2019-07-10

254.- Catolicismo de Estado en España


Autor: Riskov

En el año 1978, dentro de la transición política española que iba a conducirnos desde el nacional-catolicismo franquista hasta el actual sistema democrático, fue escrita la Constitución Española. En esa época la Iglesia Católica (ICAR) era la protagonista absoluta en las creencias de la población y, por supuesto, como institución se constituía en pilar de Estado.

La Constitución pretendía transitar desde esa España hasta la democracia. Veamos qué dice respecto de la religión:

Artículo 16.

1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.

2. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias.

3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.

Por un lado la norma fundamental señala la aconfesionalidad del Estado pero, por otro lado, y debido al gran catolicismo español en esa época requiere "relaciones de cooperación con la Iglesia Católica". Son estas "relaciones de cooperación" el objeto de controversia, acuerdos con la Santa Sede incluidos.

Actualmente mucho ha cambiado la sociedad española, más aún en este tema. Las estadísticas elaboradas por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ponen negro sobre blanco:

En el último barómetro del CIS publicado en el momento de escribir esta reflexión, del mes de mayo/2019, estos son los porcentajes de adscripción de acuerdo a como se siente cada ciudadano:

- Católicos: 68,6 %.

- Ateos y no creyentes: 27,7 %.

- Otras religiones: 2,9 %.

Es de reseñar que estos datos del mes de mayo son consistentes con los de meses anteriores y con una tendencia sostenida hacia la disminución del primer grupo a favor del segundo.

Es fácil deducir que muchos de esos que están en el 68,6 % son católicos culturales y/o por inercia; sucede más entre las personas mayores. Porque el mismo CIS deja bien claro que la mayoría de católicos no asiste a misa: el número de católicos que confesó no haber ido casi nunca a misa en el último año se ha situado en su máximo histórico, el 62,1 %. Por el contrario, el número de quienes aseguran ir cada domingo y festivo se sitúa en el 16,1 %. Mientras tanto, un 8,8 % va alguna vez al mes y un 11,5 %, varias veces al año.

Por tanto, si consideramos católico practicante al que acude al menos una vez al mes a misa, lo es solamente el 25 % de los católicos. Respecto al total de la población queda en un 17 %.

Otro indicador en descenso son las declaraciones de la renta que señalan la casilla a favor de la ICAR. Actualmente suponen un 33-34 % del conjunto de declaraciones, a pesar de que la misma publicidad machacona repite que no supone pagar más ni que nos devuelvan menos, sino que el Estado dedicará un 0,7 % a ese destino elegido por nosotros.

Por su parte, las bodas por la Iglesia caen por debajo del 20 %, con una tendencia claramente en descenso.

Todos estos indicadores van perfilando la actitud católica de la moderna sociedad española. Sin embargo, por inercia cultural y por el poder de la ICAR, el Estado continúa dedicando recursos a la iglesia como antaño. Veamos algunos datos:

En concepto de declaración de la renta se dedican algo más de 250 millones de euros al año. Con un agravante, que es la única iglesia propuesta en la declaración: o ICAR o nada. ¡En un país aconfesional!

Según Europa Laica y CCOO los profesores de religión cuestan más de 700 millones de euros al Estado. Se trata de profesores de religión católica, asignatura de obligada oferta por los centros y voluntaria por los alumnos (si no la escogen deben cursar otra alternativa más difícil), elegidos por los obispados y pagados por el Estado. Dos agravantes: se sabe, aunque no se reconoce oficialmente, que esos profesores deben "colaborar caritativamente" con el 6 % de su sueldo al obispado que lo ha elegido y que este puede rescindir el contrato cuando lo desee y, en caso de indemnización por despido improcedente, lo paga el Estado. De acuerdo a la última memoria disponible de la Conferencia Episcopal, en España hay 34.658 profesores de Religión católica.

Los datos que disponemos sobre subvenciones para restauración de patrimonio eclesiástico son de 31,5 millones € en 2018. Con un agravante: en muchos monumentos se exige pagar una entrada para visitar alguna parte de él, o su totalidad. Esta entrada la percibe la ICAR, mientras que gran parte del mantenimiento está a cargo del presupuesto público.

Además el Estado paga capellanes castrenses, de hospitales, etc.

La Constitución fue en su momento un buen avance respecto a la situación en vigor, pero cuatro décadas después vivimos un catolicismo mucho menor que requiere una actualización de la Carta Magna o, al menos, una interpretación de ese dichoso párrafo de relaciones de cooperación con la Iglesia Católica.

Un 17 % de católicos practicantes no es coherente con el poder material (la ICAR es la mayor inmobiliaria del país) y el trato privilegiado que sigue recibiendo del Estado. Más pronto que tarde tendremos que ponernos al día; la ICAR supone una rémora para nuestra modernización. Asimismo, deben ser derogados los acuerdos con el Vaticano, de 1978. No tienen sentido en un país aconfesional con menos de un 20 % católicos practicantes; suponen una anomalía histórica.


Entrada relacionada: 185.- Necesidad de laicismo


8 comentarios :

Bernat dijo...

