2021-01-22

283.- Por qué el ateísmo no es una doctrina


Autor: Bernat

Ya sabemos que los creyentes consideran el ateísmo como una doctrina. Tal consideración obedece al hecho de que, ya que no pueden eliminar dicho concepto en las religiones, al menos lo aplican también al ateísmo con la intención de "rebajarlo" a una creencia. Pero, hay una diferencia enorme.

Adoctrinamiento religioso infantil
La diferencia entre adoctrinar a un niño en base a una religión o en base al ateísmo, es abismal. Para que un niño crea en Dios y en todas las irracionalidades de una religión, se le tiene que meter en la cabeza todas esas barbaridades acerca de seres espirituales que te vigilan, que te amenazan, a las que tienes que postrarte y adorar, y toda la demás parafernalia de ritos, liturgias, cultos, etc., que incluyen las religiones.

En cambio, para que un niño sea ateo, basta con que no se le hable nunca de dioses. Si a un niño no le hablas nunca de los parajúntelos nunca preguntará por ellos, puesto que no están presentes en la vida. Como mucho, cuando sea mayor, se podrá preguntar de dónde surge el universo o la vida, pero ahí estará tanto la ciencia como la filosofía que, aunque no tendrán respuestas definitivas, al menos le darán una orientación sobre los misterios sin necesidad de inventarse seres inmateriales creadores de la materia.

Por lo tanto, no hablar de dioses a los niños, no es adoctrinar, como tampoco sería adoctrinar en contra de la existencia de los parajúntelos si nunca se le habla de ellos. El adoctrinamiento religioso consiste en una acción: la de hablar de, o sobre, seres invisibles que no se hallan en la vida cotidiana; mientras que para que un niño sea ateo, no hay que hacer nada. No puede haber adoctrinamiento donde no hay una acción orientada a creer o a no creer.



61 comentarios :

Karol Monge dijo...

Hola Bernat, imagina que a ningún ser humano desde su nacimiento hasta la mayoría de edad, por ejemplo, no se le hablara de esas fantasías religiosas; estoy completamente segura de que a partir de esa edad por más que alguien se esforzara, jamás creería en ellas. A no ser de que el individuo en cuestión padezca de algún trastorno mental que le impida pensar razonablemente.
Saludos.
Vanessa.

Anónimo dijo...

Buen día!
Ya se ha dicho muchas veces , pero el cristiano por ejemplo no tiene problemas para encontrar la irracionalidad y la fantasía en los dioses hindues, o en el viaje al cielo del profeta. Los curas hoy insisten en que algo de su dios hay en todas las religiones, pero sus feligreses en general no creerán que Hanuman o Ganesha tienen algo de divino.
En general los mitos y novelas del catolicismo son transmitidos en una edad temprana en la que domina el pensamiento mágico. Y ese núcleo mágico persiste aunque la persona se haya vuelto racional. Persiste , creo, como excepción mágica disfrazada de teología. Por ejemplo, un ginecólogo católico no cree que muchas veces los seres divinos embaracen menores de edad israelitas. No atiende a sus pacientes con ese criterio. Pero si cree que una vez pasó, y no se pregunta cómo, no se pregunta por ningún detalle, porque esa creencia sigue en su zona mágica. Y la magia es enemiga del detalle,si uno empieza a preguntarse por qué las palabras mágicas de la consagración traen a Jesús a la hostia, etc., Ya la magia no tiene gracia.
Walrus

Daniel dijo...

Walrus

"Los curas hoy insisten en que algo de su dios hay en todas las religiones"

¿No te suena Brahman en el hinduismo?

Anónimo dijo...

Entre algunas de las cuestiones teológicas que me han parecido especialmente relevantes, hay una que es la persistencia divina en la hostia consagrada una vez consumida. Los sagaces sacerdotes han establecido que, una vez el proceso digestivo ha desnaturalizado la santa oblea, ya Jesús retira su presencia eucarística, sin quedarse presenciando ulteriores etapas del proceso digestivo. Está fugacidad de la presencia divina no puede ser otra cosa que un misterio.����
Walrus

Anónimo dijo...

En cuanto a la fe, es fundamental para el niño , creo, que los referentes adultos parezcan creer en seres invisibles, que adopten una actitud especial de rezo, o en la misa , que se refieran a los seres invisibles, etc. Es horrendo fomentar que un niño se arrodille ante los seres invisibles y obedezca a los sacerdotes, etc. Pero mucha gente lo encuentra tierno y piadoso, en fin. Así continúa el negocio.
Walrus

Bernat dijo...

Poca cosas más se puede añadir a los comentarios anteriores, tan sólo insistir en el hecho de que el ateísmo no puede ser nunca una doctrina como tampoco lo podría ser negar la existencia de cualquier dios griego, romano, hindú o de cualquier otra religión.

La calificación de “doctrina” que hacen los creyentes del ateísmo, no es más que una pataleta infantil que cae en el “...y tú, más”. También el dicho “si no puedes con el enemigo, únete a él” podría aplicarse en tal caso. Si se define el ateísmo como doctrina, al menos, el creyente se queda más consolado creyendo que si se critica la creencia, también se podrá criticar la increencia puesto que también será un adoctrinamiento.

