2017-03-02

175.- Mutilación cristiana: el caso de los skoptsy


Autor: Pedro Bazarov

Los "skoptsy" fueron una secta secreta durante la Rusia zarista, conocidos por practicar la castración de los hombres y la mastectomía en las mujeres, a partir de sus enseñanzas contra la lujuria. Creían que la maldad del mundo estaba enraizada en el "lepost", vocablo que señala la belleza corporal y la sexualidad humana, un impedimento para comunicarse con Dios. La eliminación del "lepost" aseguraba que los pecados de la lujuria no se cometiesen, era el camino para la perfección y la liberación del alma.

Afirmaban que después de la expulsión del Jardín del Edén, Adán y Eva llevaron consigo las mitades del fruto prohibido en sus cuerpos, formando testículos y senos. El remover dichas partes restauraría el estado prístino del espíritu humano anterior al pecado original. Sostuvieron que con esto estarían cumpliendo con el consejo de Cristo para la perfección:

"Hay hombres que han nacido eunucos. Otros fueron mutilados por los hombres. Hay otros todavía, que se hicieron tales por el Reino de los Cielos. ¡El que pueda aceptar esto, que lo acepte!" (Mateo 19: 12)

"Si tu mano o tu pie te está haciendo caer, córtalo y tíralo lejos. Pues es mejor para ti entrar en la vida sin una mano o sin un pie que ser echado al fuego eterno con las dos manos y los dos pies. Y si tu ojo te está haciendo caer, arráncalo y tíralo lejos. Pues es mejor para ti entrar tuerto en la vida que ser arrojado con los dos ojos al fuego del infierno". (Mateo 18, 8-9)

Practicaron dos tipos de castración, la menor (castración parcial) y el "gran sello" (castración completa). Para los hombres, la castración menor consistía en remover los testículos, mientras que el "gran sello" consistía en cortar el pene. En este último caso, para poder orinar requerían de un cuerno de vaca. La mutilación en el caso de las mujeres consistía usualmente en remover ambos senos. Ambas prácticas se hacían con un cuchillo y sin ningún anestésico.

Entre los miembros de los skoptsy se cuentan campesinos, nobles, militares, oficiales navales, sirvientes, curas, comerciantes, etc. En 1874 la secta contaba con al menos 5444 miembros, incluyendo 1465 mujeres. De esta cifra, 703 hombres y 100 mujeres habían practicado la mutilación.

Los skoptsy era milenaristas; esperaban la segunda venida del Mesías, quien establecería el imperio de los santos, de los "puros". Siguiendo el Apocalipsis (14: 1, 4), creían que el Mesías no vendría sino hasta que su secta alcanzara los 144.000 miembros. Todos sus esfuerzos iban encaminados a alcanzar esta cifra.

Los skoptsy están incluidos -junto con otras sectas ascéticas- dentro del Cristianismo Espiritual, un tipo de pensamiento cristiano fuera de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Creían en la directa revelación de Dios al "hombre interior" o "espiritual" y en la interpretación individual de la Biblia, sin dirección de parte de jerarquías oficiales. El resto de las sectas tenía prácticas variables, como el ayuno prolongado, restricciones en la dieta, pobreza autoimpuesta, la flagelación con látigo, la endogamia, interminables danzas frenéticas, el rechazo a enviar a sus hijos a las escuelas, la destrucción de iconografía religiosa, etc.


Fuentes:

- Encyclopedia Britannica, 11th edition (1911)

- Engelstein, Laura (1999). Castration and the heavenly kingdom: a Russian folktale. Un capítulo de la obra de Engelstein puede ser consultado en: From Heresy to Harm: Self-Castrators in the Civic Discourse of Late Tsarist Russia.


17 comentarios :

Wm Gille Moire dijo...

¿Castraban a alguien contra su voluntad?

Wm Gille Moire dijo...

Como salió a relucir el tema de los penes y las hachas...

http://www.outono.net/elentir/2017/03/02/para-la-justicia-es-menosprecio-decir-que-los-ninos-tienen-pene-pero-no-asaltar-una-capilla/

Bernat dijo...

