Para ver el recuadro de los comentarios recientes, se debe entrar sin la "s" de "https". Ej: http://jackrational.blogspot.com/

2018-05-24

216.- Reflexiones sobre el deísmo


Autor: Riskov


¿Qué es el deísmo?

El deísmo es la postura filosófica que acepta la existencia de uno o más dioses, que intervino/intervinieron en el mundo para crearlo y es/son su primera causa. Sin embargo, al contrario del teísmo, niega la intervención divina en el mundo y, en consecuencia, rechaza la revelación. Este concepto es el llamado dios de los filósofos, en contraposición al dios de las religiones reveladas.

En un concepto amplio el deísmo incluye a corrientes como el panteísmo, el inmanentismo y es fuente de inspiración para las creencias particulares "New Age".

El deísmo puede considerarse una creencia en un dios creador que podría habernos dotado de un espíritu inmaterial que nos haría transcender a esta vida, una vez que se elimina mucho de lo mítico que tienen las religiones tradicionales. Estas, al basarse en doctrinas concretas y libros sagrados, pueden analizarse a través de ellos y comprobarse los elementos que contienen y no son racionales. El deísmo es menos comprobable y, por tanto, menos refutable.

De hecho, los deístas más famosos son aquellos que, como Thomas Paine, cuestionaron la religiosidad tradicional pero mantuvieron los argumentos fundamentales para defender la deidad creadora, por pertenecer a una época (antes del siglo XX) en la que aún no se había conseguido el conocimiento para prescindir del dios de los huecos y dar sentido a la naturaleza.

Es entre fines del siglo XVII y fines del XVIII que el movimiento deísta tiene su apogeo. Autores ingleses y franceses, como Thomas Hobbes, Jean Jacques Rousseau y Voltaire y, posteriormente, Robespierre, John Adams, Benjamin Franklin, Thomas Jefferson, George Washington y el mencionado y prominente deísta Thomas Paine.


¿Cuáles son los argumentos a favor de este concepto?

No cuenta con una fe concreta, ya que no es una doctrina revelada.

¿Y qué pruebas se pueden presentar de una deidad "escondida"? Aquí es donde aparecen los primeros problemas, debido a que las justificaciones vienen frecuentemente del tipo: "yo he llegado a una comprensión del Universo a través de mi observación interior", o "he conectado con el todo", o "por medio de la mecánica cuántica se comprueba…" u otros por el estilo.

Realmente, el deísmo se basa fundamentalmente en "el dios de los huecos". Una vez rechazadas las doctrinas teístas por su carga irracional, con su deidad perfecta y omnibenevolente pero que crea un mundo cargado de mal, con un dios controlador, con revelaciones en multitud de libros sagrados claramente primitivos e imperfectos, etc, ¿qué le queda al deísmo? Queda un creador "desconectado".

¿Y como se defiende dicho creador "desconectado"? Pues, principalmente, por las incógnitas que nos deja nuestro conocimiento del Universo. Dios vendría a ser la respuesta, extremo en el que coinciden deísmo y teísmo.


¿Dónde está ahora el deísmo?

Pues ha evolucionado hacia una práctica individual más aplicada y menos filosófica que antaño.

Aquí entran las creencias "New Age" y similares, que están de moda porque siguen varias pautas modernas:
  • Eliminan gran carga mítico-irracional de las religiones tradicionales.
  • Permite una religiosidad individual, "a la carta", sin tener que amoldarse a una doctrina ni una comunidad.
  • Mantiene buena parte de la herencia cultural religiosa, con elementos tan atractivos como la eternidad para nuestro espíritu, el propósito para los seres humanos (incluso el propósito universal para el propio sujeto), una presunta comprensión de algunos enigmas universales y un poder espiritual sobrenatural.
  • Todo ello sin intermediarios.


¿Qué se acerca más el deísmo?

Por un lado, un dios creador que posteriormente no interviene en su creación se aleja mucho del concepto teísta tradicional, en el cual hay un dios controlador, con unas normas de obligado cumplimiento, un control minucioso con premios y castigos, unos intermediarios, etc. Pero, por otro lado, también se encuentra alejado del ateísmo, debido a su carga espiritual.

El único concepto cercano en la práctica al ateísmo sería un deísmo sin espíritus ni fuerzas escondidas. Una Causa Primera que no interviene más.

