2014-04-25

92.- Sin Creer Creyendo, libro para ateos hispanos


Autor: Pablo Bran

Cual diseño inteligente o afinamiento cósmico, mi nuevo libro sobre ateísmo para Latinoamérica ha sido publicado precisamente durante Semana Santa en este 2014.

Acordamos con Jack el hacer una entrada de blog al respecto y se me ocurre que es una magnífica oportunidad para hablar del libro en términos de ciertos temas y cosas nuevas que he aprendido después de la edición de la obra. Es inevitable, un libro no puede contenerlo todo y cuán difícil es darle por terminado.

Pablo Bran
Pablo Bran
Sin Creer Creyendo empezó como una pequeña lista de ideas que quise poner en papel para explicar a mis padres y amigos de porqué había abandonado mis creencias cristianas. Sin embargo la lista se volvió cada vez más grande y noté que los creyentes y sus más notorios aliados, los teólogos, tenían incontables formas de atacar la posición agnóstica atea.

El siguiente descubrimiento, fue que la mejor literatura, y los mejores debates respecto al tema provienen principalmente de la cultura anglosajona y sólo los más exitosos, tales como El espejismo de Dios, han sido luego traducidos al castellano. Así que me pregunté si los ateos de habla hispana teníamos un libro que pudiésemos llamar “nuestro”.

En términos de contenido, el libro habla de la ‘estafa de la fe’, los principales argumentos religiosos, y una serie de anécdotas de mi vida que ilustran los distintos problemas que acarrea el practicar la religión, a nivel personal y social. Dado que soy latinoamericano, hago énfasis en el amargo cáliz que la cristiandad ha sido para nuestro continente. La mezcla de magia, fatalismo y superstición que fue infundida durante la conquista sigue presente y se hace sentir en temas como la plantación familiar, la muerte, y la forma en que las personas entablan absurdas negociaciones con Jesús o la virgen para obtener favores y milagros.

Un punto de énfasis el cual parece estar sumido en lo profundo de la siquis latina, y que quise sacar a relucir, fue el violento y tiránico origen de sus creencias cristianas. Me parece uno de los puntos originales de la obra ya que hoy en día a nadie pareciera importarle como toda la farsa empezó. Supe que iba en buen camino respecto a este análisis cuando concluí que “es difícil que alguien se preocupe por los problemas que causa el cristianismo hoy en día, cuando se hace la vista gorda a la terrible forma en que inició”, tan sólo para luego darme cuenta lo cerca que estuve de emular inconscientemente a Orwell cuando dijo que “Quien controla el pasado, controla el futuro”.

Sin Creer Creyendo, de Dios Cristo y Otros Mitos.
No es por compararme con uno de los grandes, ni mucho menos, pero pareciera ser que tal como en la evolución de las especies, en el mundo de las ideas existe cierta convergencia hacia soluciones que se adaptan mejor a la realidad.

El origen de la cristiandad latina, en comparación con la europea no podía quedar sin mencionar, la situación siendo la siguiente.

La difusión del cristianismo en Latinoamérica ofrece una clara e históricamente verificable crónica de cómo esta religión opera, cómo se arraiga, y principalmente cómo empieza. Cuánto darían los cristianos en Latinoamérica por gozar de una historieta tan antigua, obscura y cuestionable como la supuesta revelación recibida por el emperador Constantino, y que llevó al dominio del cristianismo en el viejo continente. Bajo esta narrativa, toda fábula fantasiosa, y toda justificación ilusa tiene cabida. Era el plan divino de dios.

Pero no. En la cristiandad Latinoamericana el telón está totalmente levantado y vemos a las claras, y de principio a fin, la vulgar y violenta forma que este supuesto dios eligió para presentarse a las gentes de las Indias Occidentales. Se subió de polizón en embarcaciones de guerra y les ofreció a los nativos la usual y amorosa opción: crean en mí, o sufran de forma terrible. Por la espada en esta vida y por fuego eterno en la siguiente.

Dejémosles a los teólogos inventarse una excusa rebuscada de porqué dios eligió un método tan mundano como la guerra para convertir a los indios, mientras que Constantino fue digno de una revelación directa.

Pasando a otro tema que se me escapó, mencioné la diferencia entre lo que existe a nivel material versus lo que existe a nivel conceptual, y de cómo los creyentes parecen tener serias dificultades en separar ambos. Descubrí más adelante, escuchando a Daniel Dennett el porqué de esta situación.