En fin, cualquier cosa con tal de no aceptar que para que alguien crea en algo irracional o que vaya en contra de las leyes de la física, se necesita inculcar en un cerebro, que todavía no puede defenderse por su incompleto desarrollo, todas esas irracionalidades a base de un proceso psicológico que conocemos como adoctrinamiento. Y, en todo caso, el proceso inverso, esto es, el intentar desconvertir a un creyente, no sólo no es adoctrinamiento, sino” desadoctrinamiento”.

Luis Tovar dijo...

Muy buenas.

Por la limitación de caracteres tengo que dividir mi comentario en dos partes. Lo siento, pero me resulta imposible explicarme razonablemente en menos palabras.

Primera parte

Yo querría manifestar que estoy en desacuerdo con la tesis de este ensayo. Yo considero que el ateísmo es una doctrina. Aquella tesis que niega al ateísmo su condición de doctrina sólo tiene sentido desde un punto de vista reduccionista que se centra sólo en la pura etimología del término ateísmo [sin dioses, no dioses]. No obstante, este enfoque lo veo equivocado porque prescinde del origen y el contexto cultural en el que surge el ateísmo. El ateísmo surge hace miles de años en contextos culturales religiosos por parte de pensadores que explicaban con argumentos por qué es irracional creer en la existencia de dioses. Primero surge la religión y después el ateísmo; no al contrario. El ateísmo surge como oposición al ateísmo. Los animales carecen de religión, pero nunca decimos que ellos son ateos, simplemente porque carezcan de la idea de dios. Es absurdo categorizar el ateísmo como la simple ausencia de la creencia en dioses. Es tan absurdo como decir que una piedra es atea. Es tan absurdo como señalar un bebé y calificarlo de ateo.

Así pues, para hablar propiamente de ateísmo hay que definirlo como un sistema de pensamiento, es decir, como una doctrina. Lo encontramos de esta manera tanto por parte de investigadores como de activistas ateos:

https://plato.stanford.edu/entries/atheism-agnosticism/
https://www.diccionariodefilosofia.es/es/diccionario/l/311-ateismo.html
http://www.filosofia.org/enc/ros/ateismo.htm
http://ateos.org/?page_id=2

Además de un error en el concepto de ateísmo, los argumentos que se presentan para defender la tesis negacionista apelando a un supuesto innatismo del ateísmo en la naturaleza humana tampoco me parecen correctos. La investigación muestra que los seres humanos tienden a generar naturalmente un pensamiento mágico que hace aparecer la idea de dios. Enlazo algunos artículos divulgativos sobre la cuestión del origen neurológico de la religión:

https://theconversation.com/la-neurociencia-ha-encontrado-a-dios-en-el-cerebro-de-los-creyentes-111982
https://www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro/evaluar-la-personalidad-654/cartografiando-la-experiencia-espiritual-13704
https://www.letraslibres.com/mexico-espana/es-el-nuestro-un-cerebro-religioso#footnote-28905-2
https://www.jotdown.es/2014/02/en-que-cree-nuestro-cerebro-bases-neurofisiologicas-de-las-creencias-religiosas/

Continúo en el siguiente comentario más abajo.

Luis Tovar dijo...

Segunda parte

Por esto considero que es erróneo pensar que si a los niños nunca se les habla sobre dioses entonces necesariamente nunca tendrán la idea de hay dioses. Quizás pueda suceder así en un caso particular pero no a nivel general. Porque si fuera de esa manera entonces nunca habría surgido la idea de dios y las religiones. Hay investigaciones que muestran el origen naturalista de la religión. Hay estudios que indican que los seres humanos tienden a generar la noción de que hay seres sobrenaturales. Esto significa que aunque pudieras reiniciar la mente humana en todo el planeta, y borrar la religión de todas las culturas, incluso en ese caso volvería a surgir espontáneamente la idea de dios. Esta explicación biológica es un factor que ayuda a comprender mejor el éxito que hay tenido la religión y su presencia casi universal en las diferentes culturas y sociedades humanas.

La tesis de que los niños nunca imaginarían la existencia de dioses si no se les inculcara por parte de los adultos me recuerda al mito del buen salvaje promovido por Rousseau. Esa idea de que los humanos nacen puros y buenos y racionalistas, pero luego son corrompidos por la religión, la cultura o la sociedad en la que van creciendo. Por otra parte, es curioso comprobar que esa tesis, en caso de ser cierta, apoyaría la posición religiosa de que tenemos la noción de dios por relevación divina, puesto que no podríamos explicar esa creencia de una forma racional y científica.

En definitiva, entiendo que es un fallo afirmar que el ateísmo no es una doctrina. El ateísmo es una doctrina, y no hay nada malo en esto. Pienso que la tesis negacionista surge de un prejuicio despectivo sobre el concepto de doctrina. Una doctrina es simplemente un sistema de ideas organizado que pretende guiar nuestro pensamiento. El ateísmo se sostiene en razones que niegan la existencia o la presencia de dioses en el mundo. El ateísmo surge como doctrina filosófica hace miles de años y lo sigue siendo a día de hoy.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Según el diccionario online “Definicion.de”, el ateísmo es una “doctrina que no cree en Dios”.[1] Justifica su definición por el sufijo “ismo”, pero no ponen un link que defina dicho sufijo, por lo que buscando en otra parte, me topé no solo con “doctrina”, sino “partido”, “escuela”, “movimiento“, “actitud” entre otros [2].

Volviendo a Definición.de, busqué “doctrina”, que definen como “conjunto de enseñanzas que se basa en un sistema de creencias.”[3]. Esto anula la definición sospechosamente tendenciosa de ateísmo que antes propuso, porque el ateísmo se basa en lo opuesto: descreencia (de deidades, extensible hasta ángeles, demonios, cielos e infiernos, lo paranormal y sobrenatural como en mi caso), no en “creencias”.

