2017-12-21

203.- Una prueba de la inexistencia de Dios: la extinción de los dinosaurios



1.- Antecedentes científicos

En la década de 1970 se descubrió el gigantesco cráter de Chicxulub, creado hace 66 millones de años por la colisión de la Tierra con un asteroide del tamaño del actual monte Everest.

El enorme impacto lanzó una gran cantidad de polvillo a la atmósfera, el cual envolvió al planeta bloqueando la luz solar durante meses. La consecuencia más conocida fue la extinción de los dinosaurios, que habían existido durante 160 millones de años, más o menos.

Se ha encontrado una fina capa de iridio de esa misma época rodeando el planeta. El iridio es mucho más abundante en los asteroides que en la superficie de la Tierra, porque debido a su gran peso se hundió durante la formación del planeta. Bajo la capa de iridio se encuentran muchos huesos de dinosaurios, pero sobre ella no hay ninguno.

Recreación artística del impacto de Chicxulub.
Durante el año 2016 se realizaron perforaciones en el centro del cráter hasta varios cientos de metros de profundidad, encontrando evidencia coherente con la extinción masiva. Más aún, se encontró que la extinción no se habría producido si el impacto hubiera ocurrido segundos antes o segundos después, porque el asteroide habría caído en las aguas profundas del Atlántico o del Pacífico, y no habría lanzado tanto polvillo a la atmósfera.

Los dinosaurios habían coexistido con pequeños mamíferos durante unos 100 millones de años, los cuales sobrevivían escondiéndose en sus madrigueras, probablemente aterrados por las pisadas de los gigantes. En esa época les convenía ser pequeños. Los de mayor tamaño eran presas más atractivas, y tenían más dificultades para encontrar refugio.

Una vez que se normalizó la atmósfera, los animalitos salieron de sus escondrijos a un planeta nuevo, sin monstruos. Para muchos de ellos ahora era más conveniente ser grandes; la selección natural los hizo crecer y diversificarse. Algunos millones de años después surgieron los primeros primates, y hace unos 200 mil años, la especie humana.

Dada la abundancia y distribución de tamaño de los asteroides que rondan por el Sistema Solar, impactos como el de Chicxulub son normales en intervalos de decenas o cientos de millones de años. Son esperables. Son eventos naturales.


2.- Relación con la existencia de Dios

¿Cómo se puede compatibilizar la evidencia anterior con la obra de un ser superior interesado en crear a los seres humanos?


a) Intervención: Dios desvió al asteroide

¿Esperó Dios 13.800 millones de años hasta que se dieron las condiciones adecuadas y le dio un golpecito al asteroide para que 66 millones de años después surgieran gradualmente seres a su imagen y semejanza capaces de amarlo?

¿Que no era omnipotente?

¿Por qué no creó todo de una vez, como informa el Génesis?

Si intervino de esa forma para crearnos, si extinguió a propósito a los dinosaurios para que los pequeños mamíferos pudieran crecer y dar origen a la especie humana, claramente quería que pareciera un evento natural; no quería ser detectado.


b) Programación: Dios es un fantástico ingeniero y programó todo desde un principio

Desde 2004 tenemos imágenes bastante detalladas del universo muy poco tiempo después de su inicio (CMB). Si escalamos la edad del universo a la de una persona longeva (100 años), las imágenes equivalen a las fotos de un bebé de 1 día de edad.

En esa época el universo era una masa uniforme de plasma con una temperatura media de unos 3.000 °C y pequeñísimas desviaciones, del orden de 1 parte en cien mil, originadas –probablemente- por fluctuaciones cuánticas durante la fase inflacionaria inicial.

Esas ínfimas variaciones permitieron que, tras cientos de millones de años, la gravedad aglutinara los átomos livianos (hidrógeno y helio), formando estrellas y galaxias.

Las estrellas crearon los átomos pesados y los lanzaron al espacio cuando explotaron.

El Sol es una estrella de tercera generación que contiene escombros de dos generaciones previas. Nosotros estamos hechos de esos escombros.

¿Realmente pudo estar todo este proceso planeado desde el principio?

