2018-09-02

226.- Por qué ninguna reliquia de Jesús puede ser verdadera


Autor: Bernat

De repente, allá por los primeros años del siglo I, se presenta ante la sociedad judía un individuo llamado Pablo de Tarso, quien afirma que en el camino de Damasco se cayó del caballo por culpa de una visión. "Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?" Esa fue la frase que según el visionario oyó. Se trataba de un tal Jesús que había sido crucificado por los romanos por sedición o rebelión.

Ese mismo Pablo empezó a predicar todo lo que se le había informado en la visión: que ese Jesús era hijo de Dios y que había venido al mundo para salvar a la humanidad y bla, bla, bla. Ahí empezó todo. Años más tarde surgieron los primeros escritos llamados evangelios que supuestamente contaban "la auténtica verdad de Dios".

El cristianismo empezó a funcionar. Los primeros líderes cristianos se organizaron jerárquicamente y dieron forma paulatinamente a dicha religión tomando una fuerza que ni el mismo Pablo habría imaginado. Tanto fue así, que el emperador Constantino la adoptó como religión oficial del Imperio. Estamos en el año trescientos y pocos, principios del siglo IV.

Cierto día, a la madre de Constantino, que era muy devota, se le ocurrió la brillante idea de ir a Tierra Santa a buscar las famosas reliquias que hoy todavía están esparcidas por gran cantidad de iglesias católicas, sobre todo, italianas.

Vamos a ver. Pablo empezó a predicar unos veinte años después de que Jesús hubiera muerto. Jesús no fue un hombre importante hasta que Pablo empezó a convertirlo en hijo de Dios. Si hasta entonces no era importante, se supone que Jesús, después de muerto, habría sido ignorado como cualquier otro hombre no importante y la relevancia de dicho personaje fue muy lenta y sólo en un contexto social muy reducido.

Supuesto trozo de la cruz de Cristo
Tan poco importante fue Jesús, que para escribir los evangelios, sus autores –que no fueron testimonios directos de la vida del hijo de Dios- tuvieron que indagar por vía oral –de boca en boca- lo que la gente recordaba de él. Así se escribieron los evangelios.

Dicho todo esto, hay que preguntarse cómo Helena pudo encontrar la cruz en la que murió Jesús -trescientos años después de su muerte- y todo lo relacionado con él si no era una persona relevante de la que pudieran guardarse todas esas reliquias. Lejos de ello, se supone que la cruz bien podría haber sido utilizada –reciclada, diríamos hoy- para otras crucifixiones. Dudo mucho que los romanos fabricaran cruces de "usar y tirar". Mucho menos se pudo guardar su prepucio, teniendo en cuenta que a la temprana edad en la que se hacía esa operación menos podían sus padres prever que sería el hijo de Dios. Ni siquiera el supuesto cáliz, ni los clavos, ni el sudario –si es que esos objetos existieron de verdad y, más bien, fueron inventados por los evangelistas para dar pábulo a un personaje que requería fuera investido de divinidad- pueden reclamar un mínimo de historicidad por su irrelevancia en aquellos momentos en los que Jesús fue crucificado.

Nada más y nada menos que trescientos años después de la muerte de un hombre cualquiera, se pretende que esos objetos fueran hallados. Es más, de hecho, creo que Helena ni siquiera los obtuvo de gente que sí los guardaba. Y si así hubiera sido, uno se pregunta hasta qué punto eran fiables los supuestos "guardianes" de reliquias.

Cuando Jesús empezó a tener la suficiente relevancia como para que se guardaran sus objetos personales, éstos ya habrían desaparecido, o bien no tendrían por qué encontrarse tan fácilmente trescientos años después.

La iglesia incipiente usó y abusó de la mentira piadosa por la que se justifica el fin con los medios. Todo vale para hacer valer la palabra de Dios.

24 comentarios :

WALRUS dijo...

El relato de la resurrección es un relato mágico, sobre todo en Juan. Y como todo relato mágico se lleva muy mal con la odiosa pregunta por el detalle. Por qué Jesús comía igual? Por qué seguía con las llagas abiertas? De donde sacó su nueva túnica? Respiraba Jesús?
No está hecho para preguntar, sino para creer sin odiosas e incómodas preguntas. Suspende el razonamiento y cree esto. Listo.

Así Helena "sabe" cuáles son las reliquias válidas porque... tienen poderes!! Obviamente, un método milagroso!!😉😉

Carlos Castañeda dijo...

Las reliquias fueron un gran negocio en la Edad Media, daba igual que se veneraran tantos fragmentos de la Vera Cruz que con ellos se pudieran hacer muchas cruces.

El sudario de Turín aparece en el siglo 14, es descabellado conectarlo como origen a un remoto lugar de Palestina del siglo 1. No hay data en ese intervalo tan amplio. Sólo por mencionar algo que no cuadra.

