2016-09-30

158.- Besando el codo de Hank


Esta mañana ha llegado a mi puerta una pareja bien vestida y bien peinada. El hombre habló primero:

Juan: Hola, yo soy Juan y esta es María.

María: Hola, estamos aquí para invitarte a besarle el codo a Hank con nosotros.

Yo: ¿Cómo?, ¿de qué estás hablando?, ¿quien es Hank?, ¿y por qué tendría que querer besar su codo?

Juan: Si tú besas el codo de Hank te da un millón de dólares, y si no lo haces, te cubre de espuma.

Yo: ¿Cómo? ¿es que es alguna clase de extraño pervertido?

Juan: Hank es un multimillonario filántropo. Hank construyó este pueblo. Hank posee este pueblo. Él puede hacer lo que quiera, y lo que quiere hacer es darte un millón de dólares, pero no puede si tú no besas su codo.

Yo: Eso no parece tener mucho sentido. ¿Por qué...

María: ¿Quien eres tú para cuestionar los deseos de Hank? ¿Es que no quieres el millón de dólares? ¿Es demasiado un pequeño beso en el codo?

Yo: Bueno quizás, si es legítimo, pero...

Juan: entonces vamos a besar el codo de Hank.

Yo: ¿Besáis el codo de Hank frecuentemente?

María: Oh, sí, continuamente.

Yo: ¿Y os ha dado el millón de dólares?

Juan: Bien, aún no. No se puede recibir el dinero hasta que no te marchas del pueblo.

Yo: Entonces, ¿por qué no os marcháis del pueblo y recibís el millón de dólares?

María: No puedes marcharte del pueblo hasta que Hank te lo diga, o de lo contrario no recibes el dinero y él te cubre de espuma.

Yo: ¿Conocéis a alguien que haya besado el codo de Hank, que se haya marchado y que después haya regresado con el dinero?

Juan: Mi madre le besó el codo a Hank durante años. Ella se marchó el año pasado y estoy seguro que tiene el dinero.

Yo: ¿Has hablado con ella desde entonces?

Juan: Por supuesto que no, Hank no lo permite.

Yo: Entonces ¿cómo sabes que tiene el dinero si no has hablado con nadie que lo haya recibido?

María: Bueno, antes de que te marches podría darte una pequeña muestra. Tal vez tengas un accidente, tal vez ganes un pequeño premio en la lotería, tal vez encuentres un billete de veinte dólares en la calle.

Yo: ¿Y que tiene eso que ver con Hank?

Juan: Hank tiene ciertas "conexiones".

Yo: Lo siento, pero esto suena como si fuera un extraño juego de consola.

Juan: Pero es un millón de dólares, ¿puedes realmente arriesgarte? Y recuerda, si no le besas el codo te cubre de espuma.

Yo: Tal vez si pudiera verle, hablar con él, tener detalles sobre él...

María: Nadie ve a Hank, nadie habla con él.

Yo: ¿Entonces, como le besáis el codo?

Juan: En ocasiones únicamente le mandamos un beso y pensamos en su codo. Otras veces besamos el codo de Karl y él se lo transmite.

Yo: ¿Quién es Karl?

María: Un amigo nuestro. Él es quien nos ha hablado sobre besar el codo de Hank. Todo lo que tenemos que hacer es invitarlo a comer de vez en cuando.

Yo: ¿Y vosotros habéis creído sus palabras cuando ha dicho que existe un Hank, que Hank quiere que le beséis el codo y que os recompensará?

Juan: ¡Oh no! Karl tiene una carta de Hank de hace mucho tiempo donde lo explica todo. Aquí tienes una copia para ti, mírala por ti misma.

Dice la carta:

1. Besa el codo de Hank y el te dará un millón de dólares cuando te marches del pueblo.
2. Bebe alcohol con moderación.
3. Cubre de espuma a aquellos que no sean como tú.
4. Come bien.
5. Hank dictó esta carta él mismo.
6. La luna está hecha de queso verde.
7. Todo lo que dice Hank es cierto.
8. Lávate las manos después de ir al baño.
9. No bebas alcohol.
10. Come tus salchichas en bollos, sin condimentos.

