Para ver el recuadro de los comentarios recientes, se debe entrar sin la "s" de "https". Ej: http://jackrational.blogspot.com/

2018-09-09

227.- La falacia más utilizada actualmente


Autor: Riskov

Muchas son las falacias que los teístas emplean para "demostrar" la existencia de Dios. En entradas anteriores hemos repasado algunas, y en los comentarios se pueden ver otras que sus defensores intentan hacer valer como lógicas.

Muy antiguamente el argumento principal era la necesidad de que un Ser hubiese creado este mundo con este orden (falacia de ignorancia). El mayor conocimiento científico ha hecho rebajar puestos a este argumento. Como ejemplos tenemos:
  • La diversidad de especies "sabiamente" adaptadas a su entorno se explica ahora de manera natural mediante la teoría de la evolución.
  • La enormidad del Universo la explica satisfactoriamente la cosmología que, en el último siglo, ha aumentado el conocimiento mucho más que en toda su historia.

¿Y ahora qué argumento compensa el vacío dejado? Hay que considerar que todos los argumentos que entran en el campo científico han sido rebatidos.

En EEUU gusta mucho el "ajuste fino". La refutación de este argumento está bastante asumida en Europa, por lo que se emplea mucho menos. Pero en EEUU el ciudadano medio es menos culto y se deja llevar más por los argumentos aparentes. Recordemos que la situación del Universo, con su medio físico y biológico, es la que los procesos naturales han permitido. Al igual que las especies supervivientes (más del 95% de las especies que alguna vez aparecieron están extintas) son las que se han adaptado a las condiciones existentes. No opera al revés: "las condiciones han sido fijadas para que estemos nosotros". ¡Qué argumento tan arrogante!

En los niveles más cultos se está utilizando un viejo argumento reciclado. Parece irrebatible, pero tiene una gran deficiencia. ¿Cómo lo hacen? Pues introducen el concepto deísta, imposible de refutar, y consideran demostrada o, al menos, razonable la existencia de su dios monoteísta y su doctrina.

El concepto de "primera causa", el "ser necesario", el "dios de los filósofos" lleva al deísmo, en el cual existe un ser creador que nunca se comunica con su creación. Este concepto daría respuesta (sencilla y perezosa) al enigma del origen del Universo, pero deja a la ciencia la tarea de explicar los procesos naturales, puesto que dicho ser no actúa en el mundo.

Esta deidad no colma las expectativas de los creyentes, puesto que no podrían comunicarse con ella, ni esperar intervenciones milagrosas, nada sobrenatural, ni es un juez supremo, ni tiene una iglesia intermediaria, ni profetas, ni libros sagrados, etc.

Sin embargo, muchos creyentes se aferran a este concepto porque cuenta con la ventaja de ser infalsable, de no poder ser refutado. Después... dan un salto mortal y lo cambian por su dios monoteísta. Et voilà: su dios y su doctrina están demostrados y a salvo de refutaciones.

Vuelven a las cinco vías de Tomás de Aquino del siglo XIII, que no mencionan al dios personal y que, de todas maneras, ya fueron refutadas por los filósofos modernos (desde Kant). Dicen que quizá no demuestran pero sí al menos fundamentan al "ser necesario", con lo que ya cuentan con bases razonables para ser fieles a su doctrina cristiana.

Lo que no suelen recordar es que el aquinatense indicó que la fe era el criterio de verdad en aquellas situaciones en que pareciese haber un conflicto entre ella y la razón, de manera que en tales situaciones la solución consistía en considerar que la razón se había extraviado en sus conclusiones, pues los contenidos de fe representaban verdades absolutas que tenían un carácter infalible.

De la misma manera, todas las iglesias cristianas han otorgado preferencia a la fe en detrimento de la razón. ¡Ni qué decir de las confesiones islámicas!

Sin embargo, el concepto deísta es bien diferente al teísta. En el segundo existe un dios que se comunica por medio de profetas, gracias a los cuales tenemos libros sagrados con historia y normativa divina. Para interpretar esos textos y vigilar su aplicación tenemos, gracias a Dios (entiéndase la broma), maestros religiosos: sacerdotes católicos, pastores protestantes, rabinos judíos, mulás musulmanes, etc.

