2010-10-03

22.- La apostasía y la honestidad intelectual


La apostasía es el abandono o el rechazo de la religión que antes se practicaba, y es considerada una acción repudiable por parte de las religiones organizadas. El apóstata puede ser objeto de críticas e insultos, sufrir la pérdida del trabajo, el alejamiento de familiares o amigos, y en algunos casos, puede pagar su osadía con la vida.

Jehová enfurecidoEl libro de la Biblia conocido como Deuteronomio exige la pena máxima para el apóstata:

si te incitare tu hermano, hijo de tu madre, o tu hijo, tu hija, tu mujer o tu amigo íntimo, diciendo en secreto: vamos y sirvamos a dioses ajenos, que ni tú ni tus padres conocisteis, de los dioses de los pueblos que están en vuestros alrededores, cerca de ti o lejos de ti, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo de ella, no consentirás con él, ni le prestarás oído; ni tu ojo le compadecerá, ni le tendrás misericordia, ni lo encubrirás, sino que lo matarás; tu mano se alzará primero sobre él para matarle, y después la mano de todo el pueblo; le apedrearás hasta que muera, por cuanto procuró apartarte de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre…

Afortunadamente, los devotos de Jehová no siempre obedecen las órdenes de su propio dios. Pero el caso del Islam es mucho más grave.

Ayaan Hirsi Ali Ayaan Hirsi Ali, una nativa de Somalia que logró escapar del Islam y llegó a ser diputada en Holanda, declara:

la visión islámica es un califato - una sociedad regida por la ley islámica - en la que las mujeres que tienen relaciones sexuales antes del matrimonio son apedreadas hasta la muerte, los homosexuales son golpeados, y los apóstatas como yo son asesinados.

Como consecuencia de las amenazas de muerte que sus declaraciones públicas han causado, Ayaan Hirsi Ali vive oculta y vigilada permanentemente por guardaespaldas.

Clérigo musulmánPara los occidentales no parece creíble que se pueda castigar el abandono de la religión con la pena de muerte. Pero en un debate organizado por la BBC acerca del rol de la religión en la educación, Richard Dawkins logra extraer la confesión directamente desde un clérigo musulmán, quien hace lo posible por escabullir la pregunta.

El primer intento [VIDEO] fracasa:
  • Dawkins: ¿cuál es el castigo por la apostasía? ¿qué le enseñan a los niños acerca de lo que les ocurrirá si abandonan la fe musulmana?
  • Clérigo: bueno, traigamos de vuelta el debate a Gran Bretaña…
  • Dawkins: ¿cuál es el castigo por la apostasía?

Richard Dawkins Más tarde, el segundo intento [VIDEO] tiene éxito:
  • Dawkins [a joven musulmana]: ¿cuál es el castigo por abandonar la fe musulmana?
  • Joven musulmana: para ser honesta no puedo confirmar ese punto…
  • Dawkins [al clérigo]: ¿cuál es el castigo por la apostasía?
  • Clérigo: si es un país islámico, la Sharia es muy clara: la apostasía [titubea] se castiga con la pena de muerte.
  • Dawkins: ¡gracias!

A confesión de partes, relevo de pruebas.

Muchas veces los apóstatas son vistos como personas desleales. En un foro con gran presencia evangélica, un apóstata recibió la siguiente crítica: … y de paso te coloca como perseguidor de lo que fue tu segundo hogar durante muchos años.

Pero, ¿hasta donde se puede exigir lealtad?

Supongamos el caso de un niño que crece en medio de una familia de narcotraficantes. Cuando adquiere la madurez para darse cuenta de la realidad en la que vive, ¿debiera rechazar a su familia y su modo de vida, o continuar –por lealtad- en el negocio del narcotráfico?

Niños orandoLas religiones se inculcan en la infancia, cuando los seres humanos aceptamos sin dudar las enseñanzas de los mayores. Estamos evolutivamente programados para hacerlo, ya que aumenta nuestras posibilidades de llegar a la adultez y de dejar descendencia.

Pero las religiones son creencias contradictorias y carentes de evidencia, asociadas a áreas geográficas y a épocas específicas. La religión que se inculca a un niño depende del lugar y del momento en el que nace.

Además, en nombre de las religiones se han cometido innumerables abusos y crímenes, y se siguen cometiendo hasta el día de hoy.