Tal pareciera que no hay límites para la estupidez humana.

Riskov dijo...

Hay muchas reliquias en innumerables iglesias esparcidas por todo el orbe católico. Si se juntaran todas ellas, incluso las menos famosas, reconstruiríamos varias cruces.

Es imposible que todas sean verdaderas; más bien ninguna lo es. Pero son objeto de veneración y, por ende, negocio religioso.

La ICAR bien lo sabe. Incluso en el caso de la síndone, en la cual reconoce solo que es objeto de veneración pero no se pronuncia sobre su historia real. Y es que ella misma solicitó la prueba de datación; quedaría mal si reconoce la realidad (que es una pintura) pero también si niega esto último. Su actitud es la de la ambigüedad. Como en la teología.

Jack Astron dijo...

Otro problema con el sudario: el sujeto se está cubriendo los genitales con las manos, lo cual sería innecesario si estuviera cubierto con el trapo, pero necesario si lo crearon para exhibirlo.

Carlos Castañeda dijo...

Lo último es que unos investigadores han estudiado la configuración de manchas de supuesta sangre de la túnica medieval y han establecido el paralelismo con experimentos realizados sobre maniquíes, encontrando que el análisis forense indica que las trazas de la tela no se corresponden con ningún patrón de exanguinación de un ser humano en las más diversas posturas.

O sea, la representación imprecisa de un cuerpo, falso, por más que algunos ingenuos teodependientes insistan en creer que es real.

Esos tipos casi me dan lástima.

Bernat dijo...

Por otro lado, la figura que tradicionalmente se conoce de Jesús, tal como un hombre alto, delgado, con pelo largo y barba (que es como se le representa en el sudario) es un invento de la edad media, creo. En un documental antropológico, se hizo un estudio sobre cómo podría ser en realidad Jesús físicamente, y salía un hombre bajito, rechoncho y calvo.

Renzo dijo...

"En un documental antropológico, se hizo un estudio sobre cómo podría ser en realidad Jesús físicamente, y salía un hombre bajito, rechoncho y calvo."

Y con mucha probabilidad, con pulgas, piojos, sarna, tiña y alguna ETS.

"Otro problema con el sudario..."

Uno más de tantos. Es lo que les pasa siempre, se les va tanto la mano inventando superpoderes y atributos superfantásticos e imposibles, que luego tienen que ir parcheando a diestro y siniestro para salvar (sin éxito) todas las contradicciones que surgen de haber otorgado esas características a diosito y a jesusito.

Carlos Castañeda dijo...

Afortunadamente, la gente ya no es tan inocentona como antes.

La irracionalidad aun toma fuerza en los tontos, pero ya no tanto en la religion, menos en sus reliquias.

Hasta la ONU está presionando al corrupto Vaticano para que deje de encubrir y se ponga a transparentar abusos y violaciones a menores.

Jack Astron dijo...

En respuesta a la difusión de esta entrada en redes sociales, M. B. (católica) respondió:

Querido Jack Astron, he leído tu artículo y no me ha sorprendido descubrir varios errores que te voy a exponer. [Le aclaré que no era mi artículo].

Y digo que no me ha sorprendido porque los ateos cometéis muchos errores tanto bíblicos como teológicos, por eso estoy convencida que ninguna persona que haya estudiado en condiciones la Biblia o la teología, aunque sea parcialmente, puede ser "muy ateo", pero te digo los errores:

En primer lugar, Pablo no se cayó de ningún caballo, esa es una de tantas cosas que la gente, a fuerza de repetirlas se las ha creído. Busca en la Biblia y no encontrarás ni un solo versículo donde diga que se cayó del caballo, pero eso no tiene relevancia, lo que si es importante es que dice que hasta que Pablo no dio a conocer a Jesús, éste era un hombre sin importancia. [Esto es en respuesta a la expresión "hombre cualquiera" de la entrada].

Se ve que no has leído la Biblia, donde se cuenta que "multitudes de gente le seguían" no podían ni acercarse a él, por eso la mujer enferma de flujo se contentó con tocarle la túnica, de hecho era tan famoso que a las autoridades les resultaba incómodo y por eso se lo quitaron de en medio.

A Jesús no lo ensalzaron a Dios, Jesús ya era Dios antes de nacer como lo afirma Él mismo, no necesitaba que lo ansalzaran a Dios, nunca dejó de ser Dios.

Otro error importante, dice que los autores de Evangelios " no fueron testimonios directos de la vida del hijo de Dios", tuvieron que indagar por vía oral –de boca en boca- lo que la gente recordaba de él. Así se escribieron los evangelios.

Los evangelistas son solo cuatro, y de esos cuatro, san Juan y san Mateo, fueron testigos y apóstoles directos de Jesús.
Un saludo

[M.B. me autorizó a copiar su comentario aquí].

