ese sólo es un ejemplo de una lista larguísima; si dios -cualquiera de ellos, pero especialmente en de las tres grandes religiones abrahámicas- existiera y fuera como dicen los crédulo-creyentes, habría que abrirle una causa judicial con orden internacional de busca y captura, por delitos de lesa humanidad, impericia, negligencia y culpabilidad dolosa por el sufrimiento, dolor y muerte de millones y millones de seres vivos sintientes, durante la historia del planeta. En el supuesto Juicio Final, quien debería estar en el banquillo de los acusados es Dios, para responder ante sus víctimas y no al contrario.

Renzo dijo...

Bernat, como ya escribí una vez, sigo esperando que algun agnóstico me explique qué es lo que le plantea dudas, sobre si es real o no la existencia de dios, para hacerle adoptar esa postura de "no sabe, no contesta".

Bernat dijo...

Renzo:

Insisto en que el agónstico, como norma general, es un perezoso mental que no ahonda lo suficiente en la materia por desidia o, por falta de interés. Se declara agnóstico por vía rápida y por comodidad.

Renzo dijo...

Estoy de acuerdo contigo Bernat, para mi la evidencia de su pereza o ignorancia es lo que comentaba, no son capaces de argumentar coherentemente qué es lo que les hace pensar que "igual dios existe, pero no somos capaces de entenderlo". Los ateos generalmente planteamos objeciones claras, y en muchos casos con el soporte de la Ciencia, cuando argumentamos contra la existencia de dios; el "quién sabe" de los agnósticos me parece una cobardía intelectual

Bernat dijo...

Kurqu:

Permíteme que haga por un momento de abogado del diablo. El hecho de que existan muchas calamidades en ese planeta que provoquen sufrimiento, no significa nada respecto de la existencia de Dios.

Si hablamos del dios filosófico, el motor inmóvil de Aristóteles, el sufrimiento de la humanidad no le afecta nada. Si hablamos del Dios bíblico, tampoco ese hecho va contra su existencia, sino que tan sólo -y como insiste tantas veces Renzo- demostraría que ese dios es un perfecto canalla.

Lo que sí es cierto, es que el Dios benevolente y todopoderoso se contradice con el sufrimiento humano, tal como ya se hacía eco Epicuro, pero no demuestra su inexistencia.

Riskov dijo...

Si hablamos del Dios bíblico, tampoco ese hecho va contra su existencia, sino que tan sólo -y como insiste tantas veces Renzo- demostraría que ese dios es un perfecto canalla.

Perfecto, al fin y al cabo. Bueno, era una broma. Voy a intentar defender a una parte de los agnósticos:

Los agnósticos que no definen a dios es razonable que suspendan el conocimiento ante el dios filosófico. No sería aplicable al dios del libro, el cual tiene evidencia aplastante de que se trata de mitos antiguos.

Normalmente el agnóstico se comporta y vive como un ateo; aquí es donde muestra una falta de actividad intelectual, un poco gandul, como bien decís.

También es cierto que culturalmente el agnosticismo se ha considerado más refinado y no tiene las connotaciones negativas que le han puesto al ateísmo.

Dice el mito que Satanás promueve el ateísmo, no el agnosticismo.

Jack Astron dijo...

La epidemia de Covid-19 ha dejado en ridículo a curas católicos, pastores evangélicos y clérigos islámicos.

Todos sus murmullos, gritos y cánticos han probado ser completamente inútiles. Su porfía en seguir celebrando ritos masivos los ha llevado a la muerte.

Sólo la ciencia ha podido combatir el virus. El mismo Trump, que en abril esperaba con una mano en el corazón que todo acabara para semana santa, se recuperó en corto tiempo porque recibió la mejor medicina disponible.

Riskov dijo...

La epidemia de Covid-19 ha dejado en ridículo a curas católicos, pastores evangélicos y clérigos islámicos.

Pero estimula a los apocalípticos, como los Testigos de Jehová, mormones y algunos otros integristas. ¡En los últimos días serán calamidades y El Señor ya no os escuchará!

