2015-01-30

118.- Doce ideas detestables que les debemos a las religiones


1.- El pueblo elegido: es una idea típicamente asociada con la Biblia Hebrea, y consiste en que Dios ha entregado a ciertas tribus una tierra prometida, aunque ya esté ocupada por otros pueblos. Pero muchas sectas avalan alguna variante de este concepto. El Nuevo Testamento identifica a los cristianos como los "elegidos de Dios", y en el Calvinismo unos pocos privilegiados han sido elegidos desde antes del principio de los tiempos. Los Testigos de Jehová creen que 144.000 almas obtendrán un lugar especial en la vida de ultratumba. En muchas culturas se creía que ciertos linajes privilegiados y poderosos descendían directamente de los dioses.

Las sectas religiosas son tribales y divisivas porque compiten haciendo afirmaciones excluyentes acerca de la verdad y prometiendo bendiciones o recompensas en el más allá que ninguna secta competidora puede ofrecer.

"Símbolos de pandillas", tales como cortes de pelo especiales, vestimentas, señales de manos y jerga diferencian a los seguidores de los forasteros, e insinúan que los miembros del grupo son superiores.


2.- Los herejes: los herejes, kafir, o infieles, son moralmente sospechosos, a menudo vistos como menos que humanos. En la Torá, los esclavos tomados de entre forasteros no merecen la misma protección que los esclavos hebreos. Los que no creen en un dios son corruptos, autores de actos abominables. "No hay nadie [entre ellos] que haga el bien", dice el salmista.

El Islam enseña el concepto de dimmitud y establece normas especiales para la subyugación de las minorías religiosas, donde los monoteístas son mejor tratados que los politeístas.

El cristianismo asocia el concepto de "no creyente" con el de "malvado". En última instancia, los herejes son una amenaza que debe ser neutralizada mediante la conversión, la conquista, el aislamiento, la dominación, o en el peor de los casos, el asesinato en masa.


3.- Guerra Santa: si la guerra puede ser santa, todo vale. La Iglesia Católica Romana medieval llevó a cabo una campaña de exterminio de veinte años contra los cristianos heréticos cátaros en el sur de Francia, prometiendo sus tierras y posesiones a los cristianos "verdaderos" que firmaran como cruzados. Los musulmanes suníes y chiíes se han matado entre sí durante siglos.

Las escrituras hebreas relatan batalla tras batalla en las que su dios de la guerra, Yahvé, les ayuda no sólo a derrotar, sino a exterminar a las culturas de pastoreo que ocupan su "tierra prometida". Tal como ocurre en la guerra santa actual del ISIS, tienen autorización divina para matar a los ancianos y a los niños, quemar los huertos y capturar mujeres vírgenes como esclavas sexuales, conservando el sentido de superioridad moral.


4.- Blasfemia: la blasfemia es la noción de que algunas ideas son inviolables, están fuera del alcance de la crítica, la sátira, el debate e incluso la duda. Por definición, la crítica de esas ideas es una barbaridad, y esa es precisamente la emoción que el delito de blasfemia evoca en los creyentes. La Biblia prescribe la muerte para los blasfemos; el Corán no lo hace, pero la muerte para los blasfemos se convirtió en parte de la Sharia en la época medieval.

La idea de que la blasfemia debe ser prevenida o vengada ha causado millones de muertes y un sinnúmero de otros horrores.

Raif Badawi, autor de un blog, espera ronda tras ronda de flagelación por "insultar al Islam" en Arabia Saudita (1000 azotes en tandas de 50), mientras su esposa e hijos piden ayuda a la comunidad internacional desde Canadá.


5.- Sufrimiento ensalzado: una premisa central del cristianismo es que la tortura, si es suficientemente intensa y prolongada, puede de alguna manera reparar el daño provocado por la conducta pecaminosa (Opus Dei). Millones de crucifijos ensucian el mundo como testamento a esa creencia.

Los musulmanes chiítas se azotan a sí mismos con látigos y cadenas durante la Ashura, una forma de sufrimiento santificado llamado Matam, que conmemora la muerte del mártir Hussein. La abnegación en la forma del ascetismo y el ayuno es parte de religiones orientales y occidentales, no sólo porque la privación induce estados alterados, sino también porque la gente cree que el sufrimiento los acerca a la divinidad.

