2009-08-07

2.- Los cristianos creen en un dios imaginario


Siempre me ha llamado la atención la enorme cantidad de gente que todavía profesa una religión y que persiste en sus antiguas creencias, a pesar de que se contradicen con los conocimientos científicos actuales basados en la observación y en la evidencia.


Supongo que se debe a que las religiones se inculcan durante la niñez, lo que crea en las inocentes víctimas un lazo duradero de lealtad con las ideas que les graban en sus cerebros infantiles, haciéndoles repetir una y otra vez oraciones que no entienden.

Pero una vez que la persona madura y comienza a pensar en forma independiente, debiera cuestionar las enseñanzas que recibió en la infancia y rechazar aquellas que no tienen sentido. De otra forma, se frena el progreso de la humanidad.

A modo de ejemplo, voy a contrastar algunas de las creencias asociadas al cristianismo con los conocimientos y la evidencia de que disponemos actualmente.

(Los argumentos siguientes son similares a los del artículo "Podemos olvidarnos de la idea de Dios", pero están adaptados al Cristianismo).


Creencia 1: Dios creó el Universo para nosotros y envió a su Hijo a salvarnos.

El Universo contiene unos 100.000 millones de galaxias, cada una compuesta por unos 100.000 millones de estrellas. Es decir, el número aproximado de estrellas es ¡un 1 seguido de 22 ceros! ¿Para qué creó Dios tantas estrellas? Si el objetivo era el ser humano, ¡con 1 estrella (el Sol) habría bastado! El resto no nos sirve de nada. Y si la idea era iluminar el cielo nocturno, habría bastado con algunos centenares. A simple vista no podemos ver más. ¿Para qué crear 10.000 millones de millones de millones de estrellas?

El Sistema Solar contiene 8 planetas, alrededor de 150 lunas, miles de asteroides y millones de cometas. Los asteroides y los cometas impactan la Tierra de vez en cuando, provocando extinciones masivas. Las lunas no nos sirven para nada (excepto la nuestra) y el único planeta útil es Júpiter, porque a veces atrapa cometas peligrosos. Así que ¿para qué crear tanta basura si el único objetivo éramos nosotros, sus hijos predilectos?

Se sabe que el Universo tiene unos 13.700 millones de años de antigüedad, la Tierra unos 4.600 millones, y el ser humano moderno (homo sapiens), unos 100.000 años.

Así que Dios habría creado el Universo, esperado unos 9.000 millones de años, creado la Tierra, esperado unos 4.600 millones de años, creado el ser humano, esperado unos 100.000 años (5.000 generaciones de seres humanos) y luego, hace sólo 2.000 años (100 generaciones), se habría inquietado al observar a tantos pecadores, se habría rascado la cabeza, y no habría encontrado mejor solución que mandar a su hijo a hacer unos cuantos trucos de magia y a sermonear a una tribu de analfabetos en la zona de la actual Palestina, ignorando a otras civilizaciones más avanzadas de la época, tales como los egipcios y los chinos, que ya sabían leer y escribir (1), (2).

Parece bastante absurdo, ¿no es cierto? ¿Porqué perdió Dios tanto tiempo? ¿Porqué no ayudó a las 5.000 generaciones de humanos anteriores a Jesús? 

¿Porqué ignoró al resto del mundo hace 2000 años y sólo ayudó a los que vivían en la zona de la actual Palestina? Jesús podría haber hecho un tour por América del Norte y del Sur (bien pobladas hace 2000 años), Europa, África, Asia y Oceanía. Todos los habitantes de este planeta somos hijos de Dios, ¿o no?

(1) Este planteamiento se atribuye a Christopher Hitchens.
(2) Parece que Jesús también era analfabeto, porque no tenemos nada escrito por él.


Creencia 2: Dios creó al hombre y a los animales por separado, y al hombre le dio un alma eterna.

Se sabe que alrededor de un 99% de las especies que han existido, se han extinguido. Así que si Dios ha creado las distintas especies, parece que se dedica a experimentar, con una tasa de éxito bastante baja, lo que no habla muy bien de sus capacidades como creador.

Por otro lado, cuando se analizan las instrucciones del código genético humano, se encuentra que es idéntico en alrededor de un 98% al de los chimpancés. La similitud incluye un alto porcentaje de instrucciones inútiles, las cuales nunca se ejecutan.

Las instrucciones inútiles son como líneas comentadas en el código fuente de un programa computacional. Alguna vez se ejecutaban, pero posteriormente el programador se dio cuenta que era preferible anularlas, así que las comentó, pero no las eliminó, por si acaso le volvían a servir más adelante.