Así que si el estudio y la reflexión llevan a una persona adulta a la convicción de que la religión que le inculcaron en la infancia es una creencia equivocada o dañina, debiera –si es honesto- convertirse en un apóstata.

Por eso creo que la apostasía es una acción virtuosa. Es una señal de honestidad intelectual.

22 comentarios :

pau dijo...

El problema del Islam es la falta de una jerarquía y un dirigente, con el poder de interpretar su libro. Cualquier clérigo o iman puede, a través de sus enseñanzas, hacer ley de su superstición, porque seguro que en el corán algo se le parece
Los imanes iraníes solucionaron el problema del adulterio imponiendo que para acusar a una mujer de adulterio, se necesitan cuatro testigos oculares que no se conozcan entre sí, algo tan imposible que desde entonces ninguna mujer ha sido condenada -curiosamente, en época del Sha se lapidaron muchas mujeres-. Pero no han tenido los cojones de despenalizar el adulterio, su libraco lo impide; aunque también el asesinato y obliga al perdón, lo cual es un lío.
Es el problema de una sociedad enferma y cobarde, la religiosa.
Si nuestros gobiernos fueran confesionales, no existiría la píldora, el condón, etc. y el SIDA camparía como Pedro por su casa. Más criminalidad y subnormalidad imposible.

Enrique Arias Valencia dijo...

Hola, Jack. Me gusta tu estilo. Sabes rescatar lo brillante de Dawkins, a la breve. Y tu artículo en general, esmerado y con buenos razonamientos. No cejes, lo haces mejor que muchos filósofos, pues eres claro y distinto.

Atilio dijo...

Pau dijo:

"Si nuestros gobiernos fueran confesionales, no existiría la píldora, el condón, etc. y el SIDA camparía como Pedro por su casa".

Efectivamente. Según "Mr Condom", Mechai Viravaidya, el Thailandia los casos de SIDA disminuyeron de 90% luego de su campaña de generalización del uso del preservativo.
El Papa dice lo contrario. Que el uso del preservativo aumenta el SIDA.
Si no fuese criminal sería gracioso.

Concuerdo con el comentario de Arias sobre el diáfano estilo de Jack.

genetticca dijo...

La familia es la institución social más valiosa, el caldo de cultivo donde se eternizan las sociedades.En esos senos se forjan todos los futuros, por costumbres, leyes ,religiones, tradiciones etc..
Es difícil y se necesita una gran personalidad para desplazarse, por así decirlo, de todo lo inculcado a una visión personal y ser un “apostata”, para tu misma familia. Muchas veces es la propia familia la que se desentiende de uno que ya no piensa como el resto.
Pero en el caso de las religiones, la familia es muy numerosa, porque abarca a casi toda la sociedad, compuesta por millones de familias que a su vez apoyan éste tipo de creencias que mas que tradiciones sirven para que los líderes que gobiernas puedan cometer todo tipo de crímenes y abusos respaldados por el miedo.
Siempre pensé que el origen de todo era la incultura, la falta de información libre de creencias e inculcaciones. Pero he observado que entre los creyentes más acérrimos se encuentran también personas con un nivel cultural muy elevado, me refiero a la cultura académica.
Opte por separar la cultura adquirida por la cultura del pensar por sí mismo.
En la segunda la libertad de pensar es más efectiva si viene respaldada por la cultura del saber y del conocer.
Pero en definitiva, el analfabetismo, terreno muy útil para sembrar todo tipo de cosas, es a mi modo de ver un terreno ideal que hay que mantener y cosechar para extraer el fruto del poder y el dominio y perpetúalos por los siglos de los siglos. Amén.
.
El escrito en rojo es la definición de la mismísima hipocresía. El machismo una raíz del primitivismo que aun no ha sido extirpada.

Un abrazo Jack

Bayo dijo...

Hola:

Hace 10 meses concurrí a la catedral de Santiago y dejé mi carta de apostasía. Nunca he obtenido respuesta, pero yo tampoco he llamado para informarme lo que pasó. ¿Qué habrán hecho con esa carta? ¿Seré ya un apóstata? Por ahora, no sé esas respuestas, pero por otro lado me aflige mucho tener que contactarme con ellos.

Saludos.

Bayo

perro. dijo...