Nuestros antepasados vivieron en un mundo en el que el dolor era inevitable, y la gente tenía muy poco poder para controlarlo. Una aspirina o una almohadilla caliente habrían sido un milagro para los escritores de la Biblia, el Corán, o la Bhágavad-guitá. Ante el sufrimiento incontrolable, el mejor consejo que la religión podía ofrecer era resignarse, o extraer algún sentido de él. Pero al convertir el sufrimiento en una virtud espiritual, la gente estaba más dispuesta a infringirlo no sólo en ellos y a sus enemigos, sino también a los indefensos, como los enfermos o moribundos (Madre Teresa) y los niños (Patriarcado Bíblico).


6.- La mutilación genital: desde que existe registro histórico los pueblos primitivos han utilizado modificaciones corporales para definir la pertenencia tribal. Pero la mutilación genital le permitió a nuestros antepasados varias "ventajas" adicionales.

La circuncisión infantil es un signo de pertenencia tribal entre los judíos, pero también sirve para poner a prueba el compromiso de los conversos adultos. En una historia de la Biblia, un cacique se compromete a convertir y someter a su clan al procedimiento como muestra de compromiso con un tratado de paz, y mientras los hombres yacen incapacitados, todo el pueblo es asesinado por los israelitas.

En el Islam, la circuncisión masculina dolorosa sirve como un rito de paso a la edad adulta, el ingreso a un club poderoso.

Por el contrario, en algunas culturas musulmanas, el corte y quema del clítoris y los labios vaginales femeninos establece ritualmente la sumisión de la mujer al reducir la excitación sexual. Se estima que 2 millones de niñas al año son sometidas al procedimiento, con consecuencias que incluyen hemorragias, infecciones, dolor al orinar y la muerte.


7.- El sacrificio de sangre: es la única idea de la lista que parece estar en sus etapas finales; sólo los hindúes siguen sacrificando animales en rituales.

Cuando nuestros ancestros degollaban seres humanos y animales, arrancaban sus corazones, o enviaban el humo de los sacrificios al cielo, muchos creían que estaban literalmente alimentando seres sobrenaturales. En la mayoría de las religiones la interpretación ha cambiado; los dioses no necesitan alimento tanto como necesitan signos de devoción y penitencia. El sacrificio de niños en la Biblia hebrea normalmente tiene esa función.

Es de esperar que el foco persistente del cristianismo en la expiación por medio de la sangre, la idea de Jesús como el cordero sin mancha, la propiciación final para el pecado del hombre, sea la última iteración de esta prolongada fascinación de la humanidad con el sacrificio de sangre.


8.- El infierno: ya sea que estemos hablando del cristianismo, el Islam o el budismo, un más allá plagado de demonios, monstruos y tortura eterna fue el peor sufrimiento que las mentes de la Edad del Hierro pudieron concebir y las mentes medievales pudieron elaborar. Inventado, tal vez, como un medio para satisfacer el deseo humano de justicia, el concepto del infierno degeneró rápidamente en una herramienta para coaccionar el comportamiento y las creencias.

Mientras que el budismo ve al infierno como una metáfora, un viaje hacia el mal dentro de uno mismo, muchos musulmanes y cristianos se apresuran a asegurar que se trata de un lugar real, lleno de fuego y de la angustia de los no creyentes.

Algunos cristianos han llegado a afirmar que los gritos de los condenados (provenientes del centro de la Tierra) pueden ser escuchados, o que la observación de su sufrimiento desde lejos será uno de los placeres del paraíso.


9.- El Karma: también ofrece un incentivo egoísta por el buen comportamiento (recibir el premio en otra vida), pero tiene enormes costos. El principal de ellos es el de la pasividad cultural ante la tragedia y el sufrimiento.

En segundo lugar, la idea del karma santifica la práctica común de culpar a la víctima. Si todo se paga, entonces el niño discapacitado, el enfermo de cáncer, los pobres intocables (incluso un conejo hambriento o un perro sarnoso) deben haber hecho algo malo para atraer esa desgracia.


10.- La vida eterna: para nuestros antepasados fatigados y sucios, la idea de paredes con gemas incrustadas, calles de oro, la fuente de la juventud, o una eternidad de coros angelicales (o el sexo con vírgenes) puede haber parecido felicidad pura. Pero no se necesita mucho análisis para darse cuenta de lo rápido que el paraíso se tornaría insoportable, una repetición sin fin de días aburridos, porque, ¿cómo podrían cambiar si eran perfectos?

La verdadera razón por la que la noción de la vida eterna es un invento tan malo, sin embargo, es porque disminuye y degrada la existencia en este plano terrenal. Con los ojos levantados al cielo no podemos ver la belleza escondida en este mundo. Los creyentes devotos concentran su energía espiritual preparándose para un mundo futuro, en vez de apreciar y disfrutar el mundo en el que viven.