Los deístas pueden creer opcionalmente en el alma inmaterial y su transcendencia. La experiencia nos indica que esta creencia es mayoritaria, quizá porque le ofrece el mayor atractivo tradicional del teísmo: la inmortalidad. En este sentido, se aleja de la racionalidad, de acuerdo al conocimiento actual, el cual no proporciona espacio para almas o sustancias inmateriales análogas.


¿Y qué es más racional, el deísmo o el teísmo?

El teísmo basa sus fundamentos en la confianza en el mensaje divino, la fe. Si este mensaje (y su consiguiente doctrina) es racional puede ser objeto de análisis. Si bien sabemos por cuestión estadística que la gran mayoría de los creyentes acepta la doctrina que le fue inculcada en la niñez; no han comparado y elegido otra. Aceptan de manera acrítica y, en su caso, la justifican posteriormente. Por ello, la racionalidad del teísmo es escasa.

El deísmo se sale de la doctrina pero mantiene los fundamentos básicos en cuanto a que Dios es la respuesta. No habiendo fuertes argumentos para defender esto, ya que se basa en la falacia del dios de los huecos, la racionalidad del deísmo también es escasa. Aunque puede esconderse en la ambigüedad, con lo que sus justificaciones son más razonables. La mayor carga de irracionalidad en este campo lo presentan aquellos que predican un conocimiento iluminado por medio de "mi observación interior", "la mecánica cuántica", o "la consciencia del átomo". El exponente más destacado y exitoso de esta irracionalidad sería Deepak Chopra.

En su apogeo, el deísmo fue seguido por una minoría selecta de personajes prominentes. Habida cuenta del conocimiento de aquella época, el dios creador no intervieniente, exento de doctrinas irracionales y libros sagrados míticos, era razonable. Sin embargo, no se puede decir lo mismo en la actualidad: el conocimiento de la naturaleza material y los, cada vez, menores huecos para esconder a dios conllevan que el deísmo no cuente con defensores intelectualmente prominentes. ¿Quizá Michio Kaku puede ser una excepción?


22 comentarios :

Kamu Syldeck dijo...

Hola:

Thomas Pain escribió: "Creo en un Dios y no más". También creía en la vida después de la muerte, un oximorón. O sea, no en el resto de cosas que enseñan las distintas vertientes del Cristianismo.

En el Deísmo, la obra de Dios es descubierta en el funcionamiento de la naturaleza. En la formulación de dicho comportamiento a través de expresiones matemáticas.

Con respecto al New Age, uno de sus adeptos dijo que "Dios ha muerto como creencia y ha renacido como experiencia", hay poesía, apelación emocional pero no desde luego racionalidad. Es como decir que Dios es energía, entonces puedo encontrar a Dios en un pedazo de carbón.

Dentro del Deísmo me llamó la atención el Pandeísmo, La idea de que Dios no crea el universo, sino más bien que Dios se convierte en el universo.

Leí que Kaku es panteísta como Einstein, un panteísmo racional, done Dios, el universo y las leyes son la misma cosa, nada de sobrenatural.

La naturaleza es causa de asombro y de ahí investigarla con el fin de aprender de ella, entenderla mejor. El sentimiento que invade el contemplarla, nada de superstición. Estímulo para vivir.

Saludos.

readhead dijo...

No lo sé. Soy un ateo racional.
Pero, recuerdas la explosión de la central nuclear de Chernobyl? el personal hacía las tareas de reparar el daño, estaba cinco minutos y moría.
Verás, estamos ante el Sol, desde un punto de vista físico, pasear por el campo bajo el sol es estar mirando directamente un enorme Chernobyl. ¿Algo hace de barrera entre la radiación del Sol y nosotros? Nada.
Curiosamente el núcleo de la Tierra es sólido y gira levemente en contra del manto líquido. Eso provoca un campo magnético. Y ese campo magnético desvía la mortal radiación del sol hacia los polos, donde a veces una tensión y distensión del campo se transforma en bonitas auroras. El campo magnético de la Tierra protege la vida.
Un deísta podría aprobar este argumento.

Riskov dijo...

Thomas Pain ensalzaba como principal argumento de la existencia de Dios la diversidad de vida. Pero este argumento tuvo respuesta científica medio siglo después.
Ahora, con un mayor conocimiento, ¿qué le queda al deísmo?


Bienvenido, readhead. Permíteme un par de aclaraciones.-

- Las reacciones nucleares del sol son diferentes a la de una central nuclear. Esta emplea la fisión de elementos pesados, mientras el sol realiza fusión del hidrógeno. Por tanto, no afectan igual.