Bernat dijo...

Bueno, como fui yo quien escribí el artículo, debo contestar, aunque no haría falta.

Esa tal MB responde desde sus propias creencias y no desde la investigación científica independiente. Creo que no hace falta añadir nada más.

Pero sí, un pequeño comentario. La propia Iglesia Católica, admite la fuente "Q" como fuente oral de la que se sirvieron los evangelistas para escribir los evangelios y, además, acepta también, que ninguno de los evangelistas canónicos, fue testimonio directo de la vida de Jesús.

Aún así, si no le gusta mi respuesta, le digo lo siguiente. Si a mí me viene un campesino montado en un burro diciéndome que viene de Alfa Centauro montado en su pollino y que se ha tomado un cafetito con los habitantes de los planetas de dicho sistema, no hace falta investigar nada. Lo declaro falso desde ya. Los milagros que cuentan los evangelios son más difíciles de creer que ir a Alfa Centauro montado en una burra, por lo que los niego de entrada, sin más.

Renzo dijo...

Pedazo de argumento oíga:

"A Jesús no lo ensalzaron a Dios, Jesús ya era Dios antes de nacer como lo afirma Él mismo

Más o menos del estilo de éste:

"Se ve que no has leído la Biblia, donde se cuenta que "multitudes de gente le seguían"

Con argumentos de ese peso, ¿cómo puede haber ateos?

Riskov dijo...

¡Qué razón tiene M.B. en que los ateos cometemos muchos errores teológicos!
¡Con lo clara e instructiva que es la teología!

Bueno, voy a hacer unas observaciones dentro de mi ignorancia.

Juan y Mateo escriben sus evangelios 50-60 años después de morir Jesús. Mateo es de la década de los 80, mientras que Juan es de los 90.

No se sabe mucho de sus escritos originales pero algún dato nos sirve para situarlos. Mateo es posterior a Marcos, al cual copia, amplía y desarrolla. No tendría sentido que fuera al revés y que Marcos (el evangelio más breve y con menos milagros) fuera después de otro "más avanzado" en mitos teológicos.

Marcos es posterior al año 70, ya que menciona la destrucción del templo de Jerusalén, ocurrido en ese año.

Juan es el último evangelio de todos y el más avanzado espiritualmente, el que más se diferencia del "materialismo" judío.

Muy difícilmente, en esas fechas, Mateo y Juan hubieran conocido a Jesús. Y también difícil de creer que Juan, con un escrito tan afín al platonismo griego, espiritual, fuese un habitante de Palestina que acompañó a Jesús. Recordemos que Juan es el que más directamente dice que Jesús es Dios, un auténtico disparate para un judío.

Y por fin, si algún evangelista hubiese sido apostol directo, es difícil que hubiese dejado el protagonismo a pablo, que conoció a Jesús.

Conclusión: los estudiosos no fideístas concuerdan en que ningún evangelista conoció a Jesús.

Sigue...

Bernat dijo...

¿No os parece curioso que la mayoría de ateos sepamos más que los propios creyentes sobre exégesis o inventigación histórica de la vida de Jesús?

Riskov dijo...

Fe de errores:
Y por fin, si algún evangelista hubiese sido apostol directo, es difícil que hubiese dejado el protagonismo a Pablo, que NO conoció a Jesús.

Dice MB:
Se ve que no has leído la Biblia, donde se cuenta que "multitudes de gente le seguían" no podían ni acercarse a él, por eso la mujer enferma de flujo se contentó con tocarle la túnica, de hecho era tan famoso que a las autoridades les resultaba incómodo y por eso se lo quitaron de en medio.

Los mismos evangelios reconocen que tras, la muerte de Jesús, sus seguidores huyeron y se dispersaron.
Tuvo que venir Pablo, de fuera del grupo, para reflexionar el mito religioso, "repensando el cristianismo" para relanzar la doctrina.

Difícilmente sería un gran grupo cuando, hasta la llegada de Pablo, no hay noticias positivas provenientes de ellos mismos.

Y por lo que se lee en la Biblia, no parece que el grupo fuese tan numeroso cuando apresaron y condenaron a Jesús.

Riskov dijo...

Dice MB:
A Jesús no lo ensalzaron a Dios, Jesús ya era Dios antes de nacer como lo afirma Él mismo, no necesitaba que lo ansalzaran a Dios, nunca dejó de ser Dios.

Pablo dice en sus epístolas que Jesús se sentó a la diestra del Señor cuando fue resucitado por Él.

Después, Marcos dice que Jesús comienza su ministerio divino cuando es bautizado por su primo.

Después, Mateo y Lucas dicen que en su nacimiento divino y milagroso Jesús adquiere la divinidad.

