2012-08-31

46.- Sobre mi casco de astronauta


Casco de astronauta Las religiones terrestres actuales más difundidas le asignan a un dios personal el rol de creador del universo, así que la naturaleza de ese supuesto creador es un tema de interés universal, es decir, uno que atañe no sólo a los seres humanos del planeta Tierra, sino a los de cualquier otra especie de seres conscientes e inteligentes que pueda existir en el universo.

Sólo hay dos posibilidades: somos los únicos, o existen otras especies inteligentes.

Si somos la única especie inteligente es difícil atribuirle a un ser superior la creación del universo con la intención de proporcionarnos un hábitat, ya que:
  1. El universo es cien mil veces más antiguo que la especie humana. En otras palabras, durante el 99.999% de su existencia el universo no incluyó seres humanos. Este hecho debiera ser sorprendente para un creyente, ya que si Dios hubiera deseado crearnos a su imagen y semejanza lo podría haber hecho en un instante.
  2. El universo contiene más estrellas que granos de arena en todas las playas de la Tierra, pero nosotros sólo necesitamos una. Nadie le compraría un rancho tejano a su hámster, y se supone que Dios es bastante más listo que nosotros.
Dios, como creador de un universo tan enorme y tan antiguo destinado a alojar a sólo una especie de seres inteligentes, no tiene sentido: cualquier artesano o ingeniero humano sería mucho más eficiente que él.

La explicación natural, en cambio, sí tiene sentido. Dada la existencia de trillones de estrellas, planetas y lunas deshabitadas, no es para nada sorprendente que un planeta rocoso haya quedado por azar orbitando a la distancia ideal de su estrella como para sostener agua en estado líquido, y que casualmente haya recibido un impacto con las características precisas para que se formara un satélite de gran tamaño capaz de estabilizar su eje de rotación y regularizar el clima, condiciones necesarias para permitir la lenta evolución de millones de especies de seres vivos. La probabilidad de ambos eventos en sólo un sistema solar es bajísima, pero en trillones de ellos no lo es.


Galaxias lejanas

Por lo tanto, que un eventual creador haya puesto en marcha este inmenso y antiquísimo universo pensando en nosotros es algo absurdo a la luz de la evidencia, y si no pensaba en nosotros cuando lo creó tampoco tiene sentido que se preocupe de nosotros, quedando descartado como dios personal.

Alternativamente, si el universo estuviera habitado por más de una especie de seres inteligentes (posiblemente por millones de ellas, dada la inmensa cantidad de estrellas que contiene) todas esas especies se enfrentarían al mismo misterio, al del origen del universo, y la solución correcta debiera ser la misma para todas, ya que sólo puede existir una.

No parece lógico entonces buscar la solución del misterio en las religiones de este planeta. Han existido miles de creencias religiosas diferentes en la historia reciente de la Tierra, y es por lo tanto razonable suponer que con otras especies de seres inteligentes haya ocurrido algo similar, pero no es lógico asumir que hayan sido las mismas creencias.

Mahoma y Jesús seguramente no existieron en el remoto planeta K15C que orbita la galaxia de Andrómeda. Tampoco deben existir en ese planeta copias de la Biblia, del Corán o del Bhagavad-guitá, ya que esos libros están estrechamente relacionados con la historia de la región terrícola donde fueron escritos. Si en Japón y en la India no leen mucho la Biblia, menos aún la leerán en K15C. El conflicto entre el dios trino de los cristianos y el dios único de los musulmanes se torna insignificante y pueril desde una perspectiva galáctica.


Galaxia de Andrómeda

¿Qué antecedentes podríamos tener en común con los habitantes inteligentes de K15C? Sólo los que extraemos de la observación desapasionada de la naturaleza, es decir, aquellos que nos proporciona el método científico, ya que las leyes físicas que rigen la evolución cósmica son las mismas en todo el universo. Así que la respuesta no debiera ser buscada en "libros sagrados" antiguos escritos por humanos que ignoraban la ciencia actual, sino extraída directamente de la evidencia que nos proporciona el método científico, el único método verdaderamente universal para aproximarse a la realidad.