11.- La propiedad masculina de la fertilidad femenina: las religiones tradicionales afirman (en diferentes formas y grados) que las mujeres fueron creadas para parir y sufrir durante el parto (por lo que era normal que murieran dando a luz), que los hombres tienen un derecho divino para dar a la mujer en matrimonio, capturarlas en una guerra, excluirlas del Cielo e incluso matarlas si el origen de su prole no puede ser confirmado.

De ahí la obsesión maníaca del catolicismo con la virginidad de María y las mujeres mártires. De ahí la obsesión maníaca del Islam por cubrir el cuerpo de la mujer. De ahí las aceras segregadas por género y las mujeres judías ortodoxas con pelucas sobre la cabeza rapada.

Definir a las mujeres como reproductoras resulta especialmente peligroso en un planeta sobrepoblado, pero aún así la Iglesia Católica se opone a la anticoncepción (porque "el sexo es sólo para concebir"), mientras que los líderes musulmanes prohíben la vasectomía en los varones en un intento por superar en número a sus enemigos.


12.- La bibliolatría: en las sociedades prealfabetizadas se transmitían las ideas sobre dioses y moral por medio de la tradición oral, y se usaban ídolos de piedra y madera para canalizar la devoción. Las nociones de lo que era bueno, lo que era real y de cómo vivir en una comunidad moral podían evolucionar a medida que la cultura y la tecnología cambiaba.

Pero el advenimiento de la palabra escrita cambió todo eso. A medida que nuestros antepasados de la Edad del Hierro registraban y compilaban sus ideas en los textos sagrados, su comprensión de los dioses y de la moral se estancó. Los textos sagrados del judaísmo, el cristianismo y el Islam prohíben la adoración de ídolos, pero con el tiempo los textos mismos se convirtieron en ídolos, y muchos creyentes modernos practican la adoración del libro, la "bibliolatría".

Irónicamente, la idea de que nuestros textos sagrados son perfectos traiciona la misión que nuestros antepasados emprendieron al escribir esos textos. Cada uno de quienes redactaron partes de la Biblia, del Corán o de la Gita, revisó su tradición y la plasmó de la mejor forma posible. Podemos honrar el trabajo de nuestros antepasados espirituales, o podemos honrar sus respuestas, pero no podemos hacer ambas cosas.

Los apologistas religiosos a menudo tratan de negar, minimizar o justificar los pecados de las Escrituras, y los males de la historia religiosa:
- "En realidad no era esclavitud".
- "Ese es sólo el Antiguo Testamento".
- "Él no quiso decirlo de esa manera".
- "Tienes que entender lo malvados que eran sus enemigos".
- "Esas personas que hicieron daño en el nombre de Dios no eran [cristianos / judíos / musulmanes] verdaderos".

Tales excusas pueden ofrecer consuelo, pero negar los problemas no los resuelve. Muy por el contrario. El cambio se produce con la introspección y el conocimiento, y la voluntad de reconocer nuestros defectos.

En un mundo armado con bombas caseras, ametralladoras, armas nucleares y drones, los defensores del statu quo de la religión son nocivos. Necesitamos una reforma real, tan radical como la del siglo 16 y mucho más amplia. Es sólo mediante el reconocimiento de la peores ideas de la religión que tenemos alguna esperanza de adoptar lo mejor de ella.

---

Traducción no literal, condensada e ilustrada del artículo "Religion’s Dirty Dozen—12 Really Bad Religious Ideas That Have Made the World Worse", publicado por Valerie Tarico.


18 comentarios :

Atilio dijo...

Una trágica colección de malas ideas que podría extenderse, lamentablemente, mucho más.

Para mi el asunto más profundo e importante en todo esto es terminar de comprender si las creencias religiosas e ideas aquí mencionadas son una adaptación evolutiva que fue útil en cierto momento o si son un efecto secundario de una adaptación evolutiva.
Sin ser un especialista en el tema me inclino por la segunda opción.
La razón es porque los sesgos cognitivos que se encuentran detrás de estas malas ideas son explicables como adaptaciones evolutivas mientras que las ideas de marras son claramente destructivas y causa de incontables tragedias individuales y colectivas.
Hay que reconocer, a pesar de lo dicho, que lo único que se me ocurre como positivo de todo esto es que puede haber contribuido al orden social en algún momento de la historia, algo que Pinker demostró es una de las causas de la disminución de la violencia en la historia. Pero, a diferencia de los estados organizados y el monopolio de la violencia dado a las fuerzas del orden, que son las verdaderas causas de la disminución de la violencia, las malas ideas religiosas crean violencia, tal vez, en la misma o mayor medida que las que eliminan.

Veamos algunos sesgos detrás de esas ideas.

