2009-07-12

1.- La píldora del día después en Chile


Ya estamos en el año 2009, y en Chile todavía seguimos discutiendo acerca de la legitimidad del uso de la PDD (píldora del día después).


1.- LA IGLESIA CATOLICA ENTRABA EL DEBATE


El debate sobre la PDD en Chile está teñido por la influencia de la religión católica, que ha marcado a muchos políticos, jueces, abogados y médicos desde la infancia, mediante el adoctrinamiento religioso impartido por sus padres, profesores y sacerdotes.

La influencia mencionada ha llevado a centrar tontamente el debate en determinar si "la PDD impide o no el anidamiento del óvulo fecundado" como si de eso dependiese todo, perdiendo de vista la amplitud del tema, y prolongando la discusión indefinidamente, porque siempre van a existir especialistas que opinen de una forma o de la otra.

Para desenredar el nudo, hay que partir por sacar el concepto del "alma" de la discusión. Este concepto, muy difundido en Chile por las razones antes mencionadas, es arbitrario, ya que no existe ninguna evidencia científica que lo sostenga.

Las personas tienen derecho a creer en el alma (así como en Zeus o en las hadas), pero no tienen derecho a imponer las consecuencias de esa creencia a otras personas, a través de leyes que restringen la libertad de todos los ciudadanos, creyentes, agnósticos y ateos.

Al eliminar el alma de la discusión, se ve que ya no es necesario definir un instante o un momento para la "aparición" de un nuevo ser humano, y que se puede aceptar que el ser humano se va formando gradualmente, lo que debiera ser evidente para cualquiera que observe el proceso en forma desapasionada, sin prejuicios.
 


2.- ETAPAS EN LA FORMACION DEL NUEVO SER HUMANO

Otra de las razones por las cuales se entraba el debate, es por el uso descuidado (o malintencionado) de las palabras. Es común que se usen indistintamente términos tales como "vida", "óvulo", "cigoto", "ser humano" e incluso "niño", como si significasen lo mismo.


Por ejemplo, en este artículo, el "Presidente de la Conferencia Episcopal" dice: "...debemos salvar las vidas, porque el niño que ha sido engendrado fruto de la violencia no es agresor, el agresor es aquel que abusó de esa mujer...". Nótese cómo se distorsiona la realidad calificando de "niño" a un óvulo recién fecundado, y cómo se ignora a la mujer que ha quedado embarazada en contra de su voluntad. 

Voy a basarme en algo que le escuché decir al Dr. Horacio Croxatto, experto mundial en el tema, quien hizo una definición que me pareció muy acertada. Lo voy a poner con mis palabras, en base a lo que recuerdo y a lo que he meditado y extrapolado, así que no pretendo que sea exactamente lo que él dijo, ni tampoco lo que él piensa, y lógicamente está sujeto a discusión.

Podemos distinguir 4 etapas en la formación de un nuevo ser humano: vida, vida humana, ser humano y persona.

1) Vida: las plantas, los animales, los espermatozoides y los óvulos no fecundados tienen vida, pero no vida humana.

Un ejemplo típico de mal uso de esta palabra es la conocida afirmación "la vida comienza en el momento de la fecundación", la cual es falsa. La vida no "comienza". Gracias al método científico, ahora sabemos que la vida es una cadena ininterrumpida de miles de millones de años de antigüedad. Cada ser vivo le transmite la vida al siguiente, sin interrupción. Basta observar a un espermatozoide que nada afanosamente en busca de un óvulo para confirmar lo anterior.

2) Vida Humana: se inicia en el momento de la fecundación, porque el óvulo fecundado, o cigoto, contiene el código genético de un futuro ser humano. Pero el óvulo fecundado todavía no tiene cerebro, y por lo tanto, no tiene consciencia. Además, muchos de estos óvulos fecundados se pierden en forma natural en las primeras semanas.

Es sólo un Proyecto de Ser Humano (PSH) con más probabilidad de convertirse en un ser humano que un óvulo no fecundado, y mucha más que un espermatozoide, pero no es un ser humano todavía.

3) Ser Humano: a partir del momento en el que aparecen los primeros indicios del cerebro humano. ¿Por qué?

  • Porque el cerebro nos da la consciencia y nuestro intelecto superior, y nos distingue de todas las otras formas de vida de este planeta. Algunos animales, como los chimpancés, también tienen consciencia e intelecto, pero en grado menor, porque su cerebro no se ha desarrollado tanto como el nuestro.
  • Porque si pudiésemos hacer funcionar un cuerpo humano sin cerebro, no podría pensar, sentir, comunicarse, gozar o sufrir. Es decir, sólo sería una máquina con ADN humano, no un ser humano.
  • Porque si pudiésemos hacer funcionar un cerebro humano sin cuerpo, podría hacer todo eso. Podríamos conectarle electrodos y comunicarnos con el cerebro mediante impulsos eléctricos. (Sé que parece sacado de una película de terror, pero es una extrapolación válida).
¿Cuando aparece el primer indicio del cerebro humano? No lo sé exactamente, pero entiendo que no antes del tercer mes de embarazo. Es decir, en los primeros 2 meses existe vida humana, pero no un ser humano.