Esto demuestra que algunos religiosos meten sus garras hasta en un simple diccionario, cumpliendo a rajatabla con lo expresado por Bernat en el primer párrafo. Falta que inventen un “dogma ateo” y ya estamos completos.

Así, cualquier apologista puede aprovechar la definición de algún diccionario disponible para sostener que el ateísmo es una doctrina, tal como la suya, montar un strawman y atacarlo a gusto, desvirtuar la conversación con el objeto de evitar las cuestiones difíciles. Esta táctica del "juego de palabras" la vi incontables veces…

Pablo.


[1] https://definicion.de/ateismo/
[2] https://dle.rae.es/-ismo
[3] https://definicion.de/doctrina/

Bernat dijo...

Si definimos doctrina como “conjunto de enseñanzas que se basa en un sistema de creencias” es evidente que el ateísmo no sería una doctrina, ya que, como dice Pablo, el ateísmo no es una creencia, sino todo lo contrario. No podemos hablar de “doctrina de los negadores de los unicornios voladores”. La negación de existencia de seres que, en función de las leyes físicas de la naturaleza, no pueden existir, no puede ser una doctrina en el sentido de la definición del diccionario.

Si bien es cierto que el ateísmo surge después de las creencias en dioses, eso no es un argumento para afirmar que el ateísmo es una doctrina.

Si el problema está en la definición de “doctrina” algo que estoy de acuerdo, quizás debamos profundizar en ella. Veamos otras definiciones:

1.
Conjunto de ideas, enseñanzas o principios básicos defendidos por un movimiento religioso, ideológico, político, etc.
"doctrina cristiana"
1. 2.
Materia o ciencia que se enseña.


En el primer caso, sólo cabría aplicar los “principios básicos” por los que se niega a Dios, pero esos principios pueden ser muy diferentes según cada ateo. Difícilmente se puede llamar doctrina al conjunto de razones por las que alguien ha pasado de creer a negar a los dioses, puesto que en numerosas ocasiones esas razones son diferentes y no suponen un conjunto de ideas o argumentos compartidos por el resto de ateos.

Otra razón para negar la aplicación de “doctrina” al ateísmo, es el hecho de que éste no se enseña normalmente por parte de alguien externo al ateo, sino que la inmensa mayoría de ateos llegan a sus conclusiones por sí solos sin necesidad de ayuda exterior.

Si bien es cierto que, hoy en día, el ateísmo se ha organizado como un “movimiento ideológico” no es menos cierto que, como decía anteriormente, el ateísmo surge primero de forma individual por convicción propia. Que luego, cada ateo, defienda su postura a través de movimientos y que sus argumentos mayoritariamente coincidan con el de los otros, no justifica el ateísmo como un movimiento organizado, sino completamente espontáneo.

También habría que mencionar un hecho que, aunque no esté claramente explícito, sí se sospecha, y es el hecho de que una doctrina se enseña con el fin de que el sujeto aprenda o cambie una idea por otra. Eso no ocurre en el ateísmo por la razón ya dada de que el ateísmo surge individualmente sin necesidad de ayuda externa. Difícilmente se podría llamar al proceso racional por el que uno se convierte en ateo como “autoadoctrinamiento”

Al final, creo saber dónde está el problema. Cuando los diccionarios definieron “doctrina” no pensaron en el ateísmo como tal, sino en todos los conjuntos de ideas, enseñanzas o principios básicos que sustentan una ideología religiosa o política, incluso incluyeron la ciencia que también se enseña. Más tarde, la palabra “doctrina” adquirió connotaciones negativas a tenor de las ideologías tanto religiosas como políticas (fascismos, marxismos, socialismos, nazismos, etc. ) a las que difícilmente se podía llegar a ellas sin ser adoctrinado. Ese uso semántico, aunque no especificado en los diccionarios, se ha hecho ley, por lo que es comprensible que el creyente acepte a regañadientes que sus creencias religiosas no habrían sido tales si no hubiera existido una enseñanza con la intención de hacer creer o meter en la cabeza ciertas ideas que son irracionales; y es ahí, cuando el creyente, al no poder “limpiarse” de la connotación negativa que supone en ese caso el adoctrinamiento, proclama a los cuatro vientos que el ateísmo también lo es. Pero, desde el punto de vista que acabo de exponer, está claro que el ateísmo no puede ser nunca una doctrina.

Daniel dijo...

El ateo niega la existencia de cualquier dios.

Coincido con Luis:
"Es absurdo categorizar el ateísmo como la simple ausencia de la creencia en dioses. Es tan absurdo como decir que una piedra es atea. Es tan absurdo como señalar un bebé y calificarlo de ateo."

No se puede ser ateo sin previamente conocer el concepto de dios.

Bernat dijo...

Bueno, vale, pero eso no quiere decir que se pueda llamar al ateísmo "doctrina"

Jack Astron dijo...

Existe un enorme diferencia entre las religiones y el ateísmo en lo referente al adoctrinamiento infantil escolar.

Hice una búsqueda rápida acerca del número de escuelas o colegios cristianos protestantes, católicos, islámicos y judíos en el mundo: parece estar en el orden de cientos de miles.