Supongo que una vacuna eficaz les desmentirá y les servirá para reflexionar racionalmente y dejar su integrismo. Dejadme soñar...

Bernat dijo...

Supongo que una vacuna eficaz les desmentirá y les servirá para reflexionar racionalmente y dejar su integrismo. Dejadme soñar...

Dios te escuche

Riskov dijo...

Jack, sales en la entrada de hoy del Escepticodejalisco.
¡Estamos conectados con el mundo!

Jack Astron dijo...

Gracias por el dato, Riskov.

No conocía ese blog. Lo agregué a la "Lista de Blogs".

Este blog ha sido citado en otras ocasiones, pero esta es la primera cita positiva que recuerdo :-)

Saludos.

PD: durante la última semana el número de visitas diarias se ha multiplicado unas cuatro o cinco veces. Se puede ver en el gráfico que coloca Google al lado izquierdo del contador de visitas.

Sherlock Holmes dijo...

Un artículo sobre las distintas posiciones dentro del espectro agnóstico-ateista, es innecesario ya que es algo obvio, veo más este post como un respuesta de un ideólogo ateista contra un líder religioso, que un post para un nicho ateo per sé

Sherlock Holmes dijo...

El ateo comete el mismo error del creyente -asegurar un hecho sin pruebas-

En este caso es imposible asegurar la inexistencia de Dios, dioses etc. Ya que nadie tiene pruebas para determinar su inexistencia

Yo comprendo que esto es absurdo en primera instancia, ¿Y es que como compruebo algo que no existe? «eso es ridículo» sin embargo hay una respuesta: Aun no existe un método para lograrlo, quizá en un futuro tal vez, míentras tanto debemos asumir que probablemente no hay uno

«Por supuesto ni hablar de demostrar que Dios existe, eso ya es ir hacia la tierra de la fantasía»

En conclusión no se debe decir: Dios no existe
Se debe decir: Probablemente Dios no existe

Por lo que los agnósticos no estan tan errados

Sherlock Holmes dijo...

Aclaracion: Claramente el autor del artículo es comentarista en este Blog, y este post no es una respuesta para un cristianismo fantástico o algo así, solo digo que me da la sensación de que es mas un mesaje dirigido a alguien, que un artículo como tal

Renzo dijo...

Bueno, con un padre intelectual que creía firmemente en espiritismo, tampoco es de extrañar el tipo de comentario de Sherlock.
Ni tampoco es nuevo, ni original. Situar en igualdad de condiciones la existencia y la inexistencia de Dios es otra de las absurdidades de algunos autodenominados "agnósticos", seguido de coletillas del estilo de "la Ciencia no lo sabe todo...", "Quizás algún día se pueda demostrar..." o similares. No dejan de ser un enfoque prácticamente igual al del "Dios de los huecos", pero más timorato.
Pero nada, sigamos por ese camino en el que todo lo que no se puede demostrar que no existe, debe tratarse como una posibilidad hasta que se puede demostrar su existencia o no. Así que voy a proponer una nueva asignatura en Astrofísica: el estudio de la galaxias de natillas con tropezones de chocolate. En la infinitud del Universo, otra cosa que no se ha podido demostrar aún, ¿quién sabe si no existen ese tipo de formaciones? Mientras tanto podemos especular libremente sobre sus propiedades, además tenemos el conocimiento de los elementos que las forman al alcance de la mano, así que imaginemos su comportamiento gravitacional, sus interacciones con otas galaxias próximas de naturaleza convencional, cómo serán sus estrellas y planetas (¿el chocolate con o sin azúcar, con leche o solo cacao, al 50, 70, 90 %?) y todo lo que se nos ocurra, total, la Ciencia no conoce la totalidad del Universo y no puede asegurar que en el futuro se descubra una galaxia de ese tipo, así ya estaremos preparados cuando llegue el momento...si llega.
Venga, lo dejo, tanta idiotez me puede, ya estoy cansado de las memeces de los "quién sabe..." y, para que quede claro, el dios bíblico no puede existir tal y como está reflejado en el texto y tal y como lo creen los creyentes, no hay probablemente que valga.

Riskov dijo...

Buenos días Sherlock.