4) Persona: cuando el ser humano adquiere consciencia de su propia existencia.

Tampoco sé cuando ocurre eso y dudo que alguien lo sepa, pero debe ser cuando el cerebro ya está formado, porque se necesita una gran masa cerebral para generar consciencia. Podría ser a partir del séptimo mes. En todo caso no tiene mucha importancia práctica, porque ni siquiera los más acérrimos partidarios del aborto consideran que tienen derecho a matar a un feto en los últimos 3 meses, cuando es viable incluso fuera del cuerpo de la madre.
 


3.- CRITERIOS PARA DECIDIR

Habiendo definido las 4 etapas anteriores, se puede zanjar el tema de la PDD (y del aborto) confrontando los derechos de los 2 "seres" afectados: una futura madre que no desea llevar a término su embarazo por alguna razón, y un ser humano en formación. (Nótese que los representantes de la Iglesia Católica casi siempre ignoran a la madre cuando pontifican sobre el tema, como si ella fuese una especie de incubadora).

Como en muchos casos en los que se enfrentan derechos, no hay salidas que dejen felices a todos, y hay que estar dispuestos a sacrificar algo.

Etapa 1: antes de la fecundación. Hay vida, pero no es vida humana.

A nadie le importa mucho, que yo sepa. A nadie le preocupan los "derechos" de un óvulo o de un espermatozoide, aunque estén vivos. En esta etapa no hay controversia.

Etapa 2: primeros 2 meses, desde la fecundación hasta antes de que aparezcan las primeras señales del cerebro.

Hay vida humana (porque existe un óvulo fecundado, con ADN humano), pero no hay ser humano (porque no existe cerebro). Existe un Proyecto de Ser Humano (PSH). 

Aquí se enfrentan los derechos de una persona (la madre) con los de un PSH. Creo que los derechos de una persona superan con creces a los de un PSH, y por lo tanto, la madre debiera tener derecho a elegir


Puede ser cruel e inhumano eliminar a un PSH, pero la otra opción (obligar a la mujer a llevar a término el embarazo contra su voluntad) es más cruel e inhumana. ¿Por qué? Porque el PSH no puede sufrir y la mujer sí.

Algunos argumentos usados comúnmente en esta etapa para oponerse al aborto son:

  • "Se está eliminando a un potencial ser humano". Pero si no hubiese existido relación sexual, también se habría perdido un potencial ser humano (el óvulo no fecundado). Si se elimina ese óvulo poco tiempo después de fecundado, cuando es sólo un conjunto de centenares de células, sin cerebro, incapaz de sentir y sufrir, cual es la diferencia? ¿Es que acaso el hecho de haber sido fecundado le confiere al óvulo derechos tan superiores a los que tenía antes, como para avasallar a los de una mujer hecha y derecha?
  • "Podríamos estar matando a un futuro Einstein", pero se contrarresta con "podríamos estar matando a un futuro Hitler".
  • "El aborto podría provocar un trauma", pero se contrarresta con "el embarazo indeseado podría provocar un trauma".
  • "Si hubiesen abortado tu cigoto no habrías nacido". Este argumento es bastante débil. Es cierto, no habría nacido, ¿y qué? De hecho sólo existo porque "mi espermatozoide" (1 de 100 millones) tuvo la suerte de fecundar el óvulo. La abrumadora mayoría de los potenciales seres humanos permitidos por las combinaciones de ADN nunca nacerán, de todas formas.
Por todo lo anterior pienso que la PDD, y el aborto en los primeros 2 meses, son éticamente válidos.

Etapa 3: ya hay un ser humano (un feto con cerebro en formación) pero todavía no existe una persona (todavía no tiene consciencia).

Creo que los derechos de la madre (persona) en esta etapa son todavía superiores a los del feto, pero por un margen mucho menor. En esta etapa el aborto sólo se justificaría si existe riesgo de daño psicológico o físico a la madre.

Etapa 4: últimos meses; ya es una persona, porque (probablemente) ya tiene consciencia.

Madre y feto tienen los mismos derechos, sólo que la vida de la madre es importante para otros seres humanos también (hijos, esposo, padres) y por lo tanto todavía me inclino a favor de la madre, pero sólo justifico el aborto en esta etapa si está en riesgo su vida.
 


4.- CONCLUSIONES

Al remover la idea arbitraria del "alma" impuesta por la Iglesia Católica se puede ver claramente que la formación de un nuevo ser humano es un proceso gradual.