Gracias por este nuevo video!

A veces entretengo la idea de la apostasía. No me he decidido.

Jack Astron dijo...

Gracias a todos, especialmente a Enrique y a Atilio por el apoyo.

Espero que el artículo y los comentarios ayuden a personas que puedan sentirse avergonzadas, intimidadas o amenazadas a darse cuenta de que quienes actúan en forma incorrecta no son ellos, sino quienes intentan retenerlos en una práctica irracional.

Linux dijo...

Hola Jack

Precisamente yo quería hablar de este tema esta semana. De los pasos que hay que seguir en España.

Bayo, si ocurre eso que dices lo que tienes que hacer es denunciralo ante la Agencia de Protección de Datos.

Muy buen artículo: buena reflexión y buena conclusión.

Saludos

Cuartero dijo...

En España, en estos momentos, la última batalla sobre la apostasía la ganó la Iglesia. No está obligada a ejercitar ese derecho cuando alguien lo solicita, pues el Tribunal Supremo le dio la razón en una demanda por ello en Valencia, donde se niegan a tramitarlas. En otros lugares, si quieren, sí las tramitan y encima hay que agradecérselo. El TS argumentó que el libro de bautismos NO es un fichero de datos, no sé qué demonios entenderán entonces por datos. La sentencia está recurrida en el Constitucional, pero se tardarán algunos años en resolver.

De todas formas, el planteamiento del tema de la Iglesia me parece un error, y ya en sí es un triunfo, pues al negar que sean datos, niega la veracidad de su contenido, y como habrá, a ojo, más de un 95% de bautizados en España, si le admitieran validez podrían decir que hablan en nombre de ese porcentaje de población, y son muy pocos los que se dan de baja. Ahora, están obligados a decir ellos cuantos son, y católicos practicantes, según la última encuesta del CIS son menos del 20% de la población. Católicos no practicantes hay más, pero esos, en realidad, tienen poca o ninguna relación con la Iglesia, y de hecho, quienes deciden que parte de sus impuestos sirvan para financiar a esta organización son menos del 30%.

Así, a fin de cuentas el resultado de la campaña de apostasía española ha servido para dar a conocer que los católicos, no son tantos, y cada vez son menos.

Linux dijo...

Ostras! Tendré que investigar más sobre este asunto. Tenía entendido que si la Iglesia no quería, podías denunciarlo ante la Agencia de prtección de datos y al cabo de un mes tenías respuestas a tu favor. Pero si no se consideran datos...mal vamos.

Cuartero dijo...

Linux, efectivamente, PODÍAS hacerlo.

De hecho, sigues pudiendo hacerlo, y seguramente la Agencia te dará la razón pues sigue siendo su criterio, pero si el obispado recurre a los tribunales, le darán la razón a ellos.

Eso será así hasta que el Constitucional se pronuncie.

http://www.apostasia.es/es/news-item.php?news_ind=4

http://www.apostasia.es/es/faq.php

Piedra dijo...

"Por eso creo que la apostasía es una acción virtuosa. Es una señal de honestidad intelectual"

-Y muy necesaria.
Para declararnos honestamente creyentes de una fe concreta, deberíamos ser criados en un ambiente aséptico de religiones y tras conocer y estudiar varias, poder decidir si alguna nos convencía lo suficiente.
Por supuesto, de este modo los adeptos se contarían con los dedos de una mano.

Jack Astron dijo...

Piedra: amén.

---

Escribí el artículo pensando en una apostasía informal, es decir, en asumir una posición de rechazo a la iglesia entre los amigos, familiares y colegas, aunque ahora me doy cuenta que el significado más difundido es el de la apostasía oficial, como la que practicó Bayo en una demostración de consecuencia admirable, y aquella a la que se refieren Linux y Cuartero.

Supongo que la apostasía oficial podría ser perjudicial para el apóstata, obstaculizando un futuro casamiento religioso, llevando a la expulsión de los hijos desde ciertos colegios o dificultando su elección para algunos cargos públicos. Pero quizás no sea necesaria en Chile.

Chile es un estado laico (al menos en teoría). La IC no recibe dinero en función del número de bautizados, y hasta donde yo sé, no utiliza esos listados para cuantificar su base de fieles, sino que (en una sorprendente muestra de honestidad :) se apoya en las cifras que entregan los censos realizados cada 10 años, los cuales muestran un descenso en el número de católicos (de 77 a 70% en los dos últimos).