Yo: Esto está escrito en papel con el membrete de Karl.

María: Es que Hank no tiene papel.

Yo: Tengo la impresión de que si lo comparamos encontraremos que esta es la letra de Karl.

Juan: Por supuesto, pero Hank lo dictó.

Yo: Pensaba que decíais que nadie puede ver a Hank...

María: No ahora, pero hace tiempo vio a algunas personas.

Yo: Pensaba que decíais que era un filántropo. ¿Qué tipo de filántropo cubre de espuma a la gente sólo porque sean diferentes?

María: Eso es lo que Hank quiere, y Hank siempre está en lo cierto.

Yo: ¿De donde has sacado eso?

María: El punto 7 dice que: "Todo lo que dice Hank es cierto" ¡esto es suficiente para mí!

Yo: Quizás vuestro amigo Karl hizo las normas él mismo.

Juan: ¡Imposible! el punto 5 dice: "Hank dictó esta carta el mismo". Al mismo tiempo, el punto 2 dice "Bebe alcohol con moderación" el punto 4 dice "Come bien" y el punto 8 dice "Lávate las manos después de ir al baño". Todo el mundo sabe que esto es cierto, por lo tanto, todo lo demás debe ser cierto también.

Yo: Pero el punto 9 dice "No bebas alcohol" lo cual entra en conflicto con el punto 2, y el 6 dice "La luna está hecha de queso verde", lo cual no es cierto.

Juan: No existe contradicción entre los puntos 2 y 9, el segundo simplemente clarifica el primero. Y por lo que respecta al 6, tú nunca has estado en la luna, por lo que no puedes hablar con seguridad.

Yo: Los científicos tienen claramente establecido que la Luna está hecha de roca...

María: Pero ellos no saben si la roca viene de la Tierra, o del espacio exterior, por lo que puede ser fácilmente queso verde.

Yo: Realmente no soy una experta, pero pienso que la teoría de que la Luna fue "capturada" por la Tierra ha sido descartada. Por otra parte, no saber de donde viene la roca no la convierte en queso.

Juan: ¡Ajá! Acabas de admitir que los científicos cometen errores ¡pero nosotros sabemos que lo que dice Hank es cierto!

Yo: ¿Lo sabemos?

María: Por supuesto, el punto 7 lo dice.

Yo: Estáis diciendo que Hank siempre está en lo cierto porque la lista lo dice, la lista es cierta porque Hank la ha dictado, y sabemos que Hank la ha dictado porque la lista lo dice. Esta lógica circular no se diferencia en nada con "Hank dice la verdad porque lo dice Hank".

Juan: ¡Ya lo estás comprendiendo! Es reconfortante ver que alguien se está acercando a la forma de pensar de Hank.

Yo: Pero... oh, no te preocupes. ¿Cual es el trato con las salchichas?

(María se sonroja).

Juan: Las salchichas en bollos, sin condimentos. Esta es la forma de Hank. Cualquier otra forma es incorrecta.

Yo: ¿Qué ocurre si no tengo un bollo?

Juan: Sin bollo no hay salchicha. Una salchicha sin bollo es incorrecto.

Yo: ¿Sin salsa? ¿Sin mostaza?

María: (asombrada) Parece irremediablemente condenada...

Juan: (gritando) ¡No hay ninguna ambigüedad en su lenguaje! ¡Cualquier tipo de condimento está prohibido!

Yo: Entonces de una enorme pila de chucrut con algunas salchichas pinchadas en ella ni hablamos, ¿no?

María: (con los dedos en los oídos) No te estoy oyendo, nana nana nana...

Juan: (con cara de aversión) ¡Eso es repelente!. No sé qué clase de demonio comería eso...

Yo: Yo lo como todo el tiempo.

(María palidece).

Juan: (cogiendo a María) Bueno, si yo hubiera sabido que eras una de esas no habría perdido mi tiempo. Cuando Hank te cubra de espuma yo estaré allí, contando mi dinero y burlándome. Yo besaré el codo de Hank por ti. Tú, comedora de salchichas sin bollo y devoradora de chucrut...