- Hay muchos factores que permiten la vida en un planeta. Es una casualidad que coincidan en uno. Pero si esta casualidad la cifrásemos en uno de cada mil millones de planetas, solo en nuestra galaxia habría unos 800 planetas con esas condiciones. Y hay unas 200.000 millones de galaxias...

Kamu Syldeck dijo...

Lo que le queda al Deísmo, es el misterio del origen del universo.

Aceptando el Big Bang, ¿que pasó antes si es que hubo un antes?.

Se han formulado respuestas, las últimas de Hawking, pero no algo comprobable.

Supongo que también intentarán agarrarse al ajuste fino...

bernat dijo...

El misterio del Universo no se resuelve con una causa antes de la causa -Dios-. Eso, lo único que hace es trasladar el problema un escalón más atrás. ¿Y de dónde sale Dios?¿Quién causa a Dios?

Si se responde que Dios es la primera causa, hay que preguntar qué privilegios tiene Dios para no tener causa anterior, y por qué el Universo no puede tener esos mismos privilegios que Dios.

El principio de causalidad es paradójico por sí mismo y no permite -si se quiere mantener como principio lógico- que haya una excepción, tal como pretendía Tomás de Aquino.

bernat dijo...

Por otro lado, considero que hoy en día ya no se puede sostener el concepto “dios de los filósofos”. Quien pretenda ser un filósofo auténtico no puede permitirse creer en algo tan irracional como Dios, ni siquiera “dios” en minúscula.

Kamu Syldeck dijo...

El Deísmo no tiene la cantidad de absurdos que el Teísmo, pero al final no se justifica aceptar la idea de agentes intencionales como precursores del universo.

Pero se aferrarán a la posibilidad. Para desmontarlo plenamente hace falta el equivalente de la teoría de la evolución a nivel cósmico.

Señores deístas, quédense con su explicación, de todas maneras los fisicos teóricos y cosmólogos seguirán trabajando en ello.

Voltaire dijo...

Mis dos centavos.

Algunas observaciones (la primera muy tonta, pero vale):

No es Thomas Pain, sino Thomas Paine. Si dices Pain, está diciendo "dolor"

Einstein era ateo. Se definió Spinozista como una manera de evadir el tema del ateismo. Igual que Darwin quería evitar esa discusión que iba a contra pelo de las creencias dominantes en sus tiempos. Estaba agradecido de que los americanos le hubieran dado refugio cuando la mano peluda de los nazis intentaba atraparlo. Los americanos lo recibieron con honores y respeto, le dieron una cátedra en una de sus mejores universidades, casa, y un salario que montaba a varias veces lo que recibía en Alemania, y ni siquiera le exigieron que diera clases. Solo que pensara e inventara. Su agradecimiento lo obligaba a ser cortés con sus anfitriones pués no olvidemos que en los años 30's los gringos eran mas creyentes que hoy. Usó metaforas incluyendo a dios, que bien leídas excluian a ese señor todopoderoso. Por ejemplo "Dios no juega a los dados". Lo que quería decir con esto es que hasta dios estaba constreñido por la leyes de la física que no daba lugar a nada que no fuera determinista.

En varias cartas al final de su vida, Einstein dejó claro que era ateo. Su Spinozismo era también una metáfora porque el dios de Spinoza era la naturaleza (Deus sive natura). Para la inquisición española, Spinoza era ateo. Igual que para su comunidad judía en Amsterdam quien lo excomulgó.

Tal como señala Ryskov, el deísmo es difícil de rebatir por la vaguedad de su definición. En la jerga científica es infalsable en su versión mas destilada: Dios creó el universo y sus leyes y se fué de paseo, sin siquiera definir las características de este dios. Es lo mismo que decir que "algo" creo el universo y sus leyes. Cualquier ateo podría decir que no tiene problema con este enunciado, agregando que otra alternativa es que este universo no lo haya creado nadie. Esta es una de las razones por las que por lo general clasificamos a los deístas en el campo irreligioso.

Saludos

Kamu Syldeck dijo...

No la considero tonta, Voltaire.

El Panteísmo del que hablo, no es New Age, en el caso de Einstein y Kaku sino natural. Igual es incredulidad con el Dios del Teísmo y Deísmo. Lo digo por si acaso.

Eso de la naturaleza identificada con el dios de Spinoza que dices es correcto, Panteísmo: todo es dios. Siendo por definición del universo todo lo que existe.

Algunos deístas creen también en la vida después de nuestra existencia material, otra idea infalsable.