Decir que el deísmo justifica el teísmo es un salto mortal, un non sequitur. Significa que la "primera causa" justifica a Alá y el Corán, o a Jahvé y la Torá, o a Jesucristo y la Biblia. Lo anterior no es posible puesto que estas tres deidades son incompatibles (ver la entrada 193.- ¿Qué libro sagrado es perfecto?).

Pero como estas doctrinas son tan susceptibles a la crítica fundamentada, principalmente porque los textos sagrados nos muestran la confección y desarrollo de mitos religiosos (ver la entrada 157.- Análisis del desarrollo mítico de la divinidad de Jesús), los creyentes monoteístas evaden la confrontación a este nivel y se quedan con la "primera causa", como si les valiera.

Cuando esta falacia pierda fuerza entre los creyentes, ¿por cuál será sustituida? Se admiten especulaciones.



Entradas relacionadas

27 comentarios :

Bernat dijo...

Siempre he dicho que mi ateísmo no se tambalearía en el caso hipotético de que se demostrara cierto el deísmo. Lo único que cambiaría sería la definición en sí de mi ateísmo, ya que ya no podría negar la existencia de un “ser necesario”. No obstante, mi ateísmo –y seguro que el de muchos otros ateos- no se para en la simple negación de esa primera causa, sino que –y, sobre todo- niega el dios monoteísta y todas sus parafernalias religiosas que de dicha creencia se derivan.

La existencia de un ser necesario, o primer motor, que no actúa en el universo, es tan inocuo, indiferente e inútil para el ateo como la existencia de un planeta más grande que la Tierra en otro sistema solar.

El problema de creer en dios es el de darle forma, nombre, apellidos, voluntad, autoridad, omnipotencia, omnisciencia, etc. y, en consecuencia, son las religiones, como producto de tal creencia, lo que el ateo tiene que combatir, y ese tipo de dios es imposible que pueda sostenerse ante los argumentos racionales del ateísmo y de la ciencia. No sólo el dios monoteísta es cien por cien irracional, sino que ataca la dignidad humana hasta límites insospechados, convirtiéndolo en una simple marioneta manejada por ese dios o, más bien, por la voluntad inventada por los curas, gurúes, profetas, imanes o teólogos, quienes se erigen en “expertos” en la voluntad divina y, lo peor, en imponerla a todo quisqui bajo la amenaza correspondiente de absurdos castigos.

Jack Astron dijo...

Concuerdo con Bernat y me parece una excelente entrada.

De la eventual existencia del dios del deísmo no se deduce la existencia del dios de los cristianos o del dios de los islámicos.

De hecho, aún si existiera un creador sobrenatural del universo, no podría ser ese dios personal omnipotente, milagrero, justo y amoroso que castiga a quienes lo niegan.

Cuando se ama a alguien se hace lo posible para compartir la vida con esa persona. Por lo tanto, si Dios nos amara, debiera, como mínimo, revelarse claramente ante nosotros.

Pero Dios no se revela y después castiga a quienes niegan su existencia, a pesar de estar definido como "justo".

Un dios que se comporta de esa forma no actúa en forma justa.

Su perfil viola el principio de no contradicción: es justo e injusto a la vez.

Por lo tanto no puede existir.

Riskov dijo...

De plena actualidad, Bernat. Ahora mismo estás sosteniendo un debate en otro foro donde tu oponente aplica algo de la estratagema de esta entrada con una pretendida ambigüedad. Es interesante comentarlo.

El oponente parece ser deísta, reconoce como absurdo el dios monoteísta y sus religiones, pero se enroca en una ambigüedad de Ser necesario (que no explica como es) y critica a los ateos como dogmáticos al mismo nivel que los teístas.

Como no concreta su Ser necesario no hay argumentos que lo desmonten. Y se permite el lujo de contraatacar con demagogia.