La Iglesia todavía "da miedo" a los políticos aunque sean de izquierdas. Tiene demasiado poder e influencia sobre la plebe incluso sobre aquella que no pertenece a dicha institución pero la sigue por inercia, tal como tú dices.

Creo que tendrán que pasar muchos años para que veamos a la Iglesia fuera de las instituciones y fuera de la remuneración a cargo del Estado. Esa es la herencia que nos dejó "paquito", a quien la Iglesia le permitió ir bajo palio ¡como si fuera la hostia!

Jack Astron dijo...

Un estado europeo que no se despega de la religión católica tradicional carece de autoridad moral para limitar la difusión de religiones mucho más tóxicas, como el islam.

Si los curas tienen derecho a adoctrinar niños con su catecismo en los colegios, los islámicos tienen derecho a hacer lo mismo con el Corán en sus madrasas.

No se les puede negar esa prerrogativa alegando que los niños tienen derecho a pensar por sí mismos a la luz de la evidencia, porque el estado promueve el adoctrinamiento de otra religión tan infundada como la islámica.

Luis Varela dijo...

Por supuesto, huelga decirlo, el escrito está cargado de razón y de razones. Pero si miramos a fondo, con lupa, encontraremos que hay muchísimos más privilegiados, no sólo la Iglesia Católica. Podemos hablar de los sinvergüenzas de las ONG, de los hijos de puta de CCOO y UGT, de los ladrones resguardados bajo las siglas de TODOS los partidos políticos financiados por el estado español, de los "defraudadores profesionales". tengan más o menos patrimonio, del trato de favor que reciben los equipos de fútbol...etc. Aquí, en España, en ese sentido, el que no corre vuela, nada o repta.

Y te digo una cosa, Jack, vosotros, los ateos, también adoctrináis, si no recibís subvenciones, es porque no os habéis sabido mover bien ;-)))

Os lo dice alguien que lo único que desea es la desaparición de la raza humana, a la que por desgracia pertenece.

Jack Astron dijo...

Hola Luis

Diablos, nunca me habían acusado de adoctrinamiento. La definición de la Wikipedia dice:

"El adoctrinamiento... es el conjunto de medidas y prácticas educativas y de propaganda encaminadas a inculcar determinados valores o formas de pensar en los sujetos a los que van dirigidas."

"Inculcar" es infundir en una persona una idea, un concepto, un sentimiento, etc., con ahínco. Por ejemplo, "sus padres le inculcaron desde pequeño los valores de tolerancia y respeto a los demás."

No inculco. Nadie está obligado a leer lo que escribo.

"Históricamente, el adoctrinamiento ha sido promovido tanto por las élites sociales dominantes como medio de control social no explícito ni necesariamente coactivo, pero sí influyente; como por grupos religiosos e ideológicos extremistas, frecuentemente contrarios al orden establecido."

No pertenezco a ninguna élite social dominante, ni a grupos religiosos o extremistas.

"Algunos autores también consideran adoctrinamiento la formación sesgada o el filtraje de informaciones de ciertos grupos extremistas, sobre personas o menores sujetos a la influencia de sus organizaciones."

Nunca hablo de ateísmo a menores. Ni siquiera lo hice con mis hijos.

Nadie está sujeto a lo que diga un blog.

"El adoctrinamiento a diferencia de la educación no siempre pretende convertir al sujeto en un individuo autónomo, con sus propios elementos de juicio, sino que frecuentemente el adoctrinamiento se caracteriza por la fe ciega y la ausencia de pensamiento crítico."

Intento plantear argumentos basados en evidencia, todo lo contrario de la fe ciega.

"En casos extremos el adoctrinamiento incluso puede ir acompañado de técnicas de lavado de cerebro."

No lavo cerebros.

Me declaro inocente del cargo de adoctrinamiento.

Saludos.

Luis Varela dijo...

Muy buenas, Jack, toma mi comentario sobre el adoctrinamiento como ironía pura. Debí entrecomillar el verbo. Evidentemente, siempre que hablemos de adoctrinar, nos referiremos a una creencia, no a una "no creencia" ;-) Y, por supuesto, es inculcar. Sé que tú no pretendes inculcar nada. Pero, por ejemplo, en la antigua URSS, los ateos (comunistas, en este caso), sí inculcaron. LLegaron a inculcar hasta tal punto que Dios llegó a estar prohibido.

Por otro lado, la wikipedia es una puta mierda que no tiene rigurosidad, ni seriedad, ni validez ninguna. Por lo tanto, te rogaría que si hablas conmigo no la cites, porque es menos válido que citar al vecino borracho del quinto... Cuando quieras hacer referencia al significado de una palabra en español, usa el diccionario de la RAE, o el María Moliner, (también los tienes "On line" ),te lo ruego.

"No inculco. Nadie está obligado a leer lo que escribo."