El pueblo elegido:

Claramente se observa aquí el prejuicio social, el sesgo de sobre-atribución o de correspondencia, el efecto Forer colectivo y el efecto halo, solo para mencionar algunos.



Los herejes:

Detrás de la condena del hereje se esconde la falacia formal de pensamiento de grupo, la generalización apresurada, la de anfibología, la de ningún escocés verdadero y la de muestra sesgada. Esta es una lista parcial, por supuesto. La fealdad, la diferencia física y de pensamiento, la no pertenencia la mismo grupo, el ser zurdo o de baja estatura o estar afectado por verrugas, todos esos hechos mal interpretados son parte de la idea del hereje.
Los herejes han servido para reforzar la unidad del grupo.

Atilio dijo...

Guerra Santa:

Las guerras siempre han sido "santas" porque se lanzan tradicionalmente contra "los otros", aquellos que son uno mismo ni su grupo. No es sorprendente que las religiones organizadas se hayan puesto a crear doctrina para justificar tales acciones dado que las mismas reposan sobre sesgos que deben reforzarse so pena de disonancia cognitiva.



Blasfemia:

Este concepto está muy al día hoy con la masacre de Charlie Hebdo, por ejemplo. El tema de si se puede insultar las creencias religiosas o no es el tema de blasfemia re-empaquetado y los oscurantistas están atacando en todos los frentes presentándose como razonables cuando en realidad es un viejo tema que ya fue comprendido en la época de las luces por el gran Voltaire y otros.
Claramente hay pensamiento mágico aquí presente otorgándole al pensmaiento una entidad que no posee, reificación de la idea "sagrada", falacia del efecto de percepción ambiental y Cum hoc, ergo propter hoc, solo para mencionar algunas.

Para comprender algunas de la falacias mencionadas imaginemos un volcán, una tribu, algunos brujos, muchos crédulos y algunas vírgenes. el volcán escupe lava y los brujos deciden tirar una virgen dentro para apaciguar al dios enojado. Se tira la virgen pero el volcán persiste amenazando a la tribu. La disonancia cognitiva inmediatamente lleva a los brujos a anunciar que la virgen esa no era suficientemente virtuosa y así tiran a otra. El procedimiento se repite hasta que el volcán los mata a todos o se calma. en el primer caso se terminó el problema y en el segundo también, pero confirmando que el método de arrojar vírgenes da evidentes resultados positivos y eso es lo que hay que hacer.


Sufrimiento ensalzado:

Es muy similar al la anterior pero inversa en cuanto a su objetivo final. Aquí el sacrificio, dolor, humillación y castigo son el camino para lograr la salvación. Las vírgenes, en el ejemplo anterior, caminan solas y felices a sus muertes convencidas que ese es el camino dela salvación.
También hay mentalidad de ganado y pensamiento primitivo presente en el sufrimiento ensalzado y ello persiste hoy en día en órdenes religiosas, en la condición de las mujeres y de los homosexuales y en el silencio d ela mente de muchos individuos cuya mente ha sido parasitada por el virus religioso.

Aquí debo hacer una aclaración importante. estamos hablando de malas ideas religiosas y yo cito algunos sesgos que intervienen. ello no quiere decir que hasta el ateo más científico y racional esté excepto de tales sesgos que son universales.
Todos los sufrimos, solo que las religiones organizadas construyen dogmas y artículos de fe sobre los mismos y, si pudiesen hacerlo hoy en día como la historia prueba, aplicarían prácticas crueles a toda la sociedad. Ello se observa en lugares del mundo en los cuales la modernidad no ha llegado todavía.



Atilio dijo...

La mutilación genital:

La mutilación genital masculina habría comenzado con los Sumerios y Semitas, aunque la más antigua evidencia que se tiene es de una imagen egipcia data entre 2.300 y 2.400 antes de la era cristiana.
La razón parece haber sido doble. Para el pueblo era obligatoria de manera de disminuir la masturbación y que trabajen más. Para los poderos era por razones de ahorrar su valioso esperma (es muy común la creencia en Asia por la cual la producción de esperma de un hombre es fija al punto del nacimiento y cuanto menos se use por más tiempo se tendrá).
Los judíos la usaron para reconocerse y renovarse, siendo una representación del cambio de piel que hace una serpiente y así se renueva y un signo del pacto hecho con su dios.
La práctica sigue siendo muy extendida en el mundo judío y musulmán y los EEUU. Pero es casi inexistente en el resto del mundo y casi totalmente abandona en Europa.

Los sesgos en la narración precedente son claros: pensamiento mágico, agencia sobrenatural, pensamiento de grupo, etc.