Luego se preguntan qué ha hecho de malo la religión.

Esas, y otras muchas, son los efectos de la alienación religiosa.

Sí, ya sé que no todos los creyentes harían eso, pero habría que concretar que si no hubiera habido religiones, no habría habido ni mutilaciones en Rusia, ni ablaciones en África, ni otras muchas barbaridades que se han hecho en nombre de la religión y de la irracionalidad.

Hoy mismo, en España, vemos cómo un autobús fletado por la organización ultracatólica "Hazte oír", ha sido inmovilizado por un juez por atentar contra la dignidad de quienes sienten que tienen un sexo diferente.

Que un obismo, el de Canarias, haya dicho que el día más triste de su vida era el del estrellamiento del avión de Spanair, en Madrid, que viajaba rumbo a las islas Canarias, pero cuando vio una sátira de la virgen en el carnaval, cambió ese día trágico por el de la visión de esa sátira pasando a ser éste y no el del avión el día más triste, eso no es normal. Que el fallecimiento de más de cien personas en una catástrofe aérea no sea de más peso que una sátira carnavalesca sobre la Virgen, eso sólo puede deberse a la alienación religiosa.

Y cuántas más cosas se podrían decir.

Atilio dijo...

No deja de ser cruel e irónico que estos tontos que creen en magia dualista crean que con cortar una parte del cuerpo se restaura una situación imaginaria y fantasiosa. Vaya con la consistencia de los pobres ilusos imbéciles.

Claramente aquí hay casos de sadismo y masoquismo extremo, sin contar las pobres víctimas que no caen en esas taras.
También hay una suerte de perversión estética al considerar que esos cuerpos mutilados representan el estado normal en el paraíso.

Las creencias religiosas dogmáticas son una deficiencia y perturbación mental.

Atilio dijo...

Es llamativo el "milenarimo", doctrina irremediablemente estúpida por la cual el cristo volverá y reinará durante 1.000 años en la tierra y se comportará, sospechosamente, como un rey de la antigüedad...

Pero hay que decir qwue es una postura marginal en las comunidades cristianas de toda denominación y condenada por la mayoría de las sectas.

Lo que llama la atención es que, a pesar de las condenas teológicas por cuestiones de interpretación, igual sucedan acontecimientos como estos.

A los ateos nos importa un bledo que fulanito o menganito interpreten tal texto sagrado así o asá.
Lo importante son los hechos y la confirmación constante de los abusos, inmoralidades, atrocidades, crueldades, injusticias y barbaridades que se cometen cotidianamente en el nombre de las creencias religiosas, de las cuales, estos son solo unos ejemplos (así como el dado pro Bernat).

Los crédulos religiosos, por toro lado, se dedican a comentar sobre doctrina y buscar excusas para explicar la conducta atroz de algún personaje religioso como ellos mismos.

La diferencia de conducta y estatura ética entre ateos y crédulos de cualquier tipo es obvia.

Wm Gille Moire dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Isabel lopez cano dijo...

Los crédulos son de ideologías...religiosas, políticas, y de cualquier cuerpo de conocimiento humano.
Las atrocidades las cometen las
Personas amparadas en las ideologías y a veces sin ellas

Riskov dijo...

Muy buen aporte, Pedro.

Voy a contar cuantos cristianos comentan este artículo denunciando las atrocidades que se pueden cometer con diversas interpretaciones de su libro sagrado...

Renzo dijo...

Excelente Pedro; la suma de barbaridades movidas por la ignoracia y la credulidad religiosa es espeluznante, si encima les añadimos las motivadas por su incesante búsqueda del poder sobre la sociedad, ya es para no dormir.

Anónimo dijo...