Y, por último, Juan dice que Jesús es Dios desde siempre.

Cronológicamente se aprecia un desarrollo mítico de la divinidad de Jesús, en el que cada autor contradice al anterior. ¿Para qué necesita bautizarse, como dice Marcos, si nació como dicen Mt y Lc? ¿Por qué Juan no dice una sola palabra de su nacimiento extraordinario?

Para los primeros judíos un hombre no podía ser Dios; ellos eran monoteístas estrictos. Esta idea fue traída de fuera, de la culta intelectualidad griega, y fue desarrollándose lentamente. Pero no fue hasta el siglo IV que el mito de que Jesús es Dios se convirtió en unánime.

Riskov dijo...

MB:
En primer lugar, Pablo no se cayó de ningún caballo, esa es una de tantas cosas que la gente, a fuerza de repetirlas se las ha creído. Busca en la Biblia y no encontrarás ni un solo versículo donde diga que se cayó del caballo, pero eso no tiene relevancia, lo que si es importante es que dice que hasta que Pablo no dio a conocer a Jesús, éste era un hombre sin importancia.

Hechos 9;3 a 9:
Y sucedió que mientras viajaba, al acercarse a Damasco, de repente resplandeció en su derredor una luz del cielo; y al caer a tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?
Y él dijo: ¿Quién eres, Señor?
Y El respondió: Yo soy Jesús a quien tú persigues; levántate, entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.
Los hombres que iban con él se detuvieron atónitos, oyendo la voz, pero sin ver a nadie.
Saulo se levantó del suelo, y aunque sus ojos estaban abiertos, no veía nada; y llevándolo por la mano, lo trajeron a Damasco.
Y estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió.

Efectivamente, no dice que fuese en caballo o burro. Pero MB erra en su argumentación, puesto que sí cayó al oir a Jesús y quedó gravemente impactado (3 días).

¿Y la importancia de Jesús desde su muerte hasta ese momento? No hay constancia... En el NT no hay nada de ese periodo. Salvo sus apariciones, donde los evangelistas se contradicen en lugares y en testigos: unos pocos para Mc, Mt y Lc, más de 500 para Jn.

Ya no hay más hechos de los apóstoles hasta después de Pablo, en la década de los 50, veinte años después.

Carlos Castañeda dijo...

"por eso estoy convencida que ninguna persona que haya estudiado en condiciones la Biblia o la teología, aunque sea parcialmente, puede ser "muy ateo""

El estudio de la Biblia es la mejor forma de generar no creyentes. Su lectura¤ debe ser acercada a la gente que sea capaz de cuestionar, no tan jóvenes para ser borregos.

¤Lectura crítica, claro.

Riskov dijo...

Otra fe de errores:
Ya no hay más hechos de los apóstoles hasta después de Pablo, en la década de los 50, veinte años después.

Consultando este extremo veo que erro. En Hechos de los apóstoles hay relatos de varios seguidores de Jesús (no todos apóstoles, en el sentido de que lo acompañaran en vida) de los años inmediatamente posteriores a su muerte. Aunque son minoritarios, puesto que Hechos dedica más atención a Pablo y Pedro, por ese orden. Parece que el autor es seguidor de Pablo: el evangelista Lucas, médico. Y escribe de oídas.

Renzo dijo...

Puestos a rectificar, le quito el acento a "oiga".
Por lo demás, corregir imprecisiones y rectificar datos incorrectos, es lo normal y esperable entre personas honestas y transparentes cuando se dan cuenta de que han errado. Curioso que entre los creyentes esa actiud se da en muy contadas ocasiones, o no rectifican, al contrario, se enrocan en su posición por mucho que se les diga y demuestre que es errónea, o bien lo dejan pasar sin hacer más mención, esperando que se olvide.

perro. dijo...

Es una buena pregunta Mr Bernat...

Yo respondería que los caminos del Señor son misteriosos. Claramente Dios pudo rescatar de las arenas del tiempo todas las reliquias que se necesitaren para convencer a los incrédulos como Uds.. Incluso el prepucio sagrado fue rescatado para gloria del Señor!

:)

Carlos Castañeda dijo...

Entonces es como ese recurso original del teatro "Deus ex machina".

Total, los tontos sólo se curan muriéndose.

perro. dijo...

Acaso Dios no podría hacerlo?
Listo.

Jaque Mate Ateos!

Carlos Castañeda dijo...

También "La presencia" de DC y "El uno que está por encima de todos" de Marvel.

No, si un sujeto así hay para cada fantasía.

Total acá, hay uno más grande que Dios, es cosa de ver otras religiones, pero los borregos están muy conformes con la vida degradante que tienen.

Anónimo dijo...

Y para que mierda necesitaría el creador del universo,constelaciones,sistemas planetarios,vida,agujeros negros,etc.prepucios?