Todos los eventuales seres inteligentes que se pregunten acerca de la existencia de un dios personal creador debieran llegar a conclusiones similares a las de muchos ateos terrestres, ya que:
  • Nuestros cuerpos están compuestos por átomos que se formaron en el interior de las primeras generaciones de estrellas, después de miles de millones de años de evolución cósmica. ¿Por qué un ser todopoderoso como Dios no creó esos átomos de inmediato?
  • La enorme mayoría de los planetas y lunas del universo no reúne las condiciones necesarias para alojar vida inteligente. ¿Para qué existen entonces?
  • Los escasos cuerpos celestes capaces de albergar vida inteligente están tan alejados unos de otros que la comunicación entre ellos resulta virtualmente imposible, dada la limitación impuesta por la velocidad de la luz. ¿Por qué razón un dios personal interesado en el bienestar de sus creaturas las habría aislado totalmente impidiéndoles compartir sus conocimientos?
  • La formación de los sistemas solares deja millones de residuos en la forma de asteroides y cometas que, si bien contribuyen a la evolución inicial de la vida, posteriormente se estrellan contra planetas y lunas durante miles de millones de años extinguiendo buena parte de la vida que pudiera haber surgido en ellos. ¿Por qué no eliminarlos?
  • La estrella que proporciona energía al sistema tiene un tiempo de vida limitado (nuestro Sol está ya en la mitad de la suya) y el destino final de los habitantes del sistema es la muerte por calcinamiento, cuando la estrella agota su provisión de hidrógeno y se convierte en una gigante roja. ¿Es esa la idea del creador, cocinar a fuego lento a sus amadas creaturas?
  • El universo evoluciona obedeciendo leyes cuyas predicciones se cumplen con precisión asombrosa, lo que es otra evidencia de la no intervención de agentes.

Las consideraciones anteriores surgen naturalmente cuando nos alejamos mentalmente de la Tierra y la observamos desde lejos, como si fuéramos astronautas. Basta posicionarnos en una órbita de baja altura para que pierdan sentido las posturas nacionalistas, racistas y religiosas que dividen a la humanidad.


Estación Espacial Internacional

De hecho, cuando observo desde mi nave espacial imaginaria a creyentes terrícolas defendiendo la validez de sus respectivas creencias religiosas, algunos de ellos vestidos con atuendos especiales que los diferencian del resto, o que los identifican como intermediarios del "creador del universo", me impactan como mentalmente miopes, parroquiales, provincianos. A veces quisiera tener el poder para mostrarles el mundo desde mi perspectiva, aunque fuera sólo por un minuto.


Punto Azul Pálido

Verán, desde el inmenso y casi eterno vacío del espacio interestelar, las historias de dioses personales inventadas por humanos recién aparecidos, chovinistas y xenófobos parecen cuentos infantiles.


17 comentarios :

Britelius dijo...

Hola amigo jack:

muy interesante tu entrada, sobre todo en la información científica que aporta, algo que no abunda mucho en blogs ateos....sin embargo, hay una solo un par de cosas que me gustaría aportar:

Mencionaste la inconsistencia del pensamiento religioso al asignarnos un universo demasiado amplio para nuestras necesidades, ademas de que estuvo activo mucho antes de nuestra llegada.....a lo que encuentro hay dos cosas que no mencionaste: una es que los creyentes mas literales de la biblia nos mencionan con una antigüedad de no mas de 10.000 años (si no me equivoco)....por lo que desde su punto de vista el universo no es mucho mas antiguo que la aparición del hombre...

lo otro es sobre la cantidad de estrellas que hay y nuestra necesidad de solo una: esto es efectivamente cierto, sin embargo solo en este segmento del espacio-tiempo....ya que en un futuro nos tendremos que mudar a otro sistema solar, cuando nuestro sol comience a morir...y así sucesivamente iremos habitando las distintas estrellas del universo que nos sean habitables en ese momento......

aunque si quisiera hacer una salvedad a tu argumento...y es que aunque e universo y la tierra hubieran sido creados en tan poco tiempo como sale en la biblia.....hay miles de millones de estrellas, planetas, galaxias, y otros fenomenos espaciales que jamas llegaremos a conocer....pues están tan lejos de nosotros que su luz todavía no nos llega...e incluso si nos llegara en algun momento, lo mas probable es que ya no existas.....


muchos saludos amigo jack desde Chile, espero hagamos fuerzas y luchemos juntos contra esta amenaza fantasma.....el santa claus de los adultos (en alusión a mi ultimo post sobre un debate de dawkins.....visitame y déjame tu impresión cuando puedas....

mariajesusparadela dijo...