A ese tipo de deístas lo mejor, quizá, es dejarlos sin contestar. Ese Ser necesario no influirá en nuestras vidas ni habrá forma de conocerlo, por lo que la hipótesis es, en la práctica, indiferente.

Incluso deduzco que un deísta es, en la práctica ritual diaria, ateo.

Anónimo dijo...

Pareciera que habría algún hueco al que los creyentes podrán aferrarse aunque sea en el deísmo:

Aunque conociéramos cabalmente todas las leyes que determinan el comportamiento del cosmos y las pudiésemos resumir en fórmulas muy simples, la teoría del todo, siempre nos quedaría cuestionarnos por qué estas leyes y no otras cualesquiera, asunto que, podría carecer de respuesta o, siendo positivos, está fuera por siempre del dominio de la ciencia. No hay respuesta comprobable.

¿Está dios por definición fuera de los límites de la ciencia?.

El crédulo piensa que si y el contrario piensa que no. Aunque fuere por inclinación.

Renzo dijo...

"siempre nos quedaría cuestionarnos por qué estas leyes y no otras cualesquiera,"
Si estamos aquí para poder "cuestionarnos por qué estas leyes y no otras cualesquiera", es, precisamente por que estas leyes pemiten que estemos aquí. Pero el que estemos aquí no es el objetivo de esas leyes, somos un resultado inevitable de ellas. Puede parecer una perogrullada, pero es una pura evidencia. No implica creación, ni diseño, ni plan, ni causa primera, ni ser necesario ...
El problema es que los crédulos se llevan mal con el azar y las probabilidades y les es mucho más atractivo creer que todo es como es por obra y gracia de un ser supremo. Para ellos la pesca no es consecuencia de la existencia de peces, no, para ellos la existencia de peces tiene como propósito que podamos pescar. Y así con todo.

Buen artículo Riskov.

Riskov dijo...

Gracias Renzo.

Anónimo:
Pareciera que habría algún hueco al que los creyentes podrán aferrarse aunque sea en el deísmo

El problema es que el concepto deísta no satisface a los creyentes, debido a que es una deidad que no se comunica, que no responde, que no interviene, ni siquiera escucha.
Cuando la emplean a su favor suele ser como una puerta falsa que nos lleve al teísmo. Aquí está la trampa.

El concepto deísta sirve solamente para explicar la causa primera, y lo hace de manera sobrenatural. Si consideramos que todos los procesos son naturales, no queda sitio para esa deidad.

Bernat dijo...

Es curioso observar en los foros de debate sobre la existencia de Dios, las energías, esfuerzos y equilibrios que gastan los creyentes para demostrar dicha existencia ignorando que la hipotética existencia divina sería una pequeñísima batalla ganada, pero, que a partir de ahí, todo está perdido por lo ya dicho por todos: del dios como primera causa no se sigue el Dios Supremo monoteísta que, en realidad, es el que quieren demostrar.

Del dios aristotélico al Dios monoteísta hay un salto mortal insalvable. Los argumentos en contra son abrumadores, como todos sabemos aquí. No hay posibilidad alguna de que dicho Dios pueda sustentarse en un mínimo de argumentos. De hecho, yo lo llamo “la triple A”. La “A” de Absurdo, la “A” de Abominable y la “A” de Aberrante.

Anónimo dijo...

Los teodependientes se valen de la primera causa por "lógica", es algo evidente para ellos.


"Del dios aristotélico al Dios monoteísta hay un salto mortal insalvable."

Ese es el salto de fe, así argumentan por qué creer en Dios, para eso está la Biblia, su palabra.

Los absurdos que lleva de la ignorancia a la estupidez, pero no se merecen nada, el abuso de menores es abominable, ellos si se merecen mejores formadores.

Herman Osvaldo Sal dijo...

Es evidente que la batalla actual se lleva a cabo alrededor del tema de la "primera causa", el "ser necesario", el "dios de los filósofos", el "Primer Motor inmóvil" (del que muchos de ellos creen que es descubrimiento de Aquino)...
Hace un tiempo hice anotaciones al respecto en un blog que trata del mismo tema, aunque lo enfoco de una manera un poco diferente.
Con tu blog, tengo entonces dos enlaces para presentar antes de escribir mucho, innecesariamente.