La mutilación genital femenina parece no haberse movido un ápice de los comienzos de la masculina, es decir, denegación de placer sexual. En casi todos los mitos fundadores de religiones, las mujeres juegan un rol muy negativo. Siempre son causantes de los males del mundo y siempre hay alguna mujer que es virtuosa y así da el ejemplo a seguir. es claramente una trampa masculina para mantenerlas bajo control y ello parece ser una programación biológica como se observa en los harenes de otras especies de mamíferos.
Una vez más, las religiones vienen a dar explicaciones sesgadas sobre conductas animales condenadas por las constructos culturales modernos y civilizados. Pero los sesgos son tan fuertes que muchas mujeres adhieren a la práctica porque el dios (masculino) así lo desea y ellas solo existen para darle placer.



El sacrificio de sangre:

Aquí tenemos una situación similar que con la virgen sacrificada al volcán. Claramente es un non sequitur basado en ignorancia de causalidad y correlación (Cum hoc, ergo propter hoc) y una objetivación mágica de la sangre.
La sangre fue durante mucho tiempo un líquido mágico capas de limpiar ,ensuciar, y perdonar pecados y errores. Asociada fuertemente con otros conceptos mágicos como el elán vital, el alma y el espíritu, la sangre era incomprendida, considerada divina y asquerosa al mismo tiempo. La iglesia pontificó durante siglos que la menstruación era una enfermedad evidentemente resultado de la maldad intrínseca de las mujeres.
la superstición de la paloma de Skinner nos ilustra claramente cómo funciona el método de "ensayo y error" (trial and error) de los sacrificios sangrientos (ver también la virgen ene l volcán más arriba). Eventualmente, no importa cuanta sangre se derrame, la deidad dará señales de satisfacción y podremos volver a la normalidad. ¡Mejor aún! ¿Porqué no hacemos sacrificios de manera regular así todo va a ir bien!.
Ese es el "razonamiento" del sacrificio de sangre.
Como falacias, además de las nombradas en previas malas ideas relacionadas con esta, encontramos el fetichismo, es decir, la atribución de propiedades mágicas a objetos y la presencia de una agencia sobrenatural que produce actos mágicos.

Atilio dijo...

El infierno:

La idea de castigo eterno es una idea moral subdesarrollada o primitiva, en mi opinión. Pero, es posible, que haya nacido como consecuencia del escándalo moral que alguien sintió, seguramente, ante los abusos del poderoso.
Dado que el poderoso no podía ser tocado, solo le quedaba al débil y victima esperar, imaginar que haya algún tipo de justicia sobrenatural para que el maldito no se libre de las consecuencias de sus actos. Aquí la imaginación fantasiosa y sesgada del hombre primitivo extiende el mundo real a uno imaginario, hace viajes en el tiempo y crea magia en el mundo por vía sobrenatural.
Dado que el débil no podía hacer justicia por mano propia se crea una deidad que lo hace por él, una agencia sobrenatural.
Esta manipulación satisface el sesgo de simetría. Hoy todavía escuchamos todo el tiempo que la gente dice: "ya va a pagar por sus actos" o expresiones similares.

También tenemos el sesgo del efecto de sujeto expectante que consiste en un individuo que espera un resultado determinado y modifica su percepción de la realidad para que tal resultado suceda.



El Karma:

Es una variación sobre la idea anterior desplazando los superpoderes mágicos de la agencia divina por el cosmos, el Tao o alguna otra noción que quiere ser "objetiva" en lugar de personal.
Están presentes aquí los sesgos de responsabilidad externa, el sesgo de la obediencia a la autoridad, el efecto de sobre-justificación, de percepción ambiental, de ilusión de serie, la falacia del jugador o apostador, el sesgo de autoservicio (común entre los ricos y poderosos) y muchos más de acuerdo al caso particular.


Atilio dijo...

La vida eterna:

Es igual al anterior solo que en caso de éxito final (nirvana). claramente sobrenatural, es uno de los casos más comunes y persistentes. TODA la evidencia que una persona pueda recoger durante toda su vida indica lo contrario, igual la mayoría de la gente cree que no va a morir nunca, de alguna manera.
Hasta el simple acto de tirar una banana a la basura porque se puso negra indica que no hay vida eterna. Ello no impide que la acción de los sesgos cognitivos ayuden a fabricar entidades sobrenaturales, cielos y paraísos, almas, códigos de conducta, condenas y salvaciones.
Falsa identificación de patrones, atribuciones mágicas, agencias sobrenaturales, efectos de negación de precedentes, falacias de proyecciones mentales, etc. La lista es interminable.