Si se considera que en Chile es "natural" ser católico, que muchas personas se declaran así por pereza mental y que el último censo fue realizado el 2002, antes de la explosión de los casos de abusos a menores (que ha llevado acá a la reubicación, a la destitución e incluso a la cárcel a algunos "representantes" del creador del universo), supongo que la cifra actual es bastante menor, y debiera surgir en el próximo censo.

Atilio dijo...

Lo que voy a decir en este comentario puede sorprender a los lectores que, en un blog u otro, me conocen y siguen hace un tiempo.
Pero, por supuesto, la explicación que espero de un mínimo de consistencia en mi posición estará también en el texto a seguir.

En realidad la apostasía formal es algo que no deberíamos hacer. Esto es porque apostatar formalmente condona nuestra pertenencia a la iglesia cuando es evidente para cualquiera, aún aquellos no particularmente inteligentes, que no todos los miembros formales de la iglesia lo son en verdad.
Por ello, en verdad, en verdad os digo que la apostasía se encuentra en vuestros corazones, parafraseando el pesado estilo semítico traducido en castellano.
Si uno quiere ser "militante" es aconsejable apostatar.
Pero no es en absoluto necesario desde el punto de vista privado.
Todo lo dicho arriba me parece muy bien y creo que todos o casi todos estarán de acuerdo.

El problema se encuentra cuando entramos en el plano social y político. Allí nos re descubrimos como agentes sociales y políticos en cuyo rol es muy fácil defender la postura por la cual apostatar como acto público es bueno desde el punto de vista de los intereses del grupo y también, los del individuo. Si uno está convencido de la primacía moral y epistemológica del ateísmo respecto de cualquier creencia religiosa, particularmente aquella por las cual uno se encuentra en cualquier tipo de registro que invita a apostatar, entonces la conclusión necesaria es apostatar.
(Los aprendices de brujos filosóficos estarán contentos de ver que uso argumentos filosóficos. Esto es, en realidad, porque es más corto usarlos que presentar los científicos).

Lo cierto es que apostatar NO PUEDE SER causa de angustia. Pues si lo es es mejor no hacerlo.

Atilio dijo...

Querría discutir conmigo mismo respecto del último punto.
Aquello por lo cual apostatar es SIEMPRE malo si causa angustia.

De ninguna manera el sentido de mi frase está allí para decir lo que se lee arriba.
Por supuesto que, como aquel psicoanalista barato dijo, todo aquello que libera de la angustia es bueno.
En realidad, hay muchos límites a tal propuesta.
En nuestro caso, apostatar debe ser, un acto público de desafío, oposición o indiferencia manifiesta, o, como mínimo, un acto de liberación y restricción del abuso (de usar el número propio a su favor cuando no es cierto como mínimo absoluto) disponible de parte de los miembros de la secta en cuestión. Ser miembro DEBE ser crítico a riesgo de ser víctima culposa (paren para analizar esta frase).

simbol dijo...

El gabinete Israelì ha aprobado enviar al parlamento una proposiciòn de legislaciòn que obliga a los ciudadanos que se naturalicen, a jurar "...por el Estado Judio y democràtico".

Es democràtico un Estado que obliga a sus nuevos ciudadanos a "elegir" una religiòn determinada?

Ciertamente el gabinete israelì podrà decir que nadie està obligado a prestar ese juramento y seguramente tiene razon. Pero el problema es que en mi opiniòn un estado no puede llamarse democràtico si me fuerza a "elegir" la religòn mayoritaria o la que ese Estado elija. La decisiòn del gabinete no fue unànime, lo que indica que en este punto no las tiene todas consigo. De la misma manera que Mexico fuè en su momento la "Dictadura Perfecta" como la llamara Vargas Llosa de reciente renombre, la Israeli es la "Teocracia Perfecta": es una teocracia bien disimulada.

Jack Astron dijo...

Concuerdo respecto de la contradicción entre declarar un estado democrático y al mismo tiempo judío ya que la segunda propiedad está asociada a la práctica de una creencia religiosa específica, lo que dificultaría el acceso al poder de quienes no la practican o de quienes siguen creencias contrapuestas, haciéndola incompatible con la primera.