Gracias por tan buen blog.

Jack Astron dijo...

Hola Hernán, gracias por tu aporte.

Riskov dijo...

Herman, tienes un blog interesante. Una gota en el océano teológico que nos invade.

Anónimo dijo...

De ser así, da cuenta de la mala educación que tenemos en general.

Hay que esforzarse por entender y ello te permite conocer.

Creer no requiere esfuerzo y fácilmente te puede hacer sentirte bien.

Como dicen por ahí "La ignorancia es dicha".

También es el origen de los males personales y sociales, mal que les pese a estos teodependientes y otros idiotas adeptos a ideas absurdas.

Jack Astron dijo...

Corrijo, es "Herman". Sorry.

Walrus Beetle MacKenzie dijo...

Cuando creer implica pertenecer a una organización de claros ribetes maffiosos, cuyo modus operandi es el ocultamiento y pagar para callar testigos... creo que eso debería llamar a seria reflexión a cualquier persona de buena voluntad.

Riskov dijo...

Si los creyentes reflexionaran llegarían, como mínimo, a la duda. Como no desean cuestionar, no reflexionan.
Cualquier argumento contrario a su iglesia o doctrina lo rechazan con justificaciones varias.

Anónimo dijo...

Excusas varias. No les alcanza para justificaciones, sólo para motivos.

Walrus Beetle MacKenzie dijo...

Si... pero la persona no defiende a una organización, defiende algo que a ella misma le otorga ciertas asociaciones sociales y "seguridades". Además, el recurso de la negación de la realidad... que a veces se asocia a la creencia. Se niegan los aspectos mas crudos y desagradables de la realidad.

Anónimo dijo...

Eso depende.

Si es fundamentalista, se llega a defender la institución, a la Iglesia. Son relativamente pocos. Menos mal, porque están idiotizados.

Para creyentes flexibles les basta defender esas creencias porque son convicciones para estos simplones. Son parte integral de su existencia.

Walrus Beetle MacKenzie dijo...

Por supuesto. El asunto es que ante problemas gravísimos... esa defensa de la institución se parece muchísimo a complicidad y encubrimiento. Le están dando la razón a Deschner. Y cada día más. No necesitan enemigos, se cavan ellos mismos la fosa...

Walrus Beetle MacKenzie dijo...

Las religiones reveladas atraviesan una muy mala época. Sin profetas del desierto y con luces y taquígrafos... es muy malo. Por eso se intenta llevar todo al plano de una intuicion interior o iluminación... pero si yo me arreglo con "dios"... para qué necesito una institución normativa y congregatoria?
Cualquier religión sería superflua.
Creo que esta crisis del catolicismo, que aun no ha manifestado toda su fuerza, va a debilitar mucho mas la influencia social de la religión.

Jack Astron dijo...

Creo que esta crisis del catolicismo, que aun no ha manifestado toda su fuerza, va a debilitar mucho mas la influencia social de la religión.

La Iglesia Católica chilena está en crisis.

La crisis moral y cultural de la Iglesia chilena (NYT)

Abusos sexuales en Chile (BBC)

Los curas se quejan de la escasa asistencia a misa; sólo ven a un puñado de ancianitas preocupadas por su pronto paso a la vida eterna. Los jóvenes sólo aparecen en las misas de funerales.

A pesar de que el cuestionado cardenal Ezzati había renunciado a presidir el Te Deum, por primera vez en décadas la TV no lo transmitirá. Varias autoridades del parlamento habían anunciado su decisión de no asistir. La iglesia no tiene autoridad moral para sermonear a nadie, dicen.

El obispo Barros es "funado" al ingresar a la iglesia (video):

https://www.youtube.com/watch?v=4zAGG2eTxh8

Sedes de la IC han sido allanadas por la policía para obtener archivos ocultos de eventuales abusos deshonestos.