Luego busqué el número de escuelas o colegios ateos en el mundo. No encontré información. Ni siquiera encontré esa categoría. Sí existen muchos colegios laicos, pero esa es otra cosa.

Bernat dijo...

Y es más, Jack, En los colegios laicos no se adoctrina en el ateísmo, simplemente no se habla de Dios. Entonces, pueden ocurrir dos cosas: que el niño crezca sin que se le hable de Dios, en tal caso, estaría de acuerdo en que no se puede llamar ateo a quien no conoce la idea de Dios para negarla.

En el segundo caso, el niño puede saber lo que es Dios si tiene amigos que sí le hablan de él, por lo que ahí sí tiene elementos de juicio necesarios para negarlo, pero no podría llamarse nunca adoctrinamiento.

Daniel dijo...

El ateísmo se convierte en doctrina en el momento en el que se enseña.
Por ejemplo, si crias a tus hijos para que sean ateos tu ateísmo se convierte en doctrina.

Karol Monge dijo...

En mi caso particular, tengo tres hijos. Mi esposo es ateo también, mis hijos no fueron bautizados, nunca han asistido a una iglesia ni participado en nada que tenga que ver con religión. Pero la idea de los dioses nunca fue desconocida para ellos, sus abuelos son fervientes católicos, asisten a escuelas dónde la mayoría son cristianos y nuestro entorno por lo general se compone de personas religiosas. Mi hija mayor tiene ahora 10 años y el mayor 20. Y los tres son ateos, somos una familia atea y fuera de algún comentario por allí nunca hemos tenido ningún problema por ello.
Vanessa.

Bernat dijo...

Daniel,

Si unos padres, cuando consideran que sus hijos ya son lo suficiente mayores para que no crean en Papá Noel, les dicen que P. Noes no existe, ¿están adoctrinando a sus hijos?

Sherlock Holmes dijo...

en mi opinión enseñar región a un niño impreparado para manejar un tema tan complejo, es una malinterpretacion de la libertad de expresión

Lo mismo aplica a los antivacunas


Los antivacunas malinterpretan, la libertad de decisión y expresión llevada por su deseo interno de ir contra el sistema

Manipulando las mentes de los niños, con objetivos de agenda política, peor aun es que, Si crias niños que no «creen» en las vacunas, generaras un problema a futuro cuando crezcan debido a que se disminuye la inmunidad de rebaño

Lo curioso de este fenómeno antivacunas es que principalmente ocurre en país industrializados y desarrollados de Occidente

Daniel dijo...

Bernat

Depende. Si inculcan, sí.

adoctrinar
1. tr. Inculcar a alguien determinadas ideas o creencias.

Bernat dijo...

Daniel:

Entonces, enseñar la verdad, para ti, es adoctrinamiento.

Daniel dijo...

Bernat

Ya he puesto lo que es adoctrinar para mi y por tanto lo que es adoctrinamiento.

Bernat dijo...

Sí, por supuesto, me quedó claro. Decirle a un niño que no existen los Reyes Magos, ni el Ratoncito Pérez, ni el hombre del saco, es adoctrinamiento.

Daniel dijo...

Yo no he dicho, ni se implica de lo que he dicho tal cosa.

Luis Tovar dijo...

"Esto demuestra que algunos religiosos meten sus garras hasta en un simple diccionario, cumpliendo a rajatabla con lo expresado por Bernat en el primer párrafo. Falta que inventen un “dogma ateo” y ya estamos completos."

Eso es pura conspiranoia. Me parece que la fobia hacia el término doctrina está nublando el raciocinio de algunas personas; como suele sucede con las fobias.

La negación de existencia de seres que, en función de las leyes físicas de la naturaleza, no pueden existir, no puede ser una doctrina en el sentido de la definición del diccionario."

¿Cuál diccionario? La definición recogida por la RAE sobre el término doctrina:

1. f. Enseñanza que se da para instrucción de alguien.

2. f. Norma científica, paradigma.

3. f. Conjunto de ideas u opiniones religiosas, filosóficas, políticas, etc., sustentadas por una persona o grupo. Doctrina cristiana, tomista, socialista.

https://dle.rae.es/doctrina?m=form


La definición del diccionario es precisamente la que nos permite decir que el ateísmo es una doctrina. Puedes inventarte la definición del término doctrina para ajustarla a tu tesis, claro, pero eso es jugar con las cartas marcadas, es decir, no estás respetando las reglas del lenguaje y las definiciones establecidas por la tradición. Si cada uno nos inventamos las definiciones de las palabras según nos convenga entonces será imposible entendernos.

Por cierto, lo que llamamos "leyes físicas de la naturaleza" es un cuerpo teórico que forma parte de una doctrina científica. No son evidentes por sí mismas de ninguna manera. Simplemente han resultado ser más racionales y fiables que las leyes mágicas. Pero también forman parte de una doctrina, como es todo el conocimiento sistemático..

"Decirle a un niño que no existen los Reyes Magos, ni el Ratoncito Pérez, ni el hombre del saco, es adoctrinamiento."

Por supuesto. Eso es enseñarle que no debería considerar como verdadera una creencia que carece de pruebas. Es adoctrinarle en el escepticismo racional. Y está bien que sea así.

Bernat dijo...

De acuerdo, Luis. Según esa definición, no me queda otro remedio que aceptar que cualquier enseñanza, sea racional o irracional, es un adoctrinamiento, por lo que podríamos concluir que adoctrinamiento es lo mismo que enseñar.

Riskov dijo...