La propiedad masculina de la fertilidad femenina:

Es un caso claro de falacia social seguramente creado en el comienzo por la simple superioridad física, en general, del hombre respecto de la mujer. Ello se observa en muchas otras especies, aunque no es un principio absoluto ya que hay casos opuestos pero minoritarios. en todo caso, es la superioridad física la que decide quién se come a quién o quién esclaviza a quién.
También observamos el sesgo del mundo justo. Este sesgo hace que, cualquier cosa que suceda, quién lo experimenta cree que el resultado es justo. Las mujeres no víctimas muy a menudo de éste sesgo, por ejemplo, en el tristemente clásico ejemplo de quién fue violada pero "no debería haber salido de casa", o "vestirse de tal manera", o "beber tanto", etc.

En el caso específico de la fertilidad, es una racionalización primitiva de las fantasías masculinas de relación directa con la deidad. dios le dio a Adán el derecho de nombrar los animales (dar nombre sigue siendo en muchas sociedades privilegio del padre y se ve en los apellidos todavía).
El hombre produce evidencia visible de su acción de inseminación por vía de la eyaculación ,mientras que las mujeres experimentan el proceso de manera interna, por lo tanto, desconocida para el hombre primitivo. El mismo espíritu santo fecundó a María de manera misteriosa, sin cuerpo ni esperma ni nada.
Todavía hoy en día se observan casos en los cuales las mujeres son usadas como máquinas reproductoras, inclusive extendiendo esa función a arma de guerra. La biblia menciona también la procreación como manera de conquista y hoy se sigue haciendo con mujeres convencidas de que hacen lo que dios manda.

Ya aquí no hace falta repetir los sesgos conocidos de agencia sobrenatural y otros. Tenemos aquí presente también el sesgo o prejuicio de debilidad y fortaleza, el sesgo de desviación o egocéntrico y otros.


La bibliolatría:

Es otro caso de fetichismo, atribución mágica, agencia sobrenatural (que dicta o escribe el texto), en el caso judío es el símbolo de unidad o sesgo tribal y produce efectos distorsionados como la exagerada apreciación (visto desde afuera) de cualquier constructo cultural del grupo propio, sea música, arte, poesía, historias, etc.
Se observa la herencia judía en el catolicismo, por ejemplo, cuando el cura levanta la biblia para que todos la adoren, aunque me han comentado que algunos países católicos la biblias son regularmente robadas de las iglesias para usar sus páginas en la construcción de cigarrillos de marihuana, clara evidencia de que en algunos casos los sesgos de marras no tiene el mismo objeto :)

Recomiendo a los lectores googlear los sesgos mencionados a medida que aparecen para una mejor comprensión del texto.

Saludos.

Atilio dijo...

Aquí una concisa explicación de los sesgos cognitivos que vale la pena ver:

https://www.youtube.com/watch?v=5AeVQFahj00

Jack Astron dijo...

¡Gran aporte, Atilio!

---

"Esas personas que hicieron daño en el nombre de Dios no eran [cristianos / judíos / musulmanes] verdaderos".

Típica excusa de los creyentes. En todo grupo humano siempre existe una mayoría de gente tranquila, pacífica, que evita hacer daño a sus semejantes.

Pero también existe una minoría de fanáticos con tendencia a la violencia física, y esa gente encuentra justificación para sus crímenes en los textos que muchos consideran sagrados.

La Biblia y el Corán contienen algunos pasajes hermosos y otros horribles. Los creyentes sensatos descartan los pasajes que los avergüenzan clasificándolos como "metáforas", o relatos "simbólicos", y se quedan con lo que les gusta, aunque en ese proceso nieguen el origen divino de los textos que veneran, cayendo en contradicción.

En la época en la que se escribieron esos textos no existían armas de destrucción masiva, así que el daño que provocaban los fundamentalistas con propensión a la violencia era limitado. La situación actual es mucho más compleja y preocupante.

Además, ya no tiene sentido seguir con las mismas discusiones. Ya no estamos en la época en la que la Tierra era el centro del universo. La Tierra es un planeta más de 8 que orbitan una estrella común y corriente, situada a media distancia del radio de una galaxia común y corriente que tiene unos 200 mil millones de estrellas más, en un universo que tiene –como mínimo- ¡100 mil millones de galaxias más!

Si existe un creador del universo, es evidente que no se iba a fijar en un pueblo primitivo de este planeta para entregarle una "tierra prometida" (como si fuera un corredor de propiedades celestial), pero no en el pueblo que vivía al lado.