Por un lado supongo que somos víctimas de la inseguridad.
Y de la necesidad de poesía.

Maravilloso post.

Jack Astron dijo...

Muchas gracias, María Jesús :)

Jack Astron dijo...

Hola Britelius

Interesantes los puntos que traes a colación, los cuales no mencioné para no alargar demasiado la entrada.

1) Efectivamente existen muchos cristianos (¡cerca de la mitad de los norteamericanos!) que creen en una "Tierra joven":

http://es.wikipedia.org/wiki/Creacionismo#Creaci.C3.B3n_de_la_Tierra_joven

A mí me parece que su posición es más coherente (consistente en sí misma) que la de los creyentes que aceptan los hallazgos de la ciencia moderna, pero los descarto de entrada porque sus creencias están conflicto flagrante con la evidencia geológica, fósil y astronómica.

2) Es cierto que si encontramos la forma de mudarnos a otro sistema solar (algo absolutamente imposible con la tecnología actual) podremos extender nuestra existencia, pero eventualmente la entropía ganará y el universo no podrá sostener vida. Esto da para conversar mucho, en realidad. Mirando el asunto en un plazo más breve y realista, creo que debiéramos estar abocados a "terraformar" Marte. Por un lado, ese planeta será habitable cuando la Tierra sea un infierno, pero mucho antes de eso, sufriremos decenas de impactos colosales, y mientras sigamos viviendo en sólo un planeta seremos muy vulnerables.

http://es.wikipedia.org/wiki/Extinci%C3%B3n_masiva#Causas

3) Entiendo que el universo es mucho más grande de lo que podemos ver, por la razón que expones, pero con lo que alcanzamos a ver es más que suficiente para sostener mi argumentación.

Ya me paso por tu blog.

Un abrazo.

S.Jarré dijo...

Excelente artículo Jack!
Lo del Azar, en la vastedad, ya nos lo dice todo sobre la ausencia.
Impecable!
Un abrazo

Jack Astron dijo...

Gracias, Sebastián :)

genetticca dijo...

Yo ando metida en esas reflexiones, desde hace ya tiempo. No dispongo de tan buena información, pero mis preguntas al respecto son exactamente las que tu expònes.
Yo he llegado a la conclusión de que dios es necesario y a las vez peligroso. Necesario para consuelo, para esperanza, para tener algo donde apoyarse cuando todo se derrumba. Peligroso por el uso y abuso que hacen los incredulos de la ingenuidad y fe de los creyentes. Aquellos que nada temen porque están convencidos de que nada hay después de ésto, son los que atemorizan a los déviles y promulgan reinos celestiales.
Creer en un ser todopoderoso no sería malo si esa creencia evitase todos lo males de este mundo, pero los incita,obliga y dictamina.


La miseria humana es tan desproporcionada que precisa de un orden moral y esopiritual, pero esa necesidad se convierte en una trampa .
Yo si creo en Jesús de Nazaret,como revolucionario que quiso cambiar la conciencia de la gente, por eso se lo cargaron y les vino bien para los planes siguientes. Tal vez Jesús-víctima sea el consuelo de las almas deseperadas, de ese modo ya consiguió algo con su muerte.
Es muy buena tu entrada, realmente solo hacxe falta un ápice de inteligencia para reflexionar sobre lo escrito.

Un abrazo

(Han vuelto a publicar en el bloc de Enrique)

Jack Astron dijo...

Gracias genetticca, concuerdo con tu análisis.

El artículo anterior en el blog de Enrique fue póstumo, y se explicó recurriendo a la capacidad de Blogger de programar publicaciones.

¿Significa entonces que este último también es de Enrique?

¿Y cuantos más vendrán después?

Si fuera creyente me imaginaría a Enrique publicando desde el más allá.

De todas formas me incomoda un poco.

Un abrazo.

genetticca dijo...

Si, yo me comunique con Rosa y coincidimos en que estaba programado, que Enrique lo dejó preparado, tal vez este también. Conociéndole no puedo evitar pensar que contiene mensaje,una demostración tal vez de que hoy en día con las imagenes ,los sonidos y las letras, existe una perpetuación, un recuerdo que permanece...esa es la intención, permanecer sin la materia.a traves de los actos y el arte.