Considero que doctrina es lo que tiene un corpus. En el caso de las religiones, tienen uno o varios libros tradicionales de referencia, con una autoridad pontificia que dicta normas y verdades. El ateísmo no cuenta con esto.

Podemos abrir el concepto de doctrina todo lo que queramos y, como dice Bernat, considerar doctrina toda enseñanza. Ahora bien, también deberemos diferenciar entre doctrinas y adoctrinamientos, tal como aquí se ha mostrado.

Y como ejemplo de adoctrinamiento ateo a los niños en un hogar ateo: a mis hijos les aconsejé que se matricularan en ética y no en religión pero, como saben que esta asignatura es más fácil de aprobar, con menos tareas y mejor nota, eligieron religión. Y ahí están los dos. Se admiten comparaciones...

Anónimo dijo...

Luis Tovar dijo...
"Esto demuestra que algunos religiosos meten sus garras hasta en un simple diccionario…”
Eso es pura conspiranoia. Me parece que la fobia hacia el término doctrina está nublando el raciocinio de algunas personas; como suele sucede con las fobias.

Puede ser, sin embargo tenemos antecedentes desde la propia RAE, que en el siglo XIX definía al ateísmo como: ”Secta u opinión impía de los que niegan la existencia de Dios.[1]”

Entonces, tanto como “conspiranoia” y fobia irracional no es…



[1] Ateismo, p. 88 RAE año 1822 https://archive.org/details/diccionariodelal00acaduoft/page/88/mode/2up?q=ateo


Pablo

Riskov dijo...

Pues mira Pablo, en una cosa tenía razón la RAE decimonónica: ateísmo es la opinión de los que niegan la existencia de Dios. Lo de secta...

Prefiero definirlo como opinión que como doctrina. Para esta falta un corpus organizado.

Hay creyentes que se esfuerzan en hacer pasar por doctrina al ateísmo para "empatar el partido": ¿Que yo sigo una doctrina? ¡Pues tú también!

¿Pero qué comparación hay entre guiarse por un ideario religioso, con su autoridad, su tradición, su libro de verdad revelada y guiarse por las evidencias racionales?

Por doctrina me refiero a algo organizado. Hago la excepción del creyente que no sigue a ninguna iglesia y argumenta por su cuenta.

Bernat dijo...

Riskov:

Creo que has dado en el clavo respecto de diferenciar doctrina de adoctrinamiento.

Me he encontrado con esa definición de "adoctrinamiento":

"Enseñar los principios de una determinada creencia o doctrina, especialmente con la intención de ganar partidarios."

La coletilla "...con la intención de ganar partidarios" es muy significativa. Si se enseña ciencia, no se hace para ganar partidarios, no hay ninguna necesidad. Cuando se intenta ganar partidarios, es que lo que se enseña no es algo evidente de por sí por lo que se necesita convencer. La ciencia no necesita de ninguna estrategia especial para convencer, diríamos que es "autoconvincente"; son las ideologías, religiosas o políticas las que necesitan adoctrinamiento.

Daniel dijo...

Bernat

Con la definición que empleas si la intención no es la de ganar adeptos sino la de, por ejemplo, "salvar almas", entonces no sería adoctrinamiento.

Con la definición de la RAE:
adoctrinar
1. tr. Inculcar a alguien determinadas ideas o creencias.
El quid está en si se inculca o no.

Bernat dijo...

¡¡Que sí, hombre, que sí!! ¡Que el ateísmo es un adcotrinamientooooo!¡Joder!

Anónimo dijo...

Riskov dijo...
“Prefiero definirlo como opinión que como doctrina. Para esta falta un corpus organizado.”
Totalmente de acuerdo. Solo me limité a demostrar que lo de conspiranoia y fobia que nubla el raciocinio fue una conclusión precipitada.

Por otro lado, en la web de Atheist Alliance leí un artículo que sostiene que el sufijo “ismo” (que puede traducirse como “doctrina”) fue heredado del término “teísmo”, al que contra argumenta.

Respecto al adoctrinamiento, en Significados .com[2] encontré lo siguiente:
“El adoctrinamiento es una herramienta que ha sido empleada desde la antigüedad por los grupos de poder, especialmente, en las áreas de la política y la religión, para persuadir al resto de las personas.”

En el párrafo final dice:
“Cabe destacar que no se deben confundir los términos adoctrinamiento y educación. La educación consiste en ofrecer un importante volumen de conocimientos con el objetivo de que los individuos se desarrollen sus habilidades, generen sus propias opiniones y sean independientes.”

Reconozco, sinceramente, que los términos en cuestión acá son bastante conflictivos, pues el creyente puede argumentar que nuestro sesgo solo permitirá ver lo que queramos ver y encontrar los significados que más nos conviene, así como ellos hacen por su parte. La cosa es que el término “doctrina” (y derivados) están muy ligados a la religión y política, sin embargo el ateísmo no es ni uno ni lo otro.

Para mí, expresar los diversos motivos por los cuales uno es ateo y compartir las contra argumentaciones al teísmo entre personas adultas no constituye un adoctrinamiento, pues no trato de imponer mi opinión en los demás y si me equivoco o no sé algo, lo reconozco sin problemas.

Pablo


[1] Primer párrafo: https://www.atheistalliance.org/about-atheism/is-atheism-a-religion/
[2] https://www.significados.com/adoctrinamiento/


Daniel dijo...