Cuando uno observa un código fuente con muchas instrucciones comentadas, naturalmente piensa que el programador era chambón (o que estaba muy apurado). Bueno, ¡el "código fuente" de nuestro ADN es así!

Así que Dios era un chambón a la hora de crear ADN. Y flojo además, porque hizo un copy-paste del código del chimpancé para crear el del ser humano (o al revés) y luego le hizo un 2% de cambios. Absurdo, ¿no?
En cambio, la explicación de que los hombres y los chimpancés evolucionamos en forma natural a partir de un antepasado común es mucho más lógica y simple. En el ADN de ese antepasado común habrían estado presentes las instrucciones inútiles, y todavía están en nosotros y en los chimpancés, simplemente porque no hacen daño.

Ahora, si evolucionamos en forma gradual desde un antepasado común con los chimpancés, no veo cómo nosotros podríamos tener alma, y los chimpancés no. El alma no aparece de a poco. No se puede tener un 5% de alma.

Otra posibilidad es que los chimpancés también tengan alma, pero entonces porqué no los gorilas, o los perros, o los ratones, o las arañas, o los ácaros, o las bacterias... (ridículo, ¿o no?).

Así que llegamos a que Dios no nos creó, y a que no tenemos alma.


Creencia 3: Dios escucha nuestras plegarias, y de vez en cuando hace milagros, sanando enfermos.

En realidad, las "curaciones milagrosas" siempre dejan lugar para la duda. La gente se cura en forma "milagrosa" de cáncer o de leucemia, pero como la ciencia médica no lo sabe todo acerca del cuerpo humano, siempre queda la posibilidad de que la curación se haya debido a algún mecanismo natural desconocido para la medicina actual. Si la ciencia médica no puede explicarlo ahora, no significa que sea sobrenatural; perfectamente podría explicarlo mañana.

¿Qué tipo de curación milagrosa sería irrefutable? Un amputado a quien le creciese de nuevo un brazo o una pierna. Pero este tipo de curación nunca ocurre.

Existen 3 posibilidades: 
1.- Dios no es capaz de curar amputaciones. No puede ser; Dios es todopoderoso. 
2.- Dios detesta a los amputados y no los cura. Absurdo.
3.- Las curaciones milagrosas no existen (y Dios tampoco). La más probable.


Creencia 4: Dios nos creó, es bondadoso, nos ama, y nos pide que tengamos fe en él. Los que crean en él se salvarán, y los que renieguen de él se perderán para toda la eternidad.

Si Dios nos creó, nuestro cerebro es un regalo qué él nos dio. Podemos analizar y entender el mundo que nos rodea gracias a la materia gris que Dios puso en nuestras cabezas.

Pero este dios, después de crear el Universo y a nosotros, ocultó toda evidencia de su propia existencia, y ahora demanda que tengamos fe en él. Es decir, quiere que creamos en él a pesar de que no existe evidencia de su existencia. Si un ser humano racional –usando el cerebro que él le dio- llega a la conclusión lógica de que él no existe, ¡lo condena al infierno por toda la eternidad!

Otra forma de plantearlo sería así: Dios nos da un cerebro capaz de razonar, prepara el infierno para recibir a los incrédulos, se oculta totalmente y envía al infierno a los que no creen en él.

Claramente, si dicho dios existe, es un dios traicionero y perverso.

Es decir, la hipótesis cristiana de la existencia de un dios bondadoso, que nos creó, que se preocupa de nosotros, y que nos pide que tengamos fe en él, es insostenible.

Pero la exigencia de fe es funcional a los representantes de este dios (sacerdotes, pastores, etc.).


Resumen
  • El Universo es demasiado grande como para haber sido creado para nosotros.
  • El Universo es demasiado antiguo como para haber sido creado para nosotros.
  • Jesucristo no pudo haber sido enviado por Dios a salvarnos, porque ignoró a miles de generaciones anteriores de seres humanos, además de los seres humanos que poblaban la mayor parte del planeta cuando vivió.
  • Evolucionamos junto a los animales a partir de antepasados comunes. Dios no tuvo nada que ver en nuestra "creación".
  • La evolución gradual de las especies torna inviable la hipótesis del alma, y por lo tanto de la vida eterna.
  • Las curaciones milagrosas no existen. Por lo tanto, Dios no responde plegarias.
  • La supuesta bondad de Dios no puede ser cierta, ya que nos exige que seamos esclavos mentales.
  • La exigencia de tener fe es muy conveniente para los "representantes" de Dios.  

Conclusión

El Dios de los cristianos es una invención del ser humano.

10 comentarios :

Gabriel dijo...