Pero las cosas infalsables se descartan con la razón. Hay muchas ideas infalsables que se pueden plantear, pero las populares son las que estimulan nuestra necesidad emocional.

Un deista famoso fue Martin Gadner.

En principio, se podría clasificar a los deístas clásicos como crédulos, porque si aceptan la existencia de lo sobrenatural.

Un saludo.

Voltaire dijo...

"En principio, se podría clasificar a los deístas clásicos como crédulos, porque si aceptan la existencia de lo sobrenatural."

Concuerdo, pero recuerda que no es lo mismo creyente que irreligioso. El irreligioso puede ser ateo, agnóstico o creyente. La condición que los define es la de no pertenecer a ninguna religión. Este grupo incluye una excepción, los budistas ateos que no creen en dios pero son dualistas.

Jack Astron dijo...

Hasta los primeros años de este siglo, al deísmo le quedaba el misterio del surgimiento del universo. Después de todo, ¿de dónde podía provenir la inmensa energía asociada a la materia del universo? Aparentemente sólo un ser sobrenatural omnipotente podía haberla creado, porque en los fenómenos naturales la energía no se crea ni se destruye.

Se había propuesto que la energía positiva de la masa podía cancelarse con la negativa de la gravedad, pero no se habían realizado observaciones consistentes con esa hipótesis hasta que los satélites WMAP y Planck entregaron mapas detallados del fondo cósmico de microondas.

Y si este universo surgió sin aporte de energía, sin violar la Primera Ley de la Termodinámica, entonces pudo ser consecuencia de un fenómeno natural. El dios del deísmo no es necesario.

Riskov dijo...

La incomprobabilidad del deísmo la utilizan algunos creyentes para defender la existencia de su dios teísta y su doctrina. Aquí hay una trampa con la que muchos nos hemos encontrado: se escudan en la ambigUedad del deísmo para colar el teísmo.

Pero deístas de verdad no hay muchos, ya que la herencia cultural es teísta y seguir una doctrina religiosa es más estimulante.

Kamu Syldeck dijo...

Lo que sucede es que los que niegan la evolución son normalmente fundamentalistas bíblicos. Son minoría, el resto de las personas ,irreligiosas o no, aunque sepan poco de esta teoría científica, no tienen problemas con ella. La evolución está más comprobada que la teoría atómica.

Pero no pasa lo mismo con la teoría del Big Bang, la hipótesis de la inflación cósmica y menos que con el origen del universo, tal como lo conocemos a partir de la ciencia.

Falta lo que Dawkins llama "la grúa" que de cuenta del mecanismo del inicio del cosmos para escapar del "gancho celestial".

Cuando se logre, si podemos, tendremos argumentos contundentes que presentar a los teístas. Vamos en camino.

Kamu Syldeck dijo...

Algunos creyentes con los que he hablado, me dicen que no intentan pasar de contrabando al dios deísta por el teísta.

Lo que sucede, según ellos, es que en el momento de la creación, como planteamientos, son indistinguibles. Pero el de ellos si es real porque...

Se "valen" de la historia, "autoridades" y falacias de razonamiento para desembocar en la fe, (ciega convicción), de que el dios teísta existe. Él mismo así lo requiere.

Porque si no, la vida no tendría sentido, (apelación emocional). La gente como nosotros no tiene esperanza. Todo acaba para siempre. Y eso es demasiado tiempo, :D

Uno de los muchos errores se basa en la comprensión cotidiana de nuestro mundo. Estamos acostumbrados a ver que todas las cosas tienen un comienzo, "por lo tanto" la existencia misma, el universo tambien tiene que tener un comienzo absoluto ajeno a éste, o sea sobrenatural, cuando no tiene por qué ser así.

Saludos.

P.S: Sólo por si acaso, cuídense de negar al Espíritu Santo :D

Jack Astron dijo...

Kamu:

De acuerdo, la Evolución Biológica cuenta con evidencia más sólida que el Big Bang, pero no debiéramos hacer esa comparación, sino la del BB vs. el creador sobrenatural.

Saludos.

Kamu Syldeck dijo...

La evolución no descarta a Dios. En el sentido de que los creyentes pueden argumentar que esta entidad dispuso así las cosas desde el momento de la creación. Se que no tiene sentido, pero pueden llegar a eso. Como los católicos.

Pero Dios tiene que ser el causante del inicio del cosmos, de su aparición. Ningún creyente cultural puede decir lo contrario.