¿Esperaba Dios que esas pequeñísimas irregularidades en el CMB formarían estrellas que después iban a estallar y formar otras… y otra vez lo mismo pero ahora orbitadas por cientos de protoplanetas que, tras millones de impactos, se iban a reunir hasta formar un planeta a la distancia adecuada de su estrella… y luego a esperar más de 4 mil millones de años para que el bendito asteroide liquidara a los dinosaurios, y otros 66 millones más para que finalmente surgieran sus "amados hijos" a su "imagen y semejanza"?

Más aún.

Huellas de impactos en grandes asteroides.
El asteroide de Chicxulub debe haber deambulado durante millones de años por el sistema solar, recibiendo múltiples impactos de rocas más pequeñas. Vemos evidencia de esos impactos en asteroides de tamaño similar fotografiados recientemente.

Esos golpes deben haber modificado la trayectoria del gran asteroide en sólo fracciones de segundo de arco, pero esas ínfimas desviaciones, actuando durante millones de años, pusieron al asteroide en rumbo de colisión con la Tierra.

Nuestra existencia como especie puede deberse (entre muchísimos otros eventos imprevisibles en el instante inicial) al impacto de una piedra del tamaño de un balón de fútbol con el asteroide de marras mucho antes del surgimiento de los primeros animales.

Sin ese golpecito, probablemente los dinosaurios seguirían dominando la Tierra, y los seres humanos no existiríamos.

Planificar una sucesión de fenómenos caóticos como esos con la precisión requerida 14 mil millones de años antes es una imposibilidad matemática.


c) La guinda de la torta

En resumen, la interpretación natural del impacto de Chicxulub es mucho más plausible que la de una intervención o la de una programación.

Pero si no creemos en este dios omnipotente que creó el universo para nosotros, y que nos creó a nosotros, a pesar de que observamos que somos el producto de un proceso natural, no guiado ni planeado, ¡seremos castigados por toda la eternidad!

Según los curas, pastores, clérigos y otros (supuestos) voceros suyos, tenemos que creer a pesar de toda la evidencia en contrario. Dios nos pide que no usemos la razón que él mismo nos dio, o nos condenará al sufrimiento eterno. Tenemos que tener fe y creer lo que ellos dicen.

Pero también nos informan que Dios es justo y bondadoso, y que nos ama como a sus hijos.

Es decir, un dios justo y bondadoso crea a sus amados hijos por medio de un proceso a todas luces no guiado, y luego los condena por creer en lo que ven, en la evidencia.

¿Y después nos dicen que no podemos negar la existencia de este dios usando la ciencia?



Entrada relacionada: 56.- Existimos debido al impacto de un asteroide


12 comentarios :

Kamu Syldeck dijo...

Hola:

Y eso que lo de los dinosaurios fue una de las cinco extinciones masivas que los científicos han encontrado evidencia en la Tierra. Ocurrieron todas ellas y de momento estamos acá.

Ahora podemos encontrarnos en el blanco nuevamente, el epicentro de una nueva extinción masiva, más terrible que la quinta.

Los resultados de ella podrían ser muy violentos dado el abuso de los recursos naturales por parte de todos nosotros.

Nuestro futuro es incierto, pero si ocurriera, nada impediría que el cosmos continuase sin nosotros. ¿Qué tal si sólo somos el eslabón de una cadena para algo más?.

El tomar en cuenta esa posibilidad es algo inadmisible para los creyentes.

Saludos.

Jack Astron dijo...

Buen punto.

Otra "catástrofe" imprevisible en el instante inicial fue el choque de la Tierra con un planetoide 9 mil millones de años más tarde, en los albores del sistema solar.

La masa del planetoide, así como el sector y el ángulo de impacto fueron los precisos para formar la Luna sin destruir la joven Tierra.

Sin la Luna el eje de rotación de la Tierra oscilaría mucho más, y el clima fluctuaría demasiado, dificultando la adaptación de las especies a su entorno.

Voltaire dijo...

Mis dos centavos

Despues de leer la entrada me pregunté "y qué habría pasado si no nos hubiera caido encima el famoso asteroide?, pues que los dinosaurios no se habría extinguido. De no haberse extinguido, habrían alcanzado una inteligencia igual a la nuestra?

La wiki dice:

"La inteligencia de los dinosaurios ha sido un punto de discordia para los paleontólogos. Los dinosaurios no aviares alguna vez fueron considerados como animales poco inteligentes, pero en gran medida han sido apreciados más generosamente desde el renacimiento de los dinosaurios. Este nuevo optimismo encontrado para la inteligencia de los dinosaurios ha llevado a representaciones muy exageradas en trabajos de cultura pop como Jurassic Park.