(Al decir esto, Juan arrastró a María al coche que le esperaba y arrancó a toda velocidad).

---

Entrada aportada por Riskov.


17 comentarios :

Pipisfe dijo...

Genial!!!!

Fermin Barajas Pazos dijo...

Es una parodia de la fe religiosa alienante.

Kurqueto Grande dijo...

Estimado, ¿por qué cambiaste la parte que hay que besarle a Hank? Yo leí hace mucho esta "parábola" y no era precisamente el codo lo que proponían los Testigos de Hank que había que besarle. ¿Hiciste el cambio por prurito?

Jack Astron dijo...

Kurqueto Grande, no conozco esa otra versión. A mí me la enviaron así.

Atilio dijo...

El escenario desnuda y exhibe la idiotez y simpleza de las religiones evangelizadoras, aquellas cuyos adeptos consideran necesario ir a convertir a los demás.

Hace poco fui parte de un análisis y debate sobre los sorprendentes números de creyentes en astrología, numerología y demás constructos de patrones en general matemáticos o geométricos, de parte de los miembros de MENSA, la asociación que agrupa a la gente con los mayores Coeficientes Intelectuales del mundo.

Dejemos de lado el problema de los tests, de la definición de inteligencia y demás por ahora. Lo cierto es que, en mi opinión, esos números evidencian que ser inteligente no garantiza no ser estúpido en cuando a besarle el codo, las bolas o lo que sea a Hank y creer que la luna es de queso verde.

Para ello hace falta tener un mínimo de cultura científica pues solo eso informará que la Luna no es de queso verde ni que el besar cualquier parte del cuerpo de otra persona produce efectos mágicos.

En mi opinión personal, la historia del post informa que el cerebro detectará patrones siempre y en cualquier circunstancia. Eso explica los dioses y agentes sobrenaturales que producen efectos visibles pero incomprendidos, como Vulcano para los romanos y las apariciones de la virgen para los católicos.

También muestra que la lógica puede ser manipulada a favor de la magia y no ofrece una garantía contra las supersticiones, como los escolásticos demostraron, Aristóteles antes, montones de charlatanes como Craig y otros hoy en día y David Deutsch destruyo sin apelo en su charla sobre "explicar las explicaciones (ver TED). El escenario de marras produce predicciones que son consistentes con las reglas del mismo escenario y, por ende, lógicas.

Por ultimo, demuestra la importancia de tener buenas bases de conocimientos científicos en lugar de elaborar explicaciones complejas en actos de auto adulación, como hacen los filósofos de sillón, salón o besadores de codos.

Saludos.

Bernat dijo...

¡Excelente parodia que deja al descubierto el adoctrinamiento de las religiones!

Supongo que tampoco aparecerán nuestros queridos creyentes de turno para comentar...

Inari el zorro dijo...

"Kissing Hank's Ass", por James Hugger.

Renzo dijo...

Hola a todos.

Kurqueto se refiere a la versión original de la historia, escrita por James Huger y que aparece en su web ( Jhuger - The Savage Truth ) www.jhuger.com
Pero lo grave no es dónde hay que besar a Hank, lo preocupante es que hay mucha gente dispuesta a renunciar a la razón, el conocimiento científico y al sentido crítico para abrazar con fruición creencias absurdas y alienantes.

Gracias por la traducción y aportarlo Riskov.

Saludos.

Renzo dijo...

Inari, nos solapamos los mensajes :-)

Saludos.

Riskov dijo...

Esta parodia me llegó hace muchos años, sin fuente. Si alguien conoce al autor sería bueno indicarlo.

Tiene razón Kurqueto; la historia original no menciona el codo de Hank, sino el culo. Eso explica mejor la pregunta que hace la ciudadana a la que le predican: "¿Cómo? ¿es que es alguna clase de extraño pervertido?".

Bernat, no espero que los creyentes comenten en este post. No les gustará este tono y, además, no se sentirán identificados con la religión propuesta por Karl. Los creyentes ven absurdas todas las religiones menos la suya.