La gradualidad del proceso hace posible definir diferentes exigencias para permitir el aborto, según la etapa en la que se encuentre el embarazo.

El uso de la PDD, y el aborto durante los primeros 2 meses, debiese ser decisión exclusiva de la madre.

La discusión (en Chile) acerca de si la PDD impide o no el anidamiento del óvulo fecundado es irrelevante para el propósito de permitir o prohibir su uso.


------o------

18 de Enero de 2010: después de una larga tramitación en el Congreso, se promulga una ley que autoriza la entrega de la PDD en los consultorios. Chile da así otro paso para salir de la Edad Media, y los talibanes católicos -que llevaban más de 10 años coartando la libertad de los ciudadanos que no comparten sus supersticiones religiosas- muerden el polvo.

6 comentarios :

Äriastóteles Lumínico dijo...

Para los materialistas filosóficos, Dios ni a idea llega: sólo es una pseudoidea.

¡Saludos!

Jack Rational dijo...

No sabía que yo era un "materialista filosófico". Ni siquiera he estudiado filosofía. Gracias en todo caso, porque encuentro que suena bien. Gracias por tu comentario.

Salvador Núñez dijo...

Y eso se dará en todo el mundo, pero, hay un problema:

No se por qué la gente pobre se les da por tener muchos hijos, es como si quisieran, dentro de su desgracia, perpetuarse de manera salvaje ante el declive de su existencia como grupo social. La personas instruidas y con dinero se reproducen con pocos, a lo mucho dos hijos por familia.

¿Si los pobres siguen creciendo y los de condición elevada siguen decreciendo en volumen, no estaremos viendo dentro de poco una revolución de las grandes mayorías sobre la pequeña clase adinerada?

Yo creo que más importante es hablar sobre la reproducción vinculada a la capacidad de manutención y crianza. También creo que tal tema, si es manejado como en China, traerá bienestar, pero no se hasta que punto al gente lo acepte. Lo más probable es una crisis social sin precedentes en este siglo.

Jack Rational dijo...

Hola Salvador

Los temas que tú planteas son importantes, pero mi artículo fue motivado por la restricción a la libertad proveniente de grupos de poder que, habiendo sido adoctrinados durante la infancia en la religión católica, se oponen al uso de medios anticonceptivos totalmente legítimos, y que tienen la capacidad, mediante su influencia y su presencia en el poder legislativo y judicial, de coartar la libertad del resto de los ciudadanos.

Las restricciones a las libertades personales generan en mí un profundo rechazo, y cuando están originadas en supersticiones religiosas antojadizas, más aún.

En Chile el Ejecutivo llevaba años tratando de poner a disposición de la ciudadanía la PDD, mientras los grupos opositores presentaban recursos judiciales bloqueando dichos esfuerzos. En una ocasión se prohibió la venta en todo el país porque 1 juez (sí 1 persona) consideró que la PDD mataba "seres humanos", y en otra llegamos al punto de que algunas de las grandes cadenas farmacéuticas no vendían la PDD, porque sus dueños alegaban "objeción de conciencia". Es decir, sus alucinaciones religiosas tenían más peso que las normas que promulgaba el Ministerio de Salud, y los ciudadanos veíamos restringidas nuestras opciones porque el señor dueño de la cadena tenía amigos imaginarios.

En relación a tu planteamiento, algunos "mal pensados" han llegado a especular que las restricciones a los medios anticonceptivos (y el rechazo total al aborto) promovidas por parte de la clase alta, y que sólo afectan a los pobres (porque la gente pudiente no tiene problemas para acceder a ellos), tienen como objetivo disponer de más pobres para que trabajen como cajeros de sus supermercados, jardineros de sus mansiones, empleadas domésticas y nanas de sus hijos, choferes de sus autos de lujo, etc., todo esto a bajo costo. (La ley de la oferta y la demanda).

Así que la disponibilidad de la PDD en forma gratuita en los consultorios es un paso en la dirección correcta, ya que contribuye a disminuir la tasa de natalidad en la gente pobre, y por lo tanto, a mejorar las posibilidades de alimentarse y de educarse mejor de aquellos que sí nacen, y de obtener una retribución económica más justa por su trabajo.

Y aunque no produzca un efecto notorio en ese sentido, ya que probablemente el número de embarazos que serán evitados por el uso de la PDD no va a ser significativo, es un triunfo ideológico, es la victoria de la razón sobre la superstición, y eso me alegra.

Saludos desde Chile.

ZukoMcOtella dijo...

Interesante, y con sentido lógico, ya seguía éste blog pero nunca lo seguí desde el principio, un saludo al administrador de este blog y espero que continúe así, Saludos.

Jack Astron dijo...

Hola Zuko, gracias por tu comentario.