Los creyentes alimentan su fe en un egocentrismo y un etnocentrismo característicos de los humanos: "dios me habla a ", "dios le entregó esta tierra a MIS antepasados", etc. Esa conducta tenía sentido en la época en la que la Tierra era el centro, pero no lo tiene en el inmenso y antiquísimo universo revelado por la ciencia.

En la medida en que la gente pacífica vaya abandonando creencias antiguas, tribales y falsas, los fanáticos violentos irán quedando cada vez más aislados.

Saludos.

Atilio dijo...

Disculpen los lectores mis errores cometidos por la velocidad con la que escribo y la falta de revisión. Hay numerosos: la falta de un "no" en la primera línea del comentario sobre la guerra santa; palabras no terminadas; "capas" en lugar de capaz; tipos de todo tipo :) y otros.

Tendría que tomarme tiempo antes de publicar pero yo también tengo otras cosas en la cabeza... :)

Perdón por esos errores y espero no impida la apreciación de lo que quiero decir.

Saludos.

Atilio dijo...

Gracias Jack! Y Disculpas nuevamente por los errores.

DANIEL'S BLOG dijo...

Les invito a ver este video, de William Lane Craig https://www.youtube.com/watch?v=_1IlVU8lMwI

esceptico dijo...

Hola amigos..

Es la primera vez que entro y me pareció muy acertada la apreciaciacion acerca de las ideas religiosas.
Soy absolutamente simplista y puedo decir lo siguiente..
TODAS LAS IDEAS RELIGIOSAS , DE TODAS ABSOLUTAMENTE TODAS LAS RELIGIONES (incluida el budismo comno doctrina hinduista)ESTAN ORIENTADAS A AMANSAR, DOMINAR Y PROPENDER AL STATUS QUO.
Es decir , el pobre contento con ser pobre y la clase dominante siempre en el mismo lugar .

Porque? PUES PORQUE LO DECIDIO ALA, DIOS O JEHOVA ,PORQUE EL KARMA NO SE DISCUTE , Y PORQUE ES "MORALMENTE SUPERIOR" SER POBRE , SUMISO Y DOMINADO.

El caso es que desmentir la religion ni siquiera se acerca a desmentir la existencia de DIOS.

Toda religion del mundo es nada mas que una organizacion de indole politico (y economico) , orientada a la dominacion del hombre por el hombre.

DIOS CREADOR O DIOS DISEÑADOR PERTENECE A OTRO AMBITO

gracias

Jack Astron dijo...

Hola esceptico, bienvenido al blog.

Anónimo dijo...

Dices que la religion es un mal que aqueja al mundo, como si la religion fuera un lastre. No soy muy religioso, pero me da gusto informarte que mas alla de tus idolos cientificos (algunos de ellos fervientes creyentes en dios y la religion) hay hombres y mujeres que hicieron grandes cosas gracias a la religión. Tu menosprecio a la vida religiosa es un menosprecio tambien a la vida espiritual. Eres un intelectual que se quiere creer muy intelectual, que en lugar de hacer lo que hace un intelectual, dudar en un tema donde el intelecto humano tiene tantas limitantes, solo hace lo que hacen los ignorantes, aseverar desde su propia perspectiva.

Te mencionare una de las obras donde la religion influyo, que han trascendido a traves del tiempo por su calidad: "La mejor critica de una obra la hace el tiempo." El requiem de Mozart, considerada por muchos criticos la mejor obra clasica de todos los tiempos, el grabado de las tres cruces de Rembrandt, La vida de escritor ruso, tildado como el hombre que mas se asemejo a Jesus, Leon Toltoi, Einstein: "La ciencia encuentra a dios detras de cada puerta que logra abrir". Pasteur: "Un poco de ciencia nos aleja de dios, mucha ciencia nos devuelve a él". Aristoteles y su solucion a la paradoja de la existencia con el concepto del motor inmovil. La ultima cena de Da Vinci, La obra de Santo Tomas de aquino y de Santa Teresa, Los ideales apegados a la religion de Gandhi en la India (inspirado por la vida de Tolstoi.), las obras de la Madre Teresa de Calcuta en la India, el cristianismo del activista celebre Martin Luther King, la anecdota de Nietzsche, y, por ultimo, una analogia entre dos frases: "El que se erige juez de la verdad y del conocimiento es anonadado por las carcajadas de los dioses."; Albert Einstein "Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados." ¿Que parecidas no? Parece que encajan exactamente, pero no puede ser, una pertenece a una de las mentes mas grandes de la historia y la otra a la denostada religion o al lastre al que te refieres. Cualquier religion tiene contenido, lo facil es ser prejuicioso.

Anónimo dijo...