Riskov dijo...

Bueno, ya sabemos que el autor es James Hugger.

Renzo, yo no lo traduje, pues lo leí en español hace unos doce años.

En virtud de la tradición y de las libertades, respetamos demasiado las ideas religiosas, hasta las muy evidentemente absurdas. Este artículo de humor caricaturiza el absurdo. Sin embargo, si la religión propuesta por Karl fuera mayoritaria, no habría facilidad para ridiculizarla.

El próximo artículo que estoy preparando será más solemne y me ha costado mucho más redactarlo. Este ha sido de ligera transición.

Renzo dijo...

Según puede leerse en su web (About Jhuger) en realidad se apellida Huber no Huger, lo cambió para evitar confusiones.
Está bien tener momentos para el humor, esa es otra cosa que los meapilas no entienden. Para ellos este "mar de lágrimas" hay que pasarlo sufriendo para "pagar" el pecado original, ese que se supone que Jesusito pago por todos nosotros, pero que debió extender un cheque sin fondos y nos quedamos con la deuda de nuevo.

Saludos.

Jack Astron dijo...

Acá les dejo una breve discusión entre un cristiano y un no creyente.

Fragmento de la película "The Ledge" (La Cornisa)

Comienza en el segundo 20.

Saludos.

Atilio dijo...

Excelente, Jack.

Es un ejemplo de los muchos que se pueden dar, casi uno por crédulo religioso, de cuan auto indulgente y farisaico son todos esos que se creen especiales delante de su amigo imaginario y correctos en todas sus ideas ridículas sobre los detalles de la relación.

Desde siempre me llamó la atención y de muy pequeño me escandalizaba cuando algún charlatán hablaba en el nombre de su dios o decía lo que el barbudo pensaba, quería y opinaba.

Es notable en el vídeo observar como el crédulo se cree bueno.
Da el ejemplo de la chica que esta muriendo y su bondad al contarle cuentos de hadas, reza en alta voz para salvar a su amigo a quien esta odiando y le amenaza con violencia si no cesa de no usar palabras groseras delante de su esposa a quien pasa a maltratar inmediatamente después.

Jack Astron dijo...

A mí también me asombra escuchar personas proclamando lo que "dios" piensa o quiere de nosotros. Después de todo están hablando del supuesto creador del universo, un ser que, si llegara a existir, estaría bastante más allá de sus capacidades cognitivas.

Recuerdo que hace unos 7 años, cuando entré a la blogósfera, estaba harto de las declaraciones autoritarias de los curas, y especialmente, de la jerarquía de la Iglesia Católica. Pero al fin tenía la oportunidad de desahogarme, y en varias ocasiones despotriqué contra el Papa comparando su naturaleza humana más básica con sus pretensiones desmedidas.

Creo que destacaba el hecho de que este sujeto defecaba como cualquier ser humano, pero que después de limpiarse el trasero se colocaba un disfraz caro cubierto de adornos y salía a su ventanita agitando los brazos convertido en ¡el representante infalible en la Tierra del creador de un universo de cien mil millones de galaxias!

Ahora miro hacia atrás y me hace gracia. Parece que ya me desahogué :)

Saludos.

Bernat dijo...

A mí también me asombra escuchar personas proclamando lo que "dios" piensa o quiere de nosotros. Después de todo están hablando del supuesto creador del universo, un ser que, si llegara a existir, estaría bastante más allá de sus capacidades cognitivas.


Cierto. Es alucinante observar cómo se pueden escribir ingentes tratados de teología, cuyo resumen está en el Catecismo de algo más de quinientas páginas que tratan sobre lo que quiere y no quiere Dios de nosotros, y añadir que “Dios es incognoscible”, “Dios está fuera de la razón”, “los caminos del Señor son inescrutables” o que “la mente del Señor es inalcanzable”… (¡Cuántas veces habré hecho ese comentario!)

Riskov dijo...

Toda religión está formada por unos pocos manipuladores y muchos manipulados. Dios es incognoscible solo para los segundos.