"La palabra "doctrina" viene del latín doctrina y significa "ciencia, sabiduría". Sus componentes léxicos son: docere (enseñar), -tor (sufijo que indica agente, el que hace la acción), más el sufijo -ina (relación, pertenencia). Ver: sufijos, otras raíces latinas, doctor y también docente."

"el creyente puede argumentar que nuestro sesgo solo permitirá ver lo que queramos ver y encontrar los significados que más nos conviene, así como ellos hacen por su parte."

Yo puedo argumentar que utilizo el significado original, mientras que ciertos ateos no lo hacen y utilizan una redefinición ad hoc.

Kurqueto Grande dijo...

Don Tovar, ¿qué laureles le adjudica usted al DRAE, para suponer que está desprovisto de ideología?
Dice usted: ”...¿Cuál diccionario? La definición recogida por la RAE sobre el término doctrina...”
Más adelante afirma, sin ponerse colorado: ”...La definición del diccionario es precisamente la que nos permite decir que el ateísmo es una doctrina...”
Veamos algunos ejemplos:
virgen: f. María Santísima, madre de Dios
profecía: Don sobrenatural para pronunciar oráculos en nombre y por inspiración de Dios.
bautismo: Primero de los sacramentos de muchas Iglesias cristianas
Y así podríamos seguir. ¿Cree usted, que cuando "su" diccionario menciona a dios, se está refiriendo a dioses genéricos o, por antonomasia, al mastodonte de la biblia?

Daniel dijo...

dios, sa
2. m. y f. Deidad a que dan o han dado culto las diversas religiones politeístas.

Riskov dijo...

Me quedo con esta disertación:
“Cabe destacar que no se deben confundir los términos adoctrinamiento y educación. La educación consiste en ofrecer un importante volumen de conocimientos con el objetivo de que los individuos se desarrollen sus habilidades, generen sus propias opiniones y sean independientes.”

Aquí tenemos un participante que sí confunde adoctrinamiento y educación.

Daniel dijo...

"Yo puedo argumentar que utilizo el significado original, mientras que ciertos ateos no lo hacen y utilizan una redefinición ad hoc."

Por ejemplo, Riskov.

Daniel dijo...

educar
1. tr. Dirigir, encaminar, doctrinar.

doctrinar
1. tr. adoctrinar.

¿Quién confunde qué?

Bernat dijo...

Decidle que sí, que el ateísmo es adoctrinamiento.

¡A ver si para de una puñetera vez!

Daniel dijo...

"Decidle que sí, que el ateísmo es adoctrinamiento."

¡Hay que ver las tonterias que dices!
Ni el ateísmo ni el teísmo son adoctrinamiento.

Adoctrinamiento es su enseñanza.

Daniel dijo...

Kurqueto Grande

¿Puede aclarar en que idioma habla?
En español desde luego que no.

Riskov dijo...

Pues sí Daniel, ya me ha quedado claro. Enseñar ciencia es adoctrinar.

Mfost dijo...

Creo que el mundo actual no presta debida atención a los ateos, y debería.

Por su propio interés el mundo debería analizar con más detalle la forma de pensar y de ser de esa lacra militante y fundamentalista que en trescientos años de prédica incesante han logrado que nuestro mundo se convierta en la inmensa porquería degradada que es.

Y nadie dude que el ateísmo ha sido el responsable, la necia locura que parece haber arrebatado a todos los seres humanos no sino el reflejo fiel de la intrínseca necedad del ateo.

Parece algo fuerte lo que digo, pero a poco que se analice surge con claridad que antes que un ateo exprese formalmente su ateísmo, ya se pone en evidencia la falla fundamental de su carácter que solamente puede calificarse como “necedad”, es decir, antes de que la posición intelectual del ateo sea proclamada, cualquier individuo perspicaz comprueba que esa persona exhibe un substrato psicológico deficiente, corrupto, moral y éticamente que ha posibilitado esa vía, dicho de otra manera, el ateo no es un necio porque sea ateo, llegó a ser ateo porque es un necio.

La necedad es la raíz y base del sujeto ateo, el ateísmo solo es la inevitable consecuencia de una falla básica en el carácter, ellos por el contrario,sienten una especie de orgullo de serlo y junto a eso demuestran una especie de cierto resabio medieval de intolerancia, intransigencia y militancia.

El ateo no niega a ningún dios en particular, puesto que estos no existen para él, pero sí niega, sistemáticamente, lo que los creyentes afirman o lo que los creyentes crean que existe, en este sentido son temibles y fuertemente confrontativos, son individuos reaccionarios con un altísimo grado de intolerancia, que reacciona, no contra algún dios, sino contra los creyentes y sus instituciones.

Imperdible son sus triunfales exigencias de pruebas a los creyentes. Considerándose eximidos del mismo proceso “ya que los negativos no se prueban...” estúpido argumento que quiere ignorar que en una cuestión metafísica son inaplicables los procesos probatorios del ámbito jurídico.

Lastimoso espectáculo ofrece el ateo cuando no percibe que en su actitud de férrea negativa, ha elaborado una compleja ideología que al degenerar en dogma lo iguala a las posiciones deistas que con tanto furor combate, ser Ateo en definitiva, parece ser otra simple cuestión de Fé.

El proselitismo enconado y agresivo que desarrollan los ateos en cualquier lugar donde puedan expresarse,e internet es uno perfecto para ellos, debe ser observado con mucha cautela ya que la promoción que esta gente hace de su creencia, es tan perjudicial para las sociedades como cualquier otro fanatismo que incite a quemar iglesias o iniciar cruzadas para defender la verdadera fé...