Ya comienzan a dar lástima...

Voltaire dijo...

"Si los creyentes reflexionaran llegarían, como mínimo, a la duda. Como no desean cuestionar, no reflexionan.
Cualquier argumento contrario a su iglesia o doctrina lo rechazan con justificaciones varias."

Apreciado Ryskov, mi impresión es distinta. Para dar un ejemplo de lo que quiero decir usaré una analogía. Creer en dios es como sumar y restar, muy fácil. Para deshacerse de dios se necesita saber por lo menos cálculo. Dios como explicación responde facilmente a muchas preguntas y ese dios que responde facilmente es el que llamamos el dios de los huecos que es el dios de la gran mayoría de los creyentes. No hay que leer mucho para respoder preguntas complicadas: quien creó la vida y al hombre, quien al universo. Quien puede dar las reglas morales. Quien resuelve el problema del miedo que le tenemos a la muerte de tal forma que trascedamos la tumba? Y qien puede ayudarme a resolver un problema doloroso o difícil para el cual no tengo solución? O cómo me explico ciertas cosas aparentemente milagrosas. El dios de los huecos sirve para todo eso.

Al renunciar a dios el creyente de a pié no solo esta renunciando a muchas de sus esperanzas si no también se está quedando sin respuestas para muchas preguntas a menos que haga un esfuerzo en el cual no está interesado porque piensa que ya tiene esas respuestas.

En el creyente típico la carga religiosa legada por la familia, la educación y la sociedad ya se ha consolidado, de ahi que yo no sea muy optimista sobre la desaparición de la religión. Lo que creo (y es mi creencia) es que las religiones actuales serán
sustituidas por la adopción de otras supersticiones y visiones anticientíficas.

No todo es negro en el futuro. Las dos grandes religiones, cristianismo e islamismo, ya tienen muy mala prensa y eso es bien bueno. El terrorismo y extremismo islámico y la alcahuetería católica con los pederastas los ha dejado mal parados. Asi mismo cada vez una mayor parte de la gente accede a oportunidaes educacionales y están expuestos por los medios públicos al progreso del conocimiento a pesar de bandidos como Chopra. Y también que cada vez mas la libertad de conciencia se expande. Asi que avanzaremos pero lentamente. Un consuelo es saber que ya buena parte de la humanidad no está expuesta a la hoguera o la tortura y la cárcel por rechazar la religión.

Perdonen lo largo.

Riskov dijo...

Voltaire, estoy de acuerdo con tu mensaje. Lo que no llego a entender es donde hay divergencia argumental.

Lo que creo (y es mi creencia) es que las religiones actuales serán
sustituidas por la adopción de otras supersticiones y visiones anticientíficas.


Ya está ocurriendo. Y lo que es peor, sucede más en las personas de izquierda, la "izquierda feng-shui".

Aun con baches, el camino para un mejor futuro es la buena cultura.

Anónimo dijo...

La pseudociencia es la religión de parte no menor de la izquierda.

Hay retroceso inevitable de las religiones teístas en occidente, pero ha crecido el esoterismo, new age y demases.

Las nuevas religiones, como el ecologismo extremo, demuestran que el problema de fondo no es la doctrina divina en si.

Es la ausencia en la enseñanza formal del conocimiento y ejercicio del pensamiento crítico.

La ignorancia fomenta y multiplica los males.

Riskov dijo...

Efectivamente. Nuestra lucha es poliédrica, en varios frentes. No se termina en las doctrinas religiosas.

Walrus Beetle MacKenzie dijo...

El catolicismo incluye una buena dosis de alcahuetería con los jefecitos. Ademas, el juego de policía bueno-policía malo les ha rendido siempre buenos dividendos. Institución santa, integrantes pecadores y los adoctrinados repiten esa estupidez con entusiasmo. Ya Cristo intervendrá para purificar su Iglesia, Pater... oremos oremos. Otro ave maría por la Iglesia.

Walrus Beetle MacKenzie dijo...

Mientras dure el e$píritu $anto amén... 😉😉