Yo también recuerdo el vídeo.

Un abrazo

César Brito dijo...

eso de la entropía no me convence que aplica para el fin del universo....porque tengo entendido (aunque no seguro...pues entiendo poco de física) que ese principio funciona solo para sistemas aislados o cerrados, entonces primero habría que encerrar el universo.....cosa bastante dificil.....

lo que son las ironías de la vida.....yo teniendo "fe" de que el universo es eterno....jejejeje....

saludos amigo jack.....reien publiqué....a ver si te interesa....y nos ayudemos mutuamene a crecer nuestros blicks...

Jack Astron dijo...

Sistema cerrado no implica que tenga una envoltura o algo así, sino que no interactúa con nada que se encuentre fuera de él. Dado que el universo es todo lo que existe, no puede haber nada más allá.

En todo caso el asunto da para mucho, porque la energía oscura jugará un papel protagónico en el lejano futuro de nuestro universo, y todavía no tenemos idea de qué es.

Saludos, amigo César.

Martin dijo...

Tiene mucho sentido y me ha encantado esta entrada, es bueno saber que poco a poco y a medida que vamos entendiendo el universo nos vamos liberando de la idea del Tirano Universal, el Santa Claus de los Adultos -me ha encantado esta definición-

Confieso que he visitado tu blog varias veces, pero que recién me animo a comentar, por casualidad el día de hoy que he revivido a mi antiguo blog.

Y para el Amigo Britelius le digo que sí hay bastantes blogs ateos con contenido científico.

Saludos desde Ecuador

martincx.wordpress.com

Jack Astron dijo...

Hola Martin, bienvenido.

Marí dijo...

Felicitaciones, una entrada espectacular. También yo me he hecho varias de las preguntas que se postulan. llegando a la conclusión de que el dios de la biblia no existe, que es sólo un consuelo para los momentos difíciles que nos toca enfrentar en este hermoso pero despiadado mundo nuestro. No considero la fé en un dios bueno algo malo, lo que considero peligrosísimo es el fanatismo y la intolerancia con que la creencia mísma arrastra a mucha gente, y las hace actuar contra sus semejantes. Creo que algún día el mundo mayormente ( la gente quiero decir) se "convertirá" en masa al agnosticismo, pues ese algo místico y trascendental parece ser algo muy arraigado en los seres humanos. Será un mundo muy interesante. Quisiera uno vivir 10.000 años para ver los cambios a nuestro alrededor, la evolución en todo su esplendor...10.000 años para compartir, estudiar, aprender, preguntar, responder y buscar y seguir buscando...10.000 años más de aventura. Lástima que la vida sea tan corta, pero ni modo, es lo que tenemos! tratemos de vivir en paz unos con otros. Felicitaciones otra vez, me pasaré por aquí más seguido. Saludos

Jack Astron dijo...

Gracias por tu aporte, Marí.

George Miquilena dijo...

¿Y si Dios hiso una galaxia con tantas estrellas para que, si no hubieramos pecado nunca, nos expandieramos por todo el universo? el problema que le veo a esto es que: 1- Las estrellas están demasiado lejos una de otras, a escala humana. 2- Si no son mayoria las estrellas con paraísos como La Tierra, ¿que sentido tiene?

Jack Astron dijo...

Precisamente, la enorme mayoría de los planetas y lunas son inhabitables para nosotros, y están además demasiado lejos como para llegar a ellos con la tecnología previsible.

Evidentemente el universo no fue creado para nosotros, si es que fue creado. Más bien evolucionamos en este planeta, uno entre trillones, muchísimo tiempo después del inicio del universo, porque se dieron las condiciones para que así ocurriera.

Estamos viviendo un "veranito" en una "playa" relativamente hospitalaria, pero esas condiciones climáticas y pacíficas podrían durar sólo siglos, o milenios.

Eventualmente las condiciones empeorarán. Vendrá otra edad del hielo, caerá otro asteroide gigante, explotará una supernova cercana, y la radiación solar continuará aumentando hasta calcinar el planeta.

Así que, como dice Lawrence Krauss, disfrutemos de nuestros breves momentos bajo el Sol, porque eso es todo lo que tenemos, y lo que jamás tendremos.

http://www.youtube.com/watch?v=SB5cBl2np-I

Saludos