Bernat dijo...

¿Será un guerrillero de Cristo Rey, del Opus, un islamista, un testigo de Jeovha, un evangelista, un facha?

Lo que está claro es el mal que hace el adoctrinamiento. Cuando vemos en las madrassas islámicas a los niños, Corán en mano, repetir los suras con los movimientos corporales hacia adelante y atrás, supongo que los fanáticos cristianos ven un claro adoctrinamiento y ven en él el origen del terrorismo islámico. Pero cuando se dice lo mismo del adoctrinamiento cristiano, se niega.

El texto que nos trae ese tal Mfost, es un claro ejemplo de lo que puede suceder cuando a alguien, desde la infancia, se le enseña a odiar a quien no cree en su dios.

Es bueno que, de vez en cuando, entre algún fanático para recordar que no podemos bajar la guardia y estar atentos a esos movimientos ultra religiosos.

Daniel dijo...

"Pues sí Daniel, ya me ha quedado claro. Enseñar ciencia es adoctrinar."

Pues sí, Riskov, existe la doctrina científica en lengua española. En vuestra neolengua atea es otra historia.

doctrina
Del lat. doctrīna.
1. f. Enseñanza que se da para instrucción de alguien.

Kurqueto Grande dijo...

Daniel, te traduzco desde el latín en el que escribí mi respuesta al señor Tovar:
Lo que quiero poner de relieve es que ni el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), ni la Enciclopedia Universal Espasa Calpe, ni la Biblioteca Británica, ni el Pequeño Larousse Ilustrado ninguno de ellos, están exentos de ideología. La historia la escriben los vencedores. Y la prueba contundente de ello es la misma biblia. Me gustaría conocer la versión de Satanás, sobre cómo fueron los hechos.
En consecuencia, es riesgoso apelar a esas fuentes para estar más o menos seguros que se parte de un comienzo fiable, cuando lo que se desea es conocer acabadamente un concepto, en este caso, sobre qué debemos entender por "adoctrinamiento".

Daniel dijo...

Kurqueto Grande

El diccionario de la RAE está editado por académicos y recoge los usos de las palabras en español, idioma en el que me comunico y es mi diccionario de referencia.

Tengo un par de cuestiones:
¿Podría decirme que diccionario emplea usted?
¿Podría decirme a que ideología está adscrita la RAE?

Sus ejemplos no sirven para que me quede claro una ideología en la RAE.

virgen
Del lat. virgo, -ĭnis.
Escr. con may. inicial en acep. 3.
3. f. por antonom. María Santísima, madre de Dios.

Cuando se habla de la Virgen se habla de esa acepción.
En cuanto a ideología es como decir que Zeus es el dios del cielo y del trueno.

profecía
1. f. Don sobrenatural que consiste en conocer por inspiración divina las cosas distantes o futuras.
2. f. Don sobrenatural para pronunciar oráculos en nombre y por inspiración de Dios.

Son acepciones perfectamente válidas de lo que se entiende por profecía.

bautismo
Del lat. tardío baptismus, y este del gr. βαπτισμός baptismós.
1. m. Rel. Primero de los sacramentos de muchas Iglesias cristianas, que se administra derramando agua sobre la cabeza o por inmersión, y que imprime el carácter de cristiano a quien lo recibe.
2. m. bautizo.
3. m. En diversas religiones, rito de purificación por agua.

Otra vez las acepciones son válidas.

Kurqueto Grande dijo...

Tercer, y último, intento de hacerme entender.
”Tengo un par de cuestiones: ¿Podría decirme que diccionario emplea usted? ¿Podría decirme a que ideología está adscrita la RAE?”
1.- Empleo varios. El DRAE, Wikipedia, Google, Diccionario de citas de Filosofía, Diccionario Akal de Filosofía, etc. Depende del interés que tenga por llegar al hueso de la cuestión que estoy analizando.
2.- La RAE está adscripta con alma, corazón y vida a la ideología de la iglesia católica, apostólica, romana. Y si no me cree, échele un vistazo al prontuario de cada uno de los dinosaurios que componen su comisión directiva.
Como colofón de lo que sostengo: ¿tomó en consideración que para la acepción "virgen", transcripta por usted mismo, el DRAE sostiene por antonomasia que se trata de "María Santísima, madre de Dios"?

Riskov dijo...

Son individuos reaccionarios con un altísimo grado de intolerancia, nos dice Mfost. Él predica con el ejemplo.
Sí, es un buen ejemplo de adoctrinado que se revuelve con odio hacia las personas que no piensan como él.
Este ejemplo otorga importancia a este blog.

Daniel dijo...

Kurqueto Grande


Es difícil que se haga entender si utiliza expresiones como "al hueso", que no entiendo a lo que se refiere, ya que no aparece en el diccionario que utilizo.

Como he mencionado utilizo el diccionario proporcionado por la RAE, salvo tecnicismos que suelo utilizar los diccionarios técnicos correspondientes.

Por lo que he visto la RAE no tiene comisión directiva sino un solo director. De sus académicos solo conozco la opinión de Arturo Pérez-Reverte, que no es católico.


por antonomasia
1. loc. adv. Denota que a una persona o cosa le conviene el nombre apelativo con que se la designa, por ser, entre todas las de su clase, la más importante, conocida o característica.