Y me ha faltado hacer mencion de la capilla sixtina donde Miguel Angel dejo plasmado todo su genio. Si, definitivamente, la religion solo ha sido, es y sera solo un lastre, un mal social. (Notese el sarcasmo.)

Jack Astron dijo...

Anónimo, dices:

Dices que la religion es un mal que aqueja al mundo...

¿A quién te estás dirigiendo?

¿Podrías firmar con un seudónimo? Facilitaría la conversación en caso de que participen otros anónimos.

Jack Astron dijo...

En vista de que no hay respuesta, asumiré que el anónimo se dirigía a mí.

El comentario del anónimo es, en esencia, una gran falacia del hombre de paja, porque supone que el artículo pretendía comparar los aspectos positivos de la religión con los negativos, y habría fallado en presentar los primeros. Pero nunca fue ese el objetivo. Sólo se concentró en algunos aspectos negativos, y lo publiqué en respuesta a las típicas opiniones neutrales respecto de las creencias religiosas, de aquellas que piden respeto y tolerancia hacia esas creencias porque formarían parte de la "hermosa diversidad cultural" humana.

Ahora respondo algunos puntos específicos.

pero me da gusto informarte que mas alla de tus idolos cientificos.

Nombra a mis "ídolos científicos", y explica cómo sabes que son ídolos para mí.

algunos de ellos fervientes creyentes en dios y la religion

Los científicos destacados creyentes (como Newton) ignoraban el 99% del conocimiento científico actual, que contradice la existencia de dios (tal como lo entiende la mayoría de los creyentes). Los científicos destacados actuales son, en su gran mayoría, no creyentes. Un ejemplo:

http://freethoughtpedia.com/wiki/Scientists_and_atheism

hay hombres y mujeres que hicieron grandes cosas gracias a la religión.

La gente puede hacer grandes cosas por razones equivocadas.

en lugar de hacer lo que hace un intelectual, dudar en un tema donde el intelecto humano tiene tantas limitantes, solo hace lo que hacen los ignorantes, aseverar desde su propia perspectiva.

Tengo argumentos sólidos para descartar la existencia de dios. Ningún creyente los ha podido refutar en decenas de discusiones en diferentes foros. Ejemplo:

http://jackrational.blogspot.com/2014/10/108-un-vano-intento-por-empatar-la.html

Sobre el arte religioso: a mí también me gusta. La música inspirada en creencias religiosas puede ser muy hermosa, pero nada de eso implica que dios exista. Las películas de Star Wars son entretenidas, pero Darth Vader no existe.

Einstein: "La ciencia encuentra a dios detras de cada puerta que logra abrir".

El dios de Einstein era el del panteísmo o el del deísmo, no el del teísmo, como el de la mayoría de los creyentes. Lo cito: "Por supuesto que es mentira todo lo que ustedes han leído acerca de mis convicciones religiosas, una mentira que se repite sistemáticamente. No creo en un Dios personal y no lo he negado nunca, sino que lo he expresado muy claramente. Si hay algo en mí que pueda llamarse religioso es la ilimitada admiración por la estructura del mundo, hasta donde nuestra ciencia puede revelarla."

Pasteur: "Un poco de ciencia nos aleja de dios, mucha ciencia nos devuelve a él".

Vaya uno a saber si Pasteur seguiría pensando lo mismo si se hubiera enterado de todo lo que se descubrió después de su muerte.

Aristoteles y su solucion a la paradoja de la existencia con el concepto del motor inmovil.

Aristóteles se equivocó medio a medio porque no se dio cuenta de que el comportamiento natural de la materia es mantenerse en movimiento a una velocidad constante. El movimiento es perfectamente natural, y cuando los objetos se detienen es porque se está actuando sobre ellos por medio de la fricción.

"El que se erige juez de la verdad y del conocimiento es anonadado por las carcajadas de los dioses."

Esa frase supone que existen los dioses. Como todavía no has demostrado que existen, no tienes derecho a usarla.

Y me ha faltado hacer mencion de la capilla sixtina donde Miguel Angel.

¿Y qué prueba eso? Los efectos especiales de Jurassic Park son espectaculares, pero los dinosaurios no son reales.

Si, definitivamente, la religion solo ha sido, es y sera solo un lastre, un mal social. (Notese el sarcasmo.)

Lo dicho: falacia de muñeco de paja.

Berbas dijo...

jajaja excelente Jack. es casi que increíble como los argumentos de los creyentes pueden ser desvirtuados tan fácilmente y aun asi, ellos solo se arraigan mas a sus libros sagrados escritos por personas totalmente ignorantes de hace mas de 2000 años.... increíble..

Jack Astron dijo...

Cierto... :)