Han habido sectas de todo tipo en Rusia. seguramente esta es mas interesante: Los jlystý

Los jlystý o khlysty (en ruso Хлысты́), flagelantes o azotados; también llamados Gente de Dios. Grupo sectario separado de la Iglesia Ortodoxa Rusa, escisión de la Iglesia de los Viejos creyentes. Fundado por Daniil Filippovič, en 1631, en la provincia de Kostromá, Rusia.
Doctrina

Según su doctrina, Jesús se reencarna periódicamente en un ser humano; el intercambio físico con este elegido (en quien habita un dios o bien el fuego de dios), terminaría por abolir y transformar el pecado en virtud. Enseñaban que dentro de cada ser humano habita una pequeña chispa divina -la llama interna-, y el reconocimiento de esta esencia mágica dentro de cada hombre era suficiente para liberarse de cualquier tipo de restricciones, ya fueran sociales, sexuales o intelectuales.

En sus asambleas, se azotan con ramas o telas entorchadas; entran en comunicación con el Eterno durante sesiones de éxtasis y de trance colectivo, donde realizan bailes giratorios, se embriagan y practican una frenética actividad sexual, seguido de un arrepentimiento contrito y angustiado, de donde salen purificados.

Celebraban a antiguos dioses eslavos, como Yarilo y Rusalka, que eran la personificación de la pasión y el deseo, y al Domovói, el genio tutelar.

Esta doctrina tiene un gran parecido a la predicada por los Hermanos del libre espíritu.


salu2

c.o.

Anónimo dijo...

Esta última es más significativa, pues Rasputin pertenecia a ella, y entró en la casa real zarista de lleno. La influencia de esta secta en la zarina por medio de Rasputin, y el desenlace trágico que culmino con el asesinato del monje sectário es por todos conocida.

c.o.

Anónimo dijo...

Y resulta muy sorprendente que una secta rural rusa de 1631 propugnara los valores de libertad total y sin freno intelectual, social o sexual.

Son los precursores de la libertad de pensamiento? una secta religiosa rusa de "volados"? Vaya, quien lo iba a decir...

Son los precursores del sex, drugs and rock and roll? jajajajaj y de la LGTB? Parece que si, jajaja

c.o.

perro. dijo...

Extirpar el cerebro generalmente conlleva la eliminación de la lujuria y todo pensamiento pecaminoso. Deberían haber intentado eso...

Renzo dijo...

Perro, no les des ideas que estos cuando les coge la vena de convertir a todo quisqui no dejan títere con cabeza. Ya sabemos que lo prioritario para ellos es salvar el alma y no se detienen por algo tan poco valioso como la vida (en especial si es la ajena) si con ello te arreglan un pase a la vida eterna junto al barbudo y su cohorte celestial.

Jack Astron dijo...

Un argumento comúnmente usado para apuntalar el cristianismo es el del sacrificio de los primeros cristianos: seguramente presenciaron algo extraordinario, porque de otra forma, ¿cómo podrían haberse dejado torturar y matar por su fe?

El caso de los skoptsy presentado en la entrada es muy posterior a la supuesta resurrección de JC, e ilustra cómo siempre existirá una pequeña fracción de la especie que será capaz de dejarse mutilar, quemar viva o transformar en una bomba humana con tal de ingresar al paraíso, cualquiera sea la versión del mismo que imaginen.

No es necesario apelar a seres sobrenaturales que premian el sufrimiento humano para explicar el fenómeno. Es suficiente con una configuración atípica de los conectomas, parecido a lo que ocurre con los de los artistas y los de los asesinos seriales.

perro. dijo...

Tenés razón Renzo...

Atilio dijo...

Es cierto Renzo.

Y tampoco debemos olvidar la vieja culpa, la tortura permanente de creer que alguien los está mirando todo ekl tiempo, escucha sus pensamientos, conoce sus vergüenzas más grandes, contempla la debilidad de los deseos (naturales) y los condena.
Una tiranía celestial de tal magnitud en su obsesiva maldad que es increíble y solo explicable por el virus religioso y una tara mental.

Es por eso que hay tanto crédulo que hace su propia religión. Esos son los relativamente cuerdos pues seguir los mandatos de los textos sagrados es igual a la locura

Penitenziagite!!!