Tampoco está obligado nadie a donar nada a la Iglesia... Sin embargo, de los impuestos que yo pago (no voluntariamente), se alimentan todos los partidos políticos de este maldito país, y también sindicatos como UGT o CCOO. Esto me parece mucho más sangrante y mucho más lamentable, pero, cierto es que dado el aire de este blog, no es, quizá, el lugar para debatir sobre eso.

Yo tampoco pertenezco a ninguna élite dominante, pero para adoctrinar no es necesaria tal cosa. Se puede hacer de un modo más de "andar por casa".

"Intento plantear argumentos basados en evidencia, todo lo contrario de la fe ciega."

¿Qué argumento irrebatible o irrefutable tienes tú o quién sea para afirmar que Dios no existe? Ya respondo yo, NINGUNO.

Yo no creo en Dios, pero, no afirmo que no existe. Creer no es saber, y no creer, tampoco es saber. Quizá algún día comprendas que negar su existencia es concedersela.

Saludos con abrazo, Jack

Jack Astron dijo...

Luis

Yo respondí parcialmente en broma porque me parecía recordarte como una persona amable de cierta comunidad de filosofía de la desaparecida red G+, pero parece que me equivoqué.

No estoy de acuerdo con tu opinión sobre la Wikipedia. Algunas páginas son malas, pero en general es útil. Antes de citarla la contrasto con otras enciclopedias y con lo que yo sé, y la seguiré citando cuando me parezca oportuno, ya sea que te moleste o no.

Hay varias entradas en el blog en las que se aborda el tema de la inexistencia de "Dios". Naturalmente todo depende de cómo se defina "Dios".

La siguiente entrada es breve, pero contiene enlaces a otras más extensas al final:


245.- Breve demostración de la inexistencia del dios cristiano


No acepto el tono paternalista de tu comentario anterior. No te reconozco como mi superior, así que déjalo de lado. Considérate advertido.

Luis Varela dijo...

No te equivocaste, Jack. Me conoces del G+, solía dejar comentarios en los posts que publicabas durante el tiempo que pululé por la fenecida red social. Y ahora mismo los únicos posts a los que presto atención en MeWe, es a los que tú publicas.

Me parece perfecto que no estés de acuerdo conmigo sobre la wikipedia, pero supongo que estarás de acuerdo que en lo referente al significado de las palabras, la autoridad en tal cuestión, la tienen el Diccionario de la RAE y el María Moliner, no la wikipedia. No me molesta que la uses, simplemente para mí, lo que diga la wikipedia, no tiene validez alguna. Y si dices que antes de citarla, contrastas con otras enciclopedias, no entiendo porque en lugar de citar las otras enciclopedias citas la que citas. Pero, por supuesto, en tu derecho estás de hacerlo, faltaría más.

Mi tono no ha sido paternalista, Jack. Mi tono ha sido de amigo, o conocido, o simpatizante de tu blog. Si me reconocieras como tu superior, estarías para que te encerrasen en un manicomio...Ni soy tu superior, ni soy superior a ti, ni a nadie. Soy sólo un desencantado de la vida, del mundo, y del ser humano, además de un "loco poeta". No soy otra cosa.

He visitado la entrada del enlace, estoy de acuerdo en lo que en ella expones, pero eso sólo demuestra que la Biblia miente o fabula, no demuestra que no exista un Dios o un Ser Superior. Ahora mismo no tengo tiempo, pero por la tarde visitaré las otras entradas.

Mis disculpas si te he importunado, no era mi intención.

Saludos con abrazo, Jack.

Riskov dijo...

Hola Luis. Voy a hacer varios apuntes sobre diferentes temas que has mencionado.

En este blog se han tratado muchos temas ofreciendo argumentos en cada uno de ellos. Por faltar, no ha faltado (dos al menos, que yo recuerde: el lysenkoísmo y el comunismo norcoreano) sobre la doctrina comunista y como erran en su doctrina. De más está decir que el ateísmo que se argumenta en este blog es desde el punto de vista racional y liberal, no doctrinario comunista.

Por otra parte, las subvenciones a partidos políticos e interlocutores sociales son necesarios en una democracia si no queremos llegar a "que se busquen la vida a su manera". Son parte del interés general dentro de este sistema. Criticar tan abiertamente estas subvenciones y esas entidades te sitúa en otra órbita.

Cosa distinta son las subvenciones y pagos de varios tipos a una iglesia y solo una. Esto no es a favor de una democracia con libertad e igualdad reales; más bien es un mensaje de "España es católica pero tolera otras creencias".

Las definiciones que ha puesto Jack sobre "inculcar" y "adoctrinar" me parecen correctos. Que no te gusta la Wiki no las invalida.

Y, por último, tanto en la parte derecha de este blog como en las entradas antiguas podrás ver muchos argumentos racionales en contra de las diferentes deidades predicadas por el ser humano. Ellas no demuestran su inexistencia, por aquello de la imposibilidad de demostrar un negativo infalsable, pero refuta las prédicas de los creyentes y muestra el desarrollo de los mitos religiosos. Esto me parece bien interesante; por el contrario, caer en un nihilismo como el que nos has mostrado me parece mucho menos instructivo.

Un saludo.