La comparación que hice, fue sólo para decir que nos falta una suerte de "teoría de la evolución cósmica", donde como de lo simple, baja entropía, se puede pasar a lo diverso, alta entropía. Una explicación que pase posiblemente por varios universos antes y después del nuestro, paralelos también. Algo parecido a como ocurrió con la diversidad biológica en este planeta.

La diferencia, entre tu y yo, pasa que hablo de lo ideal, que no está, y tu de lo real. Me acuso de eso.

Te entiendo, hay una tremenda carga de prueba en la hipótesis de Dios, mientras que el Big Bang si cuenta con datos y no es una afirmación descabellada, por ejemplo:

La radiación de fondo de microondas

El corrimiento al rojo de la luz de las galaxias lejanas.

Hay una mayor proporción de hidrógeno que otros átomos en el cosmos. El más abundante.

Lo siento, lo puse por si alguien que lee esto no lo sabía.

Gracias por responder.

Un saludo.

Voltaire dijo...

"La evolución no descarta a Dios."

Cierto, pero descarta el postulado de que dios creó deliberadamente la especie humana que es central en todas las religiones con excepción del budismo ateo. Los católicos han tratado de evadir este "problemita" con su proposición de una creación teista con la vaporosa explicación de que en algún punto de la evolución dios introdujo el alma. Esta es la razón por la que en algunos paises no se enseña la evolución, y en otros se la obstruye o se intenta exponer las "dos teorías": la evolucion y el creacionismo.

Darwin le dió una puñalada mortal a la religión, porque si dios no creó al hombre....entonces estamos frente a la madre de todos los problemas y hay que rediseñar todo el edificio.

Riskov dijo...

Una parte de los creyentes intentan acomodar su doctrina con el conocimiento científico, con la esperanza de que sea mejor estrategia que mantenerse integrista al margen del conocimiento. Pero esta acomodación presenta un grave problema: la presunta deidad no nos hizo a su imagen y semejanza, tal como somos ahora, puesto que estamos evolucionando. Y seguiremos haciéndolo.

Además de que provenimos de la misma rama biológica que el resto de animales superiores e, incluso, de todos los virus y bacterias. Esto difumina el mensaje de que nos hizo protagonistas de la creación.

Y, como dice Voltaire, el dilema de en qué especie homínida fue insuflada la primera alma. ¿Homo erectus tenía alma? ¿La tenía Homo habilis, anteccesor? ¿Hay que retrotraerse a Australopitecus?
¿Y qué individuo tuvo la primera alma proveniente de padres que no la tenían?

No os preocupéis: estas cuestiones dejádselas a la teología.

Jack Astron dijo...

Concuerdo con Voltaire y con Riskov.

A mí me parece que la evolución es compatible con el deísmo, pero no con el cristianismo.

La evolución biológica ha sido redirigida infinidad de veces por procesos naturales, tales como cambios climáticos, erupciones volcánicas masivas, impactos de grandes asteroides, etc.

Al proyecto del dios del deísmo no le afectaban esos eventos porque nosotros no estabamos en sus planes, pero al del dios cristiano sí. Un ser omnipotente interesado en crear a los seres humanos habría usado un método mucho más confiable que sentarse a esperar un golpe de suerte, tal como el impacto del asteroide que extinguió a los dinosaurios y permitió el desarrollo de los mamíferos.

Una segunda evidencia que complica a los "teólogos sofisticados" (como los llama Dawkins, exagerando la cortesía) es el enorme sufrimiento de los animales sensibles que nos precedieron. Han existido animales equipados con cerebro y sistema nervioso durante más de 500 millones de años, muchos de los cuales sufrieron horriblemente al morir ahogados, quemados, aplastados o devorados vivos. Un ser omnipotente y bondadoso no habría usado la evolución biológica para crear a sus "amados hijos"; los habría creado en un instante, más o menos como dice el Génesis.

Tercera razón: la evolución biológica explica cómo surgimos en forma natural, sin la intervención de un dios. Por lo tanto, una persona intelectualmente honesta que se guía por la evidencia tenderá a descartar al dios cristiano. Sin embargo, este dios lo castigará por negarlo, a pesar de estar definido como "justo".

Así que, en mi opinión, un cristiano puede decir que acepta la evolución, pero no puede sostener tal afirmación. Al hacerlo demuestra que no ha pensado bien las cosas, o que es intelectualmente deshonesto.

Voltaire dijo...

"Así que, en mi opinión, un cristiano puede decir que acepta la evolución, pero no puede sostener tal afirmación. Al hacerlo demuestra que no ha pensado bien las cosas, o que es intelectualmente deshonesto."