Exigir a los nuevos ciudadanos lealtad a un estado judío me parece impropio, aunque sería necesario saber qué quieren decir precisamente con eso, ya que existen diversas facciones en el judaísmo.

Nuevamente la ciencia podría hacer un gran aporte a la unión de la raza humana, si se enseñase en forma intensiva y actualizada en los colegios, en lugar de adoctrinar a los jóvenes en religiones específicas.

El Genographic Project, un proyecto conjunto de National Geographic e IBM, ha estado tomando y analizando muestras de sangre a comunidades aisladas durante varios años, y a través de las mutaciones del ADN mitocondrial ha podido reconstruir la salida del homo sapiens desde África hace unos 60.000 años, y deducir la forma como pobló el planeta.

Ojalá todos tuviésemos en mente que somos una sola especie, que todos somos africanos. Quizás así nos trataríamos mejor los unos a los otros.

Enrique Arias Valencia dijo...

Excelente observación, Jack:

"todos somos africanos."

¡Y celebrémoslo con una Conga, ya sea bailada o bebida!

Jack Astron dijo...

Así es Enrique. Hace ya tiempo que me apena el rechazo tan difundido a las culturas, religiones y naciones diferentes o rivales. Me molesta la identificación de la gente con sus ancestros recientes, con sus países natales: 'soy judío' dicen algunos, 'soy musulmán', 'soy cristiano', mis padres eran arios puros, mis bisabuelos eran nativos de esta zona, no tengo sangre indígena, soy chileno y que mueran los peruanos y los bolivianos, etc.

Este planeta ya se hizo chico. Apenas cabemos en él. Si tratásemos de olvidar las ofensas mutuas, las guerras recientes, las creencias religiosas conflictivas y lo viésemos no desde la perspectiva histórica de los últimos miles de años, sino desde la que nos revela el análisis del ADN, que muestra que todos provenimos de un pequeño grupo de africanos que casi se extinguió hace menos de 100.000 años, quizás habría menos conflictos.

Toño Flórez dijo...

Yo he querido hacer apostasía oficial y de hecho, en Colombia la AAAB (Asociación de Ateos y Agnósticos de Bogotá) ha difundido varios modelos de Apostasía en aras de que los interesados los presenten ante las respectivas Diocesis o Arquidiócesis.

Sin embargo algo me llena de angustia al querer dar el paso definitivo y esta angustia me recuerda lo que dijo Atilio al respecto: Yo vivo en una pequeña ciudad del Suroccidente de Colombia, sede de una Diócesis a la cabeza de un Obispo, en esta ciudad residen la gran mayoría de mis parientes y no quiero imaginarme el escándalo y la trascendencia que podría tener este hecho al llegar a oidos de mis familiares.

Ellos saben que soy Ateo y a regañadientes lo han aceptado, pero de ahí a que haga apostasía por escrito, mediante un Derecho de Petición a la misma iglesia podría complicar mis relaciones con ellos.

Pienso que pueden contarse por millones, las personas que habiendo sido bautizadas como católicas, han apostatado de ese dogma, ya que hoy por hoy son evangélicos, pentecostales, judios, musulmanes, etcétera y para ello no han hecho trámite oficial.

A muchos les interesará hacer apostasía oficial, pero a mi en verdad, aunque quiero, me causa angustia.

Jack Astron dijo...

Hola Toño, me parece muy atinada tu decisión.

No sería justo que, después de haber sido inscritos en una cierta religión sin nuestra autorización, salgamos perjudicados al hacer abandono oficial de ella.

Saludos.

Atilio dijo...

Concuerdo con Jack, Toño.

La pertenencia oficial a una secta religiosa trae consigo algunas consecuencias, a saber. El aspecto económico, en tu caso eso es insignificante pues no creo que aportes a los cofres de la iglesia.
El aspecto político y jurídico. Es aquí cuando la iglesia hace valer su membresía pero hoy en día es tan fácil hacer oposición pública a la prohibición del aborto terapéutico, el matrimonio igualitario, etc. que tampoco es un problema.
Es más, los curas saben bien que su rebaño es mucho menor de lo que dicen.

En definitiva, no debemos darle tanta importancia a todo esto. hay que recordar que si fuese por ellos, las mujeres parirían con dolor...

Saludos.