Dennett es un tanto controversial en su hipótesis, de cómo un primate como un gorila, o un chimpancé, es incapaz de imaginarse a sí mismo realizando acciones futuras, o interactuando con ciertos objetos. Dan propone que los animales son incapaces de imaginar estas cosas, porque al carecer de lenguaje, carecen del espacio virtual que los humanos creamos en nuestro cerebro, para realizar tareas cognitivas avanzadas de este tipo.

Ese concepto del ‘espacio virtual’ me pareció interesantísimo. Claro, contamos con una capacidad casi ilimitada de imaginar situaciones, conceptos y entidades. Al nivel virtual son reales, y de hecho afectan la forma en que actuamos. Podemos así decir que la idea, o el concepto de dios afecta de forma física a quien cree en ella. Hasta ahí todo muy bien.

El problema empieza cuando a dios se le quieren atribuir capacidades adicionales, tales como la de crear el universo, proveernos de vida eterna y realizar milagros en nuestras pequeñas vidas. La creencia en un dios teísta se resume a una incorrecta interpretación de los límites de las cosas que creamos y experimentamos en el espacio virtual de nuestra mente.

En fin, espero que esta pequeña discusión genere un tanto de interés y dé al lector algo en qué pensar. También espero que el libro aporte al movimiento ateo hispano, al cual en mi opinión le queda un gran trecho por recorrer. Somos aún un grupo pequeño y que opera al margen de una sociedad que no desea despertar de su amodorrada fantasía.

A eso agreguémosle que los cristianos latinos son bastante más resbalosos que los norteamericanos. Estos últimos parecen ser más fundamentalistas y ver el mundo en términos de blanco y negro. El latino por el contrario, es el eterno negociante de fe floja pero incuestionable, lo cual vuelve estas creencias más insidiosas e importantes de erradicar. Se mueven bajo la superficie y afectan importantes decisiones de la vida en sociedad.

El menosprecio por la ciencia, el empiricismo y la razón lógica deben ser combatidos a toda costa. Me uno humildemente a esta lucha y ¡nos deseo a todos muchos éxitos!

Pablo Bran


16 comentarios :

Jack Astron dijo...

En el siguiente enlace se puede leer el índice, el prefacio y el primer capítulo del libro:

http://www.amazon.com/SIN-CREER-CREYENDO-Spanish-Edition-ebook/dp/B00JPH4WV2#reader_B00JPH4WV2

"Un dios supuestamente omnipotente que no se revela a un pueblo, sino que en cambio necesita ser introducido violentamente por un ejército humano, debiese causarnos a todos, como mínimo, una fuerte sospecha."

Me parece una muy buena frase.

Saludos.

Voltaire dijo...

"El latino por el contrario, es el eterno negociante de fe floja pero incuestionable, lo cual vuelve estas creencias más insidiosas e importantes de erradicar. Se mueven bajo la superficie y afectan importantes decisiones de la vida en sociedad."

¿Podría usted, Sr. Bran, aclarar el párrafo citado?

La aclaración la pido porque a mi entender latinoamérica es muy diversa y creo, pero no estoy muy seguro, que esa diversidad incluye el status de la religión.

Pablo Bran dijo...

Estimado Voltaire,

Gracias por tu comentario. Estamos de acuerdo. De hecho en mi libro lo primero que esclarezco es que hasta la fecha a muchos la idea de "Latinoamerica" les parece una crasa generalizacion, una que a mi sin embargo me gusta albergar.

El comentario es igualmente una generalizacion y quizas incluso mas crasa. Sin embargo algo hay de cierto en los estereotipos, y tanto en mis discusiones como lo que veo en los medios es que el latino se toma las cosas un poco mas con calma, y es mas reacio a la confrontacion.

Tampoco podemos negar que muchos latinos practicantes de un aguado catolicismo, no se comparan con latinos y anglosajones protestantes en su practica de la religion.

Menciono tambien que la "toxica mezcla de magia, supersticion y fatalismo" con la que Latinoamerica fue infundida en la conquista, todavia se hace sentir. Mi frase en el blog era para enfatizar la importancia de sacar estas actitudes a la superficie, en vez de permitir que se sigan moviendo debajo de la misma.

Espero esta aclaracion sea util, y gracias por tu comentario, que es muy valido.

Renzo dijo...

Mi enhorabuena por el libro. Toda difusión del ateísmo es importante, aunque difícilmente hará que cambie un fundamentalista, quizás sirva para hacer pensar a quien aún no está alienado por la religión.
Además, como decía Steven Weinberg en el título de uno de sus libros, hay que "plantar cara" a la ignorancia, al oscurantismo, a la superstición y a la manipulación de las vidas que producen las religiones.
El ateísmo temeroso y en la sombra ya ha pasado a la historia en la mayoría de países, es hora de un ateísmo militante, con argumentos y sin miedo a rebatir racionalmente las supercherías religiosas.