Deshonestos son y algunos lo reconocen. Los justifican diciendo que para defender a dios todo es válido. En este caso son inmorales porque están admitiendo que el fin justifica los medios.

Para un cristiano de a pié, la evolución es muy complicada y lo es hasta para personas educadas pero no especializadas. Hasta su definición es complicada y poco tiene que ver con la que dan los diccionarios. Para mi es el cambio en el pool genetico de una generación a otra.

La gente en general se ha quedado en el slogan que dice que "descendemos de los monos" lo cual ha llevado a la popular pregunta de cómo es que descendemos de los monos y todavía hay monos? lo que llevó a algun chistoso a decir que "si los americanos en su mayoría descienden de los ingleses ?porqué todavia hay ingleses?"

La afirmación contiene dos errores: 1) no descendemos de los monos sino de un antecesor común a la superfamilia de los homínidos que incluye a cinco familias" (gibones, chimpancés, gorilas, orangutanes y humanos). 2) los homínidos modernos son diferentes de sus ascendientes (toda la familia ha evolucionado como lo señaló Ryskov).

Como toda clasificación tiene problemas, no es extraño que se modifiquen de vez en cuando.

Actualmente el término "mono" alude a miembros de varias familias integradas en dos superfamilias que constituyen el orden de los primates.

Dawking se rie de los taxonomistas porque estos se combaten entre si como moros y cristianos ya que clasificar siempre tiene problemas. Como era de esperar el avance en el conocimiento del genoma ha influido en estas calsificaciones, y seguirá influyendo.

Kamu Syldeck dijo...

Esa idea de que "el hombre viene del mono", es a causa de esa ilustración que apareció en el siglo pasado y que después fue popularizada: la marcha del progreso. Mucha gente se la tomó literal.

En la Biblia, no aparece la evolución. No hay interpretación que valga. Hay un primer hombre. En cambio en la realidad no hubo un primer hombre, sino que hubieron primeros hombres.

Concuerdo, no hay sustento en el dios teísta por la evolución pero no es incompatible con el deísta. Nuevamente, el deísmo es mucho más difícil de contrastar.

Hasta la misma idea de la vida después de la muerte, no se sabe, dice la mayoría. Pero lo mismo puedo decir del gato invisible e intangible que se refriega, en el momento en que Voltaire lea estas líneas, en su pierna izquierda. Tampoco se sabe.

Pero las ideas infalsables se niegan en la práctica, no hay problema con eso.

Porque un gato no comprobable es indistinguible de un gato que no existe. Son la misma cosa. Es quién realiza la afirmación positiva, si desea ser tomado en serio, el obligado a probarla.

La pregunta a plantear es: ¿por qué la gente se apega a la idea de la vida después de la muerte?. Esencialmente es condicionamiento, (poder mediante la manipulación) y necesidad emocional, si tu vida no tiene amor ni justicia, tendrás puesta tu esperanza en "la otra", en lugar de tratar de hacer algo por cambiar las cosas ahora.

Kamu Syldeck dijo...

Los cristianos que no aceptan la evolución, como los testigos de Jehová o los bautistas, insisten en que la ciencia se trata de la observación directa de los hechos.

Nadie ha visto el cambio de género, así lo dicen, por lo que aceptar esto es una creencia, que hay fe en la evolución. Hay peces que con el tiempo presentan variaciones adecuadas a distintos medios, pero siguen siendo peces.

O los pinzones que se han diversificado en las Galápagos, pero siguen siendo pájaros.

No hay cambio de género, hay adaptación. Nadie ha visto una transición de un pez a un anfibio argumentan.

Porque eso toma decenas de millones de años, y nadie vive tanto para eso.

El error está en que la ciencia también se vale de la evidencia indirecta.

Si tomamos, por ejemplo, cierta especie de ballenas, a veces se expresan "genes retrógrados", que normalmente no se ven en el fenotipo pero que en un especímen atípico puede observarse: patas traseras vestigiales.

La única forma de explicarlo es que el ancestro de las ballenas estuvo viviendo en tierra.

Después de todo, ¿por qué una criatura marina tendría pulmones y no agallas?, porque evolucionaron.

No se ustedes, pero pienso que el valor más importante es la honestidad. Puede que no me guste la evolución, puede que me haya acostumbrado a otra idea más agradable. Pero si no quiero vivir engañado ni engañar, no que me queda otra que aceptarla y darla a conocer cuando pueda.

Saludos.