Los paleontólogos ahora consideran que los dinosaurios fueron muy inteligentes en relación con otros reptiles, pero en general no tan inteligentes como sus descendientes, las aves. Algunos han especulado que si el evento de extinción del Cretácico-Paleógeno no hubiera ocurrido, las formas más inteligentes de pequeños terópodos podrían haber evolucionado finalmente hasta tener niveles de inteligencia similares a los humanos. Conceptos erróneos populares sobre la neurología de los dinosaurios incluyen el concepto de un segundo cerebro en la pelvis de los estegosaurios y los saurópodos.
Google Translate.

Esto me llevó a imaginarme a un Tiranosaurio Rex vestido como el Papa. ;)

Voltaire dijo...

Link

https://www.google.com/search?q=image+of+the+Pope+as+a+Dinosaurs&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ved=0ahUKEwidk63h06XYAhXDSSYKHTTqBmwQ7AkISw&biw=1094&bih=484#imgrc=muN4G-Mp4JPgQM:

Jack Astron dijo...

Se parecen bastante :)

Menos mal que el pobre dinosaurio se extinguió, porque seguramente no le habría gustado que lo compararan con el sujeto de blanco.

Kamu Syldeck dijo...

Estaba leyendo un poco sobre el tema, incentivado por esta entrada.

Si es que es correcto de lo que me enteré hace poco, impactó esta roca gigantesca en un sitio con bastante material inflamable en su geología. Si hubiera colisionado en otra zona terrestre, tal vez habrían sobrevivido los dinosaurios, no sólo las aves y otros animales.

Realmente tuvieron una cojunuda mala suerte estos lagartos terribles, otro antecedente altamente improbable, reitero de confirmarse, que habría sucedido.

Saludos.

Jack Astron dijo...

Eso entendí también del resultado de las perforaciones del año pasado.

El asteroide cayó en aguas someras, unos pocos km al norte de la península de Yucatán, México. El impacto lanzó una enorme cantidad de material particulado a la atmósfera.

Considerando la gran velocidad con la que rota y se desplaza la Tierra, de haber impactado segundos antes o segundos después, habría caído en las profundas aguas del Atlántico o del Pacífico.

Supongo que habría lanzado mucho menos polvillo a la atmósfera... y nosotros no existiríamos.

Pero bueno, diosito es un excelente físico y había calculado todo con precisión de segundos 14 mil millones de años antes, cuando el universo era más pequeño que un átomo.

Alabado sea el Señor :)

Jack Astron dijo...

En el siguiente video, Brian Cox explica elocuentemente lo que intenté transmitir en la parte b) de la entrada.

Brian Cox es un físico de partículas británico, investigador de la Real Sociedad de Londres y profesor en la Universidad de Mánchester.

El video es un breve segmento extraído a partir del minuto 28:55 del segundo episodio de la primera temporada de la serie Human Universe de la BBC.

Incluye subtítulos.

Enlace al video

Saludos.

Renzo dijo...

Gracias Jack, aunque no creo que sirva de nada a quienes debería servir: los crédulos creyentes que interpretan literalmente la Biblia. Claro que con esos no sirve nada que tenga que ver con pruebas, datos, ciencia o razón.

Jack Astron dijo...

Renzo, me temo que tienes razón... :-(

Kamu Syldeck dijo...

Bueno, creo recordar algo así que convencer a un creyente a dejar de serlo, con argumentos racionales, es como darle medicina a un muerto.

Pero el asunto es que puede ser un aporte valioso para los indecisos, yo fui uno hace tiempo, a pesar de crecer en una comunidad religiosa y educarme siendo menor de edad en 2 colegios católicos. Recién empecé a cuestionar mi fe a los 18 años.

Jack, aunque fuera uno sólo de los que menciono que tome en serio tu enlace, dude y siga investigando por su cuenta, contrastando información, procurando ser lo más objetivo posible, en mi opinión puedes darte por bien pagado.

Saludos.

Jack Astron dijo...

Tienes razón, Kamu. No hay que olvidar a los indecisos.

Dawkins se refería a ellos como quienes "están sentados en el muro".

Saludos.