A María Santísima, madre de Dios se la conoce como la Virgen por antonomasia.
Esto lo puede decir un católico como un no católico como yo. ¿O a caso usted no se entera a que hace referencia un hispanoparlante que menciona la palabra "Virgen"?

Bernat dijo...

Creo que el mundo actual no presta debida atención a los creyentes, y debería.

Por su propio interés el mundo debería analizar con más detalle la forma de pensar y de ser de esa lacra militante y fundamentalista que en dos mil años de prédica incesante han logrado que nuestro mundo se convierta en la inmensa porquería degradada que es.

Y nadie dude que el cristianismo ha sido el responsable, la necia locura que parece haber arrebatado a todos los seres humanos no sino el reflejo fiel de la intrínseca necedad del creyente.

Parece algo fuerte lo que digo, pero a poco que se analice surge con claridad que antes que un creyente exprese formalmente su creencia, ya se pone en evidencia la falla fundamental de su carácter que solamente puede calificarse como “necedad”, es decir, antes de que la posición intelectual del creyente sea proclamada, cualquier individuo perspicaz comprueba que esa persona exhibe un substrato psicológico deficiente, corrupto, moral y éticamente que ha posibilitado esa vía, dicho de otra manera, el creyente no es un necio porque sea creyente, llegó a ser creyente porque es un necio.

La necedad es la raíz y base del sujeto creyente, el cristianismo solo es la inevitable consecuencia de una falla básica en el carácter, ellos por el contrario,sienten una especie de orgullo de serlo y junto a eso demuestran una especie de cierto resabio medieval de intolerancia, intransigencia y militancia.

El creyente no niega a ningún dios en particular de las otras religiones, puesto que estos no existen para él, pero sí niega, sistemáticamente, lo que los otros creyentes de otras religiones afirman o lo que los creyentes crean que existe, en este sentido son temibles y fuertemente confrontativos, son individuos reaccionarios con un altísimo grado de intolerancia, que reacciona, no contra algún dios, sino contra los creyentes y sus instituciones.

Imperdible son sus triunfales exigencias de pruebas a los ateos. Considerándose eximidos del mismo proceso “ya que los negativos sí se prueban...” estúpido argumento que quiere ignorar que en una cuestión metafísica son inaplicables los procesos probatorios del ámbito jurídico.

Lastimoso espectáculo ofrece el creyente cuando no percibe que en su actitud de férrea creencia, ha elaborado una compleja ideología que al degenerar en dogma lo iguala a las posiciones deistas de otras religiones que con tanto furor combate, ser creyente en definitiva, no es más que una cuestión de fe.

El proselitismo enconado y agresivo que desarrollan los creyentes en cualquier lugar donde puedan expresarse,e internet es uno perfecto para ellos, debe ser observado con mucha cautela ya que la promoción que esta gente hace de su creencia, es tan perjudicial para las sociedades como cualquier otro fanatismo que incite a quemar herejes o iniciar cruzadas para defender la verdadera fé...

Kurqueto Grande dijo...

Berny, prepárate muchacho, porque ahora vendrá Daniel y te va a acusar, diccionario en mano, haber plagiado la versión original de Mfost. :-)

Daniel dijo...

La capacidad predictiva de Kurqueto es tan mala como su discurso.

Nadie ha reclamado la propiedad intelectual por lo que no hay plagio. Eso sí, que hay copia es bien patente.

Bernat dijo...

Ni copia ni plagio. Lo único que he querido demostrar es que la crítica de Mfost se adapta mucho mejor a los creyentes.

Daniel dijo...

Decir que no hay copia es negar la mayor.
En fin, cosas de algunos que creen en la inexistencia de Dios.

Kurqueto Grande dijo...

Bernat, la permutación quedó impecable.

Riskov dijo...

Cuando el argumento es aplicable contra el que lo profiere el argumento no era válido. Bernat lo ha expuesto así de bien.

Daniel dijo...

"Cuando el argumento es aplicable contra el que lo profiere el argumento no era válido."

Non sequitur.

Renzo dijo...

"¿Será un guerrillero de Cristo Rey, del Opus, un islamista, un testigo de Jeovha, un evangelista, un facha?"

Puede ser cualquiera o varias, Bernat, de lo que no cabe duda es de que es un imbécil, tampoco es el primero que aparece por el blog, ni será el último.
Y como ocurre siempre con los imbéciles, no argumenta, sólo junta letras hasta obtener una frase y luego la publica sin ver que es una estupidez absoluta. Entrar a rebatirle implicaria un tiempo del que no dispongo y un más que considerable esfuerzo tratando de ignorar todo lo que vivido y aprendido, para intentar aproximarme, aunque sólo fuera un poquito, al estado mental y la idiocia que muestra padecer el tal Mfost.

Kurqueto Grande dijo...

Ahora que me acuerdo, hay en Derecho un principio denominado “Teoría de los actos propios”.
Consiste en lo siguiente: si mi adversario usa determinada prueba para hacer valer sus razones, luego, debe aceptar que yo la use, en sentido contrario, para hacer valer las mías. Y así lo entiende la Justicia.
Es lo que se desprende del escrito de Mfost y el de Bernat.
A todo ésto, ¿se dieron cuenta que Mfost no agregó más nada para defenderse, sino que fue "El Llanero Solitario" más conocido como "Daniel" el que salió a defenderlo?

Daniel dijo...

En ningún momento he defendido a Mfost.
¿Sufre de paranoia, Kurqueto?