La coletilla de "probablemente" pudiera valer en el caso de no contar con ningún dato para el análisis. Sin embargo, si consultas las entradas nº 157, 161, 193, 210 a 214 y/o 234 verás como justificamos que el dios monoteísta abrahámico es claramente un mito. Si consultas las entradas 126, 217, 218 y/o 245 verás argumentos contra una deidad creadora.

Considerando lo anterior, el "probablemente" o el "suspendo el juicio" de los agnósticos se me antoja un salida airosa para no declararse ateo en una cultura que aún nos estigmatiza. O una pereza intelectual.

Te invito a que consultes algunas de esas entradas y nos analices algún argumento expuesto.

Riskov dijo...

Estoy recordando el autobús ateo que recorrió algunas ciudades y que dio que hablar. Decía: "Probablemente Dios no existe. Disfruta la vida". Esto parece dar la razón a Sherlock pero...

A Hawkins (organizador) le preguntaron por el motivo y respondió que no le gustaba mucho el "Probablemente" pero decidieron incluirlo por lanzar un mensaje más suave, sobretodo ante el público anglosajón, más "cuadrado".

Aun así, molestó mucho y llovieron críticas, lo cual dio más resonancia a la campaña.

Y una última cosa, Sherlock: como puedes ver en la entrada, no todos los ateos argumentan "Dios no existe". Ejemplo:
Si un judío nos dice que Dios es el del Antiguo Testamento y su pueblo elegido es el judío un ateo puede contestar que rechaza esa proposición sin tener que demostrar su inexistencia. No "suspende el conocimiento" ni dice "probablemente"; simplemente rechaza.
Me parece una posición lógica. ¿Y a ti?

Bernat dijo...

Puestos a inventar seres inverosímiles, yo soy forofo de las moscas cojoneras licenciadas en física cuántica. ¡¡Que alguien me demuestre que no existen!!

Juan D.D. Victo dijo...

Hay algo que suele faltar cuando se habla de ateísmo, creyente, agnóstico, etc., y es que hay diferentes tipos de creencias.
Veo que en el post inicial se refiere siempre a "creencias" como aquello que se piensa o se sostiene que es cierto sin prueba científica alguna (y descartando arbitrariamente evidencias científicas en contra).
En ese caso son creencias tanto creer que el horóscopo funciona, en la mala suerte que proporciona que se te cruce por delante un gato negro, además de todas las demás relacionadas con la existencia de deidades.
Pero queda quizás la que más representa al "creyente" es que este sostiene, "cree", que hay una interacción entre esa deidad (o esas deidades) y el creyente; "le rezo... me responde. Le pido... me da. Sé que está ahí observándome..."
Resumiendo: hay una clara diferencia ente "creencia en al existencia de una deidad"
y "creencia en una relación con deidades"
En este caso concibo al ateo como aquel que puede tener una creencia de que algo es correcto o cierto (y que no lo es), pero no lo sabe, pero no tiene ninguna relación con alguna deidad/divinidad.
En este caso. la mayoría de los autodenominados 'agnósticos' son ateos... pero no lo saben o no lo quieren admitir.

Riskov dijo...

Hola Juan. No llego a entender bien tu mensaje pero voy a atreverme a hacer algunas aclaraciones.

En este blog hemos establecido la diferencia entre "creencia en la existencia de una deidad" y la "creencia en una relación con deidades". Lo primero es el concepto de deísmo y lo segundo es el teísmo.

Yo ya me declaré agnóstico respecto al ser deísta y ateo frente al teísta. Este es fácil de refutar.
Varios de los participantes aquí son ateos frente a ambos conceptos y podrán responderte.

Y respecto a los creyentes, tratamos fundamentalmente el tema de las creencias religiosas porque es el título del blog.

Sherlock Holmes dijo...

"verás como justificamos que el dios monoteísta abrahámico es claramente un mito."

Por supuesto que El Dios Judeocristiano es un mito, por supuesto que todos los dioses de la humanidad son un mito

La cuestión es Determinar si existe una fuerza creadora (quizá una fuerza de la naturaleza como , gravedad, electromagnéti , etc), a la que pueda calificarse como Dios en un sentido mas amplio y condicionado

Por supuesto que todo esto es una especulación

Sherlock Holmes dijo...