Excelente artículo. Uno de los primeros argumentos que me hicieron dudar del dios cristiano fue el del universo. Parece que este dios se remite a la Tierra, que está en nuestro cielo mirándonos, o como mucho a nuestro sistema solar. El universo es abrumadoramente grande ¿para qué crear algo así, si sus hijos, reyes de la creación, vamos a habitar en un pequeño planeta?
Cuando hablo con la gente, uso el mismo argumento del chimpancé para explicar por qué no tenemos alma.
La Iglesia dice que hubo un milagro, el de “el cojo de Calanda”, en el que la Virgen le hizo crecer una pierna a un hombre. Totalmente absurdo, pero lo creen.
Es muy interesante el razonamiento del infierno. Cómo dijo Woody Allen: “Dios no juega a los dados, juega a las escondidas”.

Jack Rational dijo...

Gracias Gabriel. Una vez tuve un debate con un tipo que insistía en el milagro del cojo de Calanda. Para él los testimonios de algunas personas que vivieron hace siglos pesaban más que la evidencia de que Dios no había vuelto a curar amputados. No pude convencerlo. El que necesita creer, se agarra de lo que sea :)

Guillermo Vergara dijo...

Entonces por que hay tantos creyentes?

Jack Rational dijo...

Guillermo: algunas razones que se me ocurren:

1) El cerebro humano (así como el de los chimpancés, delfines y otros mamíferos inteligentes) está evolutivamente adaptado para creer ciegamente durante la infancia en las enseñanzas de sus progenitores. Dicho mecanismo contribuye a la sobrevivencia de la cría, y por lo tanto, a su probabilidad de dejar descendencia. Las crías desobedientes, las que se acercan a las serpientes, a los cocodrilos o a los acantilados, tienen menor probabilidad de llegar a adultos. Después de decenas de miles de generaciones, el mecanismo ya es parte del cerebro. Las religiones se inculcan en los niños a temprana edad, ingresando fácilmente al cerebro y pasando a formar parte de él. Sacarlas de ahí en la edad adulta no es fácil, y se traspasan de generación en generación.

2) Las creencias en dioses están asociadas a la vida después de la muerte, y a todos nos gusta la idea de seguir viviendo eternamente. Las religiones organizadas venden la entrada al Cielo a cambio de dinero, donaciones, oraciones, obediencia a sus líderes, etc.

3) Los antecedentes científicos que colocan a las creencias en dioses personales al nivel de cuentos infantiles no han tenido tiempo de penetrar en la mayoría de la población mundial. Las religiones organizadas (catolicismo, islamismo) se han encargado de bloquearlos, operando colegios religiosos, donde se inculcan creencias religiosas en lugar de ciencia.

Esas son algunas razones, supongo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Para Guillermo:

A mi se me ocurren muchas razones más, te daré alguuna de peso

1º. Por que al que no creía lo quemaban?
2º. Por que la evangelización y las conversiones las hizo la iglesia a fuego y sangre?
3º. Por que después de más de 500 millones de asesinatos no quedaba otra opción que unirse o morir...?

Y podemos seguir y seguir...

Anónimo dijo...

muy interesante, me podrias escribir a mi correo? me gusta tu raciocinio y podria aprender buenos argumentos de ti..frozen.blood_1337@hotmail.com

ANFRES dijo...

UN HOMBRE QUE NO CREIA EN DIOS PERO RESPETABA TODO LO QUE SE DECIA DE EL, SE SALVO

DaNnNkKkO!!! dijo...

solo la razón nos libera de toda culpa. la razón no es un hermoso regalo de dios, es una herramienta que nosotros los seres humanos hemos construido, construimos y seguiremos construyendo. felicidades por tu blog, me agrada mucho.

Jack Astron dijo...

Gracias, DaNnNkKkO :)

ZukoMcOtella dijo...

Es indudable que la mayoría de las personas actualmente necesitan un dios, pero individualmente pienso que es porqué no se llega a saber como es que llegamos o como fue que evolucionamos, en estos años me he encontrado con variedad de libros que me han interesado mucho, por ejemplo CODEX de Santiago Concha, el sostiene firmemente que nosotros fuimos creados a partir de una inteligencia superior, pero para esto nos explica que vivió entre nosotros y se mezcló con la primer raza humanamente pensante que existió es decir los SUMERIOS, osease que dicho personaje tenía forma de Reptil y que incluso en la biblia éste texto es contradictorio y aún así aparece en la biblia, este y pues entre otros, como idea pues aporto a este articulo y estoy totalmente de acuerdo en que habría que ser muy egoísta para tan solo decir que el universo fue hecho solo para nosotros.