2014-10-01

105.- ¿Cuándo comienza la vida humana?


Breve charla de Sergio Pérez Acebrón acerca del inicio de la vida humana.



"Embriones, fetos y bebés" (9 min.)

6 comentarios :

Antiabortista dijo...

El último argumento es pésimo.

Si no tenés actividad cerebral te sacan los órganos porque es irreversible.

El coso ese que está por nacer no tiene actividad cerebral, pero la va a tener.

Bernat dijo...

A mí tampoco me gusta ese argumento ya que elude el fondo de la cuestión, y es que lo importante es saber por qué se defiende la vida de un embrión humano y no se defiende la vida de un animal irracional. Esa es la verdadera cuestión.

No importa tanto cuándo surge la vida en un embrión humano, sino por qué se considera dicha vida algo sagrado en contra de cualquier otra vida animal que no sea la humana.

La sacralidad de la vida es un concepto que se ha ido elaborando a lo largo de la historia siendo moldeada por las diferentes culturas, sobre todo por las religiosas.

Al final, resulta que tenemos un concepto completamente subjetivo y erróneo acerca de la vida. La sociedad occidental ha quedado atrapada en dicho concepto y resulta que muchas personas no pueden dejar atrás unos escrúpulos irracionales que les impiden ver la realidad ontológica de un embrión; una realidad completamente distinta a la del ser humano adulto, ya formado, con conciencia de sí mismo y, sobre todo, con voluntad de vivir como único fundamento del derecho a la vida.

Jack Astron dijo...

Concuerdo con Bernat en lo referente a la falsa sacralidad de la vida humana. La vida de un chimpancé adulto tiene mucho más valor que la de un embrión humano. El chimpancé tiene consciencia de su propia existencia, sentimientos, sentido de justicia y puede experimentar dolor. El embrión humano es una maquinita biológica inconsciente e incapaz de sufrir.

Dice Antiabortista

"Si no tenés actividad cerebral te sacan los órganos porque es irreversible… El coso ese que está por nacer no tiene actividad cerebral, pero la va a tener."

Me parecería una objeción válida si tuviéramos a un paciente terminal sin actividad cerebral en la cama de un hospital, y a un embrión humano sin actividad cerebral desarrollándose en una súper incubadora capaz de reemplazar a la mujer. (No existe una máquina con esa capacidad, pero la asumo para los efectos de la explicación).

En un caso como ése sería válida la diferencia entre el paciente y el embrión que plantea Antiabortista, porque sería la única diferencia entre los dos.

Pero en la realidad el asunto es más complejo. El embrión está anidado en el vientre de un ser humano totalmente formado, que tiene pleno derecho a disponer de su cuerpo. La mujer puede haber quedado embarazada a consecuencia de una violación, de una falla de las pastillas conceptivas o del preservativo, y no por eso debiera estar obligada a actuar como incubadora durante 9 meses, sufriendo incomodidades y corriendo el riesgo de morir durante el parto.

Después de todo el mundo civilizado (en el cual no se incluye el catolicismo del Vaticano) ya ha dejado atrás el pensamiento criminal de Martín Lutero, quién afirmó: "No importa si se fatigan o incluso mueren por parir hijos. Perezcan en aras de su fertilidad, para eso están aquí."

Saludos.

Bernat dijo...

"Concuerdo con Bernat en lo referente a la falsa sacralidad de la vida humana. La vida de un chimpancé adulto tiene mucho más valor que la de un embrión humano. El chimpancé tiene consciencia de su propia existencia, sentimientos, sentido de justicia y puede experimentar dolor. El embrión humano es una maquinita biológica inconsciente e incapaz de sufrir."

Has dado en uno de tantos "clavos" del tema del aborto. Precisamente, los antiabortistas defienden el valor de la vida humana en base a esas características que tú has nombrado: conciencia, sentimientos, sentido de la justicia, inteligencia, capacidad de sentir dolor o placer...y, sin embargo, el embrión humano carece de todo ello, entonces sale la potencialidad como argumento. Pero si de potencialidad hablamos, el óvulo y el espermatozoide por separado, también tienen la potencialidad de convertirse en un ser humano. Y no sólo eso, sino que ¿quién tiene la autoridad para decir que la potencialidad es un argumento en contra del aborto?

Anónimo dijo...

"Has dado en uno de tantos "clavos" del tema del aborto. Precisamente, los antiabortistas defienden el valor de la vida humana en base a esas características que tú has nombrado: conciencia, sentimientos, sentido de la justicia, inteligencia, capacidad de sentir dolor o placer...y, sin embargo, el embrión humano carece de todo ello, entonces sale la potencialidad como argumento. Pero si de potencialidad hablamos, el óvulo y el espermatozoide por separado, también tienen la potencialidad de convertirse en un ser humano. Y no sólo eso, sino que ¿quién tiene la autoridad para decir que la potencialidad es un argumento en contra del aborto? "

No solo por esas razones los antiabortistas están en contra del aborto, ellos van a decir que aún así el embrión humano es más valioso que el chimpancé adulto, porque éste carece de esa entelequia llamada "alma", según los cristianos los animales no tienen alma, son como una especie de robots biológicos que "simulan" los sentimientos o emociones, pero sólo son apariencias o algo así. Las religiones por lo general por esta razón siempre han despreciado a los animales, porque no están a la altura del reyecito de la creación, que es el hombre. El payaso de W. L. Craig me parece que en algún sitio defiende esta estupidez.

Por otra parte, si uno mata a un embrión con alma ¿ésta se va al cielo? (Al limbo no, porque la ICAR ya decretó que eso sí es una vacilada LOL). Si se van al cielo, ¿no se supone que ése es el objetivo de todo cristiano? ¿Merece el infierno el abortista por mandar "niños" inocentes al cielo? LOL

Los creyentes ven las cosas en binario, ellos depositan en el feto una cualidad de humano total con todo lo que implica, pues para ellos es inconcebible hablar de un proceso en el que haya "1/2 humano", o "3/4 humano", etc. creo que lo sacaron de Platón, lástima que para ellos la naturaleza actúa en este caso en forma de innumerables puntos intermedios.

Y si van a utilizar el argumento de la potencialidad, pues que me traten de una vez como multimillonario, con acceso a fiestas, yates, jets particulares, condominios, fama, mujerones, etc. Digo, si tengo un billete de lotería, claro que tengo la potencialidad de ser inmensamente rico.

Y por cierto tampoco los veo dirigiéndose a la morgue a que les hagan la autopsia, todos somos cadáveres en potencia y debemos ser tratados como tales ¿no? xD

Bernat dijo...

Buena ironía, Anónimo.

Está claro, que toda la retahíla de argumentos que puedan presentar los antiabortistas son un cúmulo de falacias irracionales que no pueden sustentarse en un mundo de razón. Por el contrario, sólo la "inmoralidad" religiosa puede sostener tanta estulticia en contra del aborto.