Claro que si, por el Contrario, es el Creyente quien debe demostrar su creencia

Por otro lado, ningún creyente puede demostrar ninguna creencia debido a la naturaleza irreal de estas últimas

Renzo dijo...

En realidad declarase agnóstico respecto al deísmo no difiere, en la práctica, de ser ateo frente al deísmo.
Especular sobre lo que no sabemos está bien para acompañar unas cervezas o para el café de sobremesa, pero no da para mucho más. Una entidad que queda fuera de cualquier posibilidad de estudio es indistinguible de una inexistente e imaginada por la mente de quien se la plantea. Ponernos a debatir sobre si existe o no, sobre si, de existir, creó nuestro Universo en un acto de voluntad o bien somos fruto de sus flatulencias, eructos, caspa o pelusillas de su ombligo, son ganas de perder el tiempo inútilmente.
Hasta hoy nada de lo que hemos descubierto sobre el funcionamiento de lo existente necesita recurrir a una entidad sobrenatural, superconsciencia cósmica o como queramos denominarla. Que no tengamos, aún, las respuestas a todas las preguntas, no debería ser un cheque en blanco para empezar a imaginar y elucubrar sobre cualquier fantasía que se nos ocurra, por muy fascinante y tentadora que resulte y por muy coherente y lógica que sea su construcción, hacerlo no es ni racional ni intelectualmente serio y honesto.

Bernat dijo...

Sherlok:

La cuestión es Determinar si existe una fuerza creadora (quizá una fuerza de la naturaleza como , gravedad, electromagnéti , etc), a la que pueda calificarse como Dios en un sentido mas amplio y condicionado

Una fuerza creadora, como podría ser el Big Bang, o una gravedad o un electromagnetismo, no pueden ser nunca "Dios" tal como entendemos dicho término.

Dios, así, en mayúscula, es un SER. No es una simple fuerza física inerte; y hay una diferencia abismal entre una fuerza física, sin más, y un Ser con todas las características que ello supone, tal como inteligencia, voluntad, conciencia, etc.

Intentar identificar a Dios con una fuerza fisica creadora, es un intento deshonesto de colarnos a Dios por la puerta trasera.

Sherlock Holmes dijo...

Por eso utilicé la palabra «condicionado», y jamás lo amalgamé con el Abrahamico

Bernat dijo...

Es que, aunque pongas la palabra "condicionado" eso no justifica que una fuerza física inerte pueda ser Dios, ni condicionado ni nada de nada.

Sherlock Holmes dijo...

¿Sabes? Es cierto No lo Justifica, Pero de cierta forma tampoco lo descarta (aunque lo mas seguro es que no)

Riskov dijo...

¿Y si hay algo que no sabemos qué es, que hace algo y no hay manera de detectarlo?

¿Y? ¿En qué nos interesa y como podemos estudiarlo? ¿Vamos a debatir sobre ese presunto algo desconocido sin poder estudiar nada de ello?

Para poder debatir se requiere una concreción sobre el presunto ser y/o sobre sus efectos. Si no podemos aseverar nada de él ni de sus efectos ¿qué nos pides?

Dices: es que no se puede descartar. Pero tampoco podemos decir nada. Ese no es el concepto Dios sobre el que se discute.

Es cierto que la ciencia está siempre abierta a nuevos conocimientos, dejando la puerta abierta a todas las posibilidades, pero la ciencia avanza sobre conocimiento comprobado y no sobre especulaciones. En este sentido, hoy día no hay nada sobre ese concepto que nos has traído.

Por lo que a mí respecta, "eso" es completamente irrelevante.

Bernat dijo...

Cierto, Riskov. Especular sobre "algo" de lo que no sabemos nada, ni siquiera tenemos un mínimo indicio de lo que podría ser, es lo mismo que cribar humo.

La especulación debería siempre obedecer a ciertos indicios y a posibilidades fácticas y no a imaginaciones humanas provenientes de la ignorancia y la superstición.