Saludos.

Atilio dijo...

A punto de salir de vacaciones, he bajado el libro a mi Kindle, por un precio realmente muy conveniente.

Lo leeré con gran atención ante el privilegio de poder hablar con el autor, a quién felicito así como a Jack por la entrada.

Ejemplo del mundo hiperconectado en el que vivimos:

Compré el libro en español estando en Londres, por dos libras y media que es un cuarto del precio de un paquete de cigarrillos, lo leeré en Tailandia mientras los amigos comentaristas y el autor están en varios países del mundo.

Cuánto nos hubiese llevado saber sobre la existencia de un libro hace solo unas décadas? Cuánto esperar para obtenerlo?
Y cuánto hubiera pagado por una edición en papel? :)

Saludos.

Jack Astron dijo...

En el sitio web del libro de Pablo Bran hay una sección con 10 preguntas para hacer reflexionar a creyentes y cristianos:

http://www.sincreercreyendo.com/10-preguntas.html

Saludos.

Atilio dijo...

He terminado el libro y debo felicitar a Pablo por haber logrado su cometido ampliamente.
Su libro es convincente, bien escrito, sin innecesaria agresión, con los pies en la tierra e inapelable.

Una colección muy completa de razones para rechazar las creencias, particularmente la cristiana, que desnuda la segunda profesión mas antigua de la humanidad (la sacerdotal), una que tiene un nivel moral mas bajo que la mas antigua y de ninguna manera otorga los mismos niveles de placer en ningún momento.

Los razonamientos son diáfanos y concretos. Es un himno contra la paparrucha ofuscante de los crédulos y me puso una sonrisa leer la asimilación de la fe a la credulidad.

Felicitaciones Pablo!

perro. dijo...

Pablo:
voy a comprar el libro en Amazon para el Kindle (como dice Atilio; que herramienta la "interné" y el e book)



gracias también Jack

Atilio dijo...

Me alegra informar que ya he publicado una entrada en mi cuenta de Facebook sobre el libro con el siguiente comentario:

"Una suave y elegante demolición de la fe que merece ser leída y difundida.
Este libro ayudará a muchos a vivir una vida más plena, libre y feliz :) "

Pablo Bran dijo...

Estimado Atilo,

Aprecio mucho tu lectura de mi libro, asi como los generosos comentarios. En especial la idea de ayudar a otros a vivir una vida mas plena, libre y feliz me conmueve, porque creo que nuestro metodo de perseguir ese resultado es honesto y dificil de rebatir.

Un caluroso saludo desde Amsterdam.

Pablo

Atilio dijo...

Un "mas caluroso" saludo desde una tropical y agobiantemente cálida Tailandia :)

Normalmente vivo en Londres pero estoy de vacaciones en una de mis patrias adoptivas.

Encontrarte es una buena excusa para volver a la bella Amsterdam :)

Saludos.

Renzo dijo...

Ya lo tengo!!!, comprado esta madrugada en Amazon y descargado en Kindle para iPad. Ahora a encontrar un hueco para leerlo.

Saludos.

c. oriental dijo...

Otro latino que recién descubre la sopa de ajo.

Cuando el mundo ateo esta caducando y la gente lanzándose a diversas espiritualidades, en latinoamerica descubren el manido ateismo. Lo que hay que ver, todo igual pero varias décadas despues que el mundo.... espabilando, que es gerundio!

Quo vadis hispanoamérica!

una abrazo a todos

Atilio dijo...

Saludos, viejo adversario Oriental!

"Cuando el mundo ateo esta caducando..."

De donde sacaste esto C. Oreintal?

Todo indica lo contrario y eso incluye cifras oficiales.

Es cierto que hay mucha gente que sale de las religiones tradicionales y comienza a creer en tonteras new age. Pero, al menos, no cometen crímenes en el nombre de sus dioses :)

Saludos.

TORK dijo...

Hola.

Estoy interesado en adquirir en libro, pero las ligas que remiten a su compra en Amazon ya no están disponibles. ¿Hay alguna otra forma de hacerse de él? Preferentemente en su versión digital.

Un saludo desde México.

Jack Astron dijo...

TORK, quizás puedas contactar al autor por medio de este enlace:

http://www.sincreercreyendo